See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Con frecuencia, la enfermedad cardiaca se da en parejas, muestra un estudio de cónyuges

Con frecuencia, la enfermedad cardiaca se da en parejas, muestra un estudio de cónyuges

MIÉRCOLES, 5 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Los miembros de una pareja comparten muchas cosas, pero la enfermedad cardiaca no debería estar en su lista. Sin embargo, una nueva investigación china muestra que, si su cónyuge tiene una enfermedad cardiaca, es probable que usted también tenga un riesgo alto de padecerla.

Vivir juntos con frecuencia puede significar unos hábitos malsanos compartidos, explicó el autor principal del estudio.

"Encontramos que el riesgo de enfermedad cardiovascular de un individuo se asocia con el estado de salud y el estilo de vida de su esposa o esposo", señaló Chi Wang, investigador del Centro de Investigación en Salud de Beijing.

Wang y sus colaboradores creen que aunque los hallazgos provienen de un estudio realizado en China, es probable que sean aplicables en todo el mundo.

Un experto de EE. UU. se mostró de acuerdo.

"Los resultados de este estudio no son sorprendentes, dado que sabemos que los factores tanto genéticos como ambientales influyen en la enfermedad cardiovascular", comentó el Dr. Michael Goyfman, director de cardiología clínica de Long Island Jewish Forest Hills, en la ciudad de Nueva York.

"Podemos suponer que las parejas tienden a compartir muchos factores ambientales, que incluyen el lugar en que viven, lo que comen, etc. Si uno fuma, el otro podría como mínimo estar expuesto al humo de segunda mano", dijo.

En el nuevo estudio, el grupo de Wang encuestó a más de 5,000 parejas heterosexuales de a partir de 45 años que vivían en siete regiones de China entre 2014 y 2016. Les preguntaron sobre su salud, estilo de vida y factores de riesgo de la enfermedad cardiaca.

Las personas cuyos cónyuges tenían una enfermedad cardiaca eran el doble de propensas a también tener una enfermedad cardiaca, en comparación con aquellas cuyos cónyuges no tenían una enfermedad cardiaca, encontró el estudio.

La asociación entre tener un cónyuge con una enfermedad cardiaca y el riesgo propio de una persona fue particularmente firme entre los hombres. El estudio encontró que un 28 por ciento de los hombres cuyas esposas tenían una enfermedad cardiaca también tenían una, en comparación con un 12.8 por ciento de los hombres cuyas esposas no tenían una enfermedad cardiaca.

El riesgo más alto de enfermedad cardiaca de un hombre se observó si su esposa tenía antecedentes de accidente cerebrovascular (ACV), obesidad o tabaquismo.

El prominente rol de las mujeres en la dieta de una familia podría ayudar a explicar los hallazgos basados en el sexo, apuntaron los investigadores.

El riesgo de enfermedad cardiaca fue de un 21 por ciento entre las mujeres cuyos esposos tenían una enfermedad cardiaca, frente a un 9 por ciento entre aquellas cuyos esposos no tenían una enfermedad cardiaca. El riesgo de enfermedad cardiaca más alto se observó entre las mujeres cuyos esposos tenían antecedentes de ACV.

El estudio se presentará el 17 de mayo en la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology, ACC), que este año se celebrará de forma virtual.

"Además de compartir factores de estilo de vida y el ambiente socioeconómico, nuestro estudio sugiere que el estrés de cuidar a un cónyuge con una enfermedad cardiovascular podría contribuir a un mayor riesgo cardiovascular", comentó Wang en un comunicado de prensa del ACC. "Nuestros hallazgos indican que la salud de los cuidadores se debe monitorizar igual de bien que la salud de su cónyuge en el ámbito comunitario y de la atención primaria".

Por su parte, Goyfman dijo que aunque compartir unos hábitos malsanos podría provocar enfermedad cardiaca en las parejas, también es cierto lo contrario.

El nuevo estudio "podría animar a las parejas a implicarse juntas en unas conductas más saludables, que incluyan a la dieta y al ejercicio" para prevenir o revertir la enfermedad cardiaca, planteó.

Dado que estos hallazgos fueron presentados en una reunión médica, deben considerarse preliminares hasta que sean publicados en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece una guía para un corazón sano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Michael Goyfman MD, director, clinical cardiology, Long Island Jewish Forest Hills, New York City; American College of Cardiology, news release, May 5, 2021

Consumer News in Spanish