See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los bebés nacidos en los meses con altos niveles de polen están en riesgo de respiración sibilante

Los hallazgos podrían clarificar por qué los niños del otoño y del invierno tienen más probabilidades de desarrollar asma

JUEVES, 26 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Según investigadores estadounidenses, los bebés expuestos a los niveles elevados de polen y moho en los primeros meses de vida tienen más probabilidades de desarrollar respiración sibilante, un síntoma precoz de asma.

Estudiaron a 514 niños nacidos entre 1999 y 2000 en el Valle Salinas de California y hallaron que los niños nacidos en la temporada de moho elevado (otoño e invierno) tenían tres veces más probabilidades de desarrollar respiración sibilante para los dos años que los niños nacidos en otras épocas del año. Los investigadores también hallaron que la exposición a las concentraciones de polen durante los primeros tres meses de vida incrementó el riesgo de respiración sibilante.

Hasta el cuarenta por ciento de los niños que tienen respiración sibilante en la vida eventualmente podrían desarrollar asma de la infancia, sobre todo si tienen otros síntomas alérgicos, según los autores del estudio, publicado en línea el 24 de febrero de la revista Thorax.

Los hallazgos podrían ayudar a clarificar la razón por la que los bebés nacidos en el otoño y el invierno parecen estar en mayor riesgo de desarrollar asma que los niños nacidos en el verano.

Un estudio anterior halló que los bebés nacidos en el otoño están en mayor riesgo de asma de la infancia. Los autores de ese estudio sugirieron que la exposición al principio de la vida a virus respiratorios durante la temporada pico de resfriados e influenza podría ser la culpable.

"En nuestro estudio, abordamos de otra manera la comprensión de la relación entre el mes de nacimiento y el asma teniendo en cuenta las concentraciones en el ambients de esporas de hongos y polen, que siguen distintos patrones estacionales"; señaló en un comunicado de prensa de la UC en Berkeley Kim Harley, autor del estudio y director asociado de investigación sobre efectos para la salud del Centro de investigación sobre la salud ambiental infantil de la universidad.

"Hasta nuestro artículo había muy poca información sobre la exposición a los alérgenos en el aire, que sabemos que podría desencadenar síntomas para los que ya tienen asma. Este es el primer estudio en examinar la función potencial de la exposición temprana a diversos grupos de hongos y polen al aire libre en el desarrollo del asma", aseguró Harley.

Ella y sus colegas continuaban dándole seguimiento a los niños del estudio.

"No estamos en una posición para decir de manera concluyente por qué algunos niños desarrollan asma, ni siquiera para sugerir medidas de precaución para ayudar a los bebés nacidos en el otoño o el invierno", señalo´en el comunicado de prensa el Dr. Ira Tager, autor principal del estudio y profesor de epidemiología. "Ya sabemos que los antecedentes familiares son un factor de riesgo importante para el desarrollo del asma, pero la función de los factores del medio ambiente todavía se está descifrando. Lo que este estudio hace es ofrecer pistas valiosas sobre los alérgenos en el aire que vale la pena explorar más.

Más información

La Asociación Estadounidense de Neumología tiene más información acerca del asma de la infancia.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: University of California, Berkeley, news releaes, Feb. 23, 2009
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined