Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

¿Podría el Viagra ayudar a los hombres con enfermedad cardiaca a vivir más tiempo?

¿Podría el Viagra ayudar a los hombres con enfermedad cardiaca a vivir más tiempo?

MARTES, 23 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Esas pastillitas azules se diseñaron para ayudar a los hombres que sufrían de impotencia. Pero el Viagra y fármacos parecidos podrían también reducir el riesgo de morir o de experimentar un nuevo ataque cardiaco en los hombres con una enfermedad cardiaca, según una nueva investigación sueca.

"Los problemas de impotencia son comunes en los hombres mayores, y ahora nuestro estudio también muestra que los inhibidores de la PDE5 podrían proteger del daño cardiaco y prolongar la vida", señaló el autor principal del estudio, Martin Holzmann, profesor adjunto de medicina del Instituto Karolinska, en Estocolmo.

Como anotaron los autores del estudio, la impotencia (también conocida como disfunción eréctil) puede vincularse con un deterioro del flujo sanguíneo, y por tanto ser una señal de advertencia temprana de enfermedad cardiaca en hombres sanos. Se puede tratar a nivel local con el medicamento inyectado alprostadil (que dilata los vasos sanguíneos), o mediante unos medicamentos de uso común llamados inhibidores de la PDE5, que incluyen a pastillas como Viagra y Cialis.

En el nuevo estudio, el grupo de Holzmann comparó el efecto del alprostadil y de los inhibidores de la PDE5 en un grupo de 18,500 hombres que ya habían sufrido un ataque cardiaco y/o se habían sometido a un procedimiento como un baipás o una angioplastia, y que tenían un diagnóstico de lo que se conoce como enfermedad de la arteria coronaria "estable".

"El riesgo de un nuevo ataque cardiaco es más alto durante los seis primeros meses [tras este tipo de intervenciones]", explicó Holzmann en un comunicado de prensa del instituto, "después de lo que consideramos que la enfermedad de la arteria coronaria es estable".

Los hombres del estudio comenzaron a tomar alguna forma de medicamento para la disfunción eréctil al menos seis meses tras su ataque cardiaco o procedimiento cardiaco. La mayoría de los hombres (unos 16,500) tomaron Cialis, Viagra o algún otro medicamento de PDE5, mientras que los demás recibieron alprostadil inyectado. Entonces, los investigadores dieron seguimiento a la salud de los hombres durante un promedio de casi seis años, periodo durante el cual fallecieron unos 2,800 hombres.

Los hombres que tomaban un medicamento de PDE5 tuvieron un riesgo un 12 por ciento más bajo de morir durante ese seguimiento que los hombres que tomaron alprostadil, reportó el equipo sueco en la edición del 22 de marzo de la revista Journal of the American College of Cardiology.

Los hombres que tomaban un medicamento de PDE5 también tuvieron un riesgo más bajo de un nuevo ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca o la necesidad de un procedimiento de angioplastia o baipás que los que recibieron alprostadil. La protección dependió de la dosis, lo que significa que mientras más frecuente era el uso de un inhibidor de la PDE5, más bajo era el riesgo de un hombre.

Aun así, Holzmann enfatizó que el estudio no se diseñó para probar una relación causal, y que podría haber otros factores implicados.

Por ejemplo, "es posible que los que recibieron inhibidores de PDE5 estuvieran más sanos que los que recibieron alprostadil, y que por tanto tuvieran un riesgo más bajo [de problemas cardiacos]", señaló. "Para determinar si lo que reduce el riesgo es el medicamento, tendríamos que asignar al azar a los pacientes a dos grupos, uno que tome PDE5 y otro que no. Los resultados que tenemos ahora nos dan un muy buen motivo para realizar un estudio de este tipo".

El nuevo informe no recibió financiación de la industria farmacológica. Un estudio anterior del mismo equipo encontró que los hombres que sufrieron un ataque cardiaco toleran bien los medicamentos PDE5, y que podrían prolongar la esperanza de vida y tener efectos protectores.

Holzmann dijo que los hombres con enfermedad de la arteria coronaria no deben sentirse renuentes a abordar los problemas de disfunción eréctil con sus médicos.

Dos expertos en Estados Unidos que no estaban conectados con el estudio dijeron que los hallazgos son interesantes, pero que se necesitan más estudios.

Los medicamentos PDE5 "son 'vasoactivos', lo que significa que tienen un efecto en los vasos sanguíneos, haciendo que estén menos rígidos y permitiendo la vasodilatación", explicó el Dr. Guy Mintz, director de salud cardiovascular del Hospital Cardiaco Sandra Atlas Bass de Northwell Health en Manhasset, Nueva York. "Estos agentes podrían tener efectos antiinflamatorios", añadió.

Pero Mintz enfatizó que "esta no es una terapia para todos los pacientes con enfermedad de la arteria coronaria, solo para los que también tienen impotencia".

Y se mostró de acuerdo en que todavía no se ha probado causalidad. "Hay una necesidad de realizar estudios de seguimiento para ver si los inhibidores de PDE5 son responsables de forma directa de los efectos beneficiosos, o si el beneficio se debe a tener una pareja (no estar solo), una vida sexual activa (ejercicio) o una perspectiva vital más feliz (una sensación de bienestar)", señaló Mintz.

El Dr. Michael Goyfman es director de cardiología clínica de Long Island Jewish Forest Hills, en la ciudad de Nueva York. Se mostró de acuerdo en que, por ahora, los hallazgos suecos solo son útiles para generar teorías, no para cambiar la práctica médica. Dijo que quizá los mejores resultados de los hombres que toman un PDE5 se basen en su salud subyacente (quizá solo los hombres más enfermos recibieron el alprostadil inyectado) o los ingresos (los hombres más ricos podían costear Viagra o Cialis).

"Aunque el estudio es interesante, no cambiaría la práctica hasta que se realicen más ensayos aleatorios y controlados", aclaró Goyfman.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre la disfunción eréctil.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Guy L. Mintz, MD, director of cardiovascular health & lipidology, Northwell Health's Sandra Atlas Bass Heart Hospital, Manhasset, N.Y.; Michael Goyfman MD, director of clinical cardiology, Long Island Jewish Forest Hills, New York City; Karolinska Institute, news release, March 22, 2021

Consumer News in Spanish