See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las alergias en ambientes interiores son comunes en el invierno

Para mantener los estornudos y la sibilancia a raya, siga los consejos de los expertos

MARTES, 29 de diciembre (HealthDay News/DrTango) -- Las temperaturas frías pueden ofrecer algo de alivio a las personas alérgicas al polen y al moho. Pero el invierno no implica el fin del escurrimiento nasal, el picor en los ojos ni la sibilancia para los que sufren de asma y alergias.

Pasar más tiempo bajo techo puede significar más problemas con los ácaros del polvo, la caspa de animales, el humo del cigarrillo, los gases emanados por el combustible, los aerosoles y compuestos químicos para el hogar, cualquiera de los cuales podría desencadenar los síntomas del asma.

Incluso el tan amado árbol de navidad puede albergar esporas de moho que pueden provocar una reacción alérgica, advirtió el Dr. David J. Resnick, director de alergia e inmunología del Hospital Infantil Morgan Stanley del Presbiteriano de Nueva York en esa misma ciudad.

"El moho crece en cualquier parte y necesita poca más que humedad y oxígeno para proliferar", señaló Resnick.

Resnick y el Dr. Stefan Worgall, jefe de neumología, alergia e inmunología del Centro Komansky para la Salud Infantil del Hospital Presbiteriano de Nueva York/Centro Médico Weill Cornell, ofrecen estos consejos para minimizar las probabilidades de una reacción alérgica o exacerbación del asma durante las fiestas.

  • El moho y los ácaros del polvo proliferan en la humedad, así que mantenga el nivel de humedad interior por debajo de 35 por ciento.
  • Encienda el extractor de aire cuando se duche o cocine para eliminar el exceso de humedad y reducir los olores.
  • Reemplace el filtro del calefactor cada dos o tres meses y utilice filtros de alta eficiencia, que pueden eliminar hasta 30 veces más alérgenos. Mantenga el ventilador del calefactor encendido.
  • Haga una limpieza profunda para reducir los ácaros del polvo, que se alimentan del polvo de la casa, una mezcla de hebras de cabello sueltas, escamas de la piel, partículas del suelo, fibras de ropa y polen. Limpie con frecuencia el suelo y los muebles con aspiradores que tengan un filtro HEPA. No guarde muchos libros viejos, peluches ni adornos, que también son objetos que acumulan polvo y por tanto ácaros.
  • Los ácaros se multiplican en las alfombras, así que si le es posible, opte por suelos de madera o de baldosa en las habitaciones. Considere el uso de fundas antialérgicas para colchones, colchones de muelles y almohadas. El agua caliente acaba con los ácaros, así que lave las colchas (cubrecamas) y la ropa de cama a una temperatura superior a los 130 grados.
  • La primera escarcha acaba con la mayor parte del moho exterior. No deje que los niños jueguen en las áreas preferidas por el moho, como áreas oscuras o de madera húmeda ni en los pilotes de hojas.
  • Si utiliza un humidificador, dele un mantenimiento apropiado. Manténgalo limpio y cambie el agua con frecuencia para evitar la proliferación de moho y bacterias. Rocíe los humidificadores centrales con un agente antimoho.
  • Si tiene alergias a perros y a gatos, evite ir a casas que tengan mascotas, o al menos reduzca el contacto al mínimo. Mantenga las mascotas fuera de la cama si es alérgico.
  • Quite el polvo de sus decoraciones navideñas, adornos y del árbol de navidad artificial. El año próximo, adquiera uno de verdad y límpielo antes de traerlo a casa, además preste atención especial al tronco.

Más información

La Asthma and Allergy Foundation of America tiene más información sobre las reacciones alérgicas.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTE: New York-Presbyterian Hospital/Weill Cornell Medical Center, December 29, 2009
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined