Una pobre comunicación entre médico y paciente dificulta la atención del asma

Encuesta cita brechas en el conocimiento de la enfermedad y los efectos secundarios potenciales de los medicamentos

LUNES 22 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Un amplia encuesta internacional halla que la mayoría de los asmáticos que toman medicamentos raras veces discuten los efectos secundarios con sus médicos y muchos de ellos dejan de tomarlos se saltan algunas dosis durante el tratamiento.

El responsable parece ser la pobre comunicación entre médico y paciente.

"Los datos en los Estados Unidos muestran que los médicos no parecen estar invirtiendo tanto tiempo como debieran con los pacientes que sufren asma", señaló un miembro del equipo de la encuesta, el Dr. Michael A. Kaliner, del Institute for Asthma & Allergy.

Debido a que el asma es una enfermedad crónica, un buen control de la misma requiere la dedicación tanto de los pacientes como de sus proveedores de atención médica, aseguró. Sin embargo, cuando los médicos tienen la presión de ver a muchos pacientes en un periodo de tiempo relativamente corto, como es el caso de algunas organizaciones del mantenimiento de la salud, las conversaciones sobre la atención del asma podrían ser apresuradas o incompletas, sugirió.

En los hallazgos, de la encuesta Global Asthma Physician and Patient (GAPP, Global de médicos y pacientes de asma), participaron cerca de 3,500 adultos de 16 países. Los resultados muestran qué tan serias pueden ser las brechas de comunicación en el tratamiento del asma: una abrumadora mayoría de pacientes asmáticos, el 73 por ciento, dice que raras veces o casi nunca discute los efectos secundarios con el médico; y cerca de una de cada cinco personas con la dolencia afirma no estar consciente de los efectos secundarios a corto plazo de la medicación, tales como resequedad en la garganta, tos o ronquera. No obstante, sólo el 5 por ciento de los médicos que recetan tratamientos asociados con estos posibles efectos secundarios señala que cree que los pacientes no los conocen.

Las directrices nacionales para la gestión del asma abogan por planes de tratamientos escritos, que sean discutidos y suministrados por el médico en asociación con el paciente. Tales planes de acción son importantes para los pacientes con asma de moderada a severa, de acuerdo con las directrices, debido a que estimulan una comunicación abierta.

Sin embargo, algunos estudios han mostrado que estos planes escritos a menudo faltan. En un estudio sobre las visitas a las salas de emergencias en el que participaron más de 500 pacientes, menos del 10 por ciento de los asmáticos que llegaban con necesidad de atención tenían planes de acción para gestionar el asma. "Les dábamos los planes, tan pronto llegaban al departamento de emergencias", anotó uno de los investigadores principales, el Dra. Loren Yamamoto, profesor de pediatría en la Universidad de Hawai.

Sin embargo, hacerlo requería tanto tiempo que era necesario un personal extra para llevar a cabo esa tarea, destacó Yamamoto. Una vez que finalizó el estudio, no hubo más fondos para financiar a ese miembro del personal. "Así que la emisión de nuestros planes de acción durante ese periodo fue un artefacto del estudio", apuntó.

Los resultados de la encuesta serán presentados el lunes en la Conferencia Internacional de la American Thoracic Society en San Diego.

Más información

Para más información, visite la National Library of Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Michael A. Kaliner, M.D., Institute for Asthma & Allergy, Chevy Chase, Md.; Loren Yamamoto, M.D., professor, pediatrics, University of Hawaii, Honolulu; May 22, 2006, presentation, International Conference of the American Thoracic Society, San Diego
Consumer News in Spanish