See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La buena función física reduce a la mitad el riesgo de accidente cerebrovascular

Los investigadores hallan un efecto pronunciado en los mayores de cuarenta

LUNES 10 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una investigación británica reciente sugiere que tener buen estado físico parece proteger a hombres y mujeres de edad madura o avanzada contra los accidentes cerebrovasculares.

El hallazgo resalta una relación aparente, en lugar de una causa y un efecto directos, entre la capacidad física para funcionar bien y un menor riesgo de accidente cerebrovascular.

Luego de revisar miles de informes sobre calidad de vida suministrados por los pacientes mismos, el equipo de investigación halló que quienes funcionaban en el extremo superior del espectro de capacidad física parecían tener la mitad del riesgo de accidente cerebrovascular, en comparación con sus compatriotas que tenían el peor funcionamiento, independientemente de otros factores de riesgo.

"Nos sorprendió la magnitud de la relación, pues es comparable con factores de riesgo establecidos para el accidente cerebrovascular, como el tabaquismo", anotó el Dr. Phyo Kyaw Myint, autor del estudio, que trabaja en la Unidad de gerontología clínica del Hospital universitario de Addenbrooke en Cambridge.

Los hallazgos aparecen en la edición del 11 de diciembre de Neurology.

Myint y sus colegas descubrieron una conexión aparente entre el accidente cerebrovascular y la función física analizando datos sobre más de 13,600 hombres y mujeres británicos entre los cuarenta y los 79 años de edad.

Todo los participantes llenaron primero un cuestionario y se sometieron a un examen de salud entre 1993 y 1997. En ese momento se evaluaron la presión arterial, el índice de masa corporal, la capacidad respiratoria y los niveles de colesterol de los pacientes. Los investigadores también tomaron nota de cualquier antecedente de diabetes, tabaquismo y consumo de alcohol.

Ninguno de los pacientes había experimentado incidencia de cáncer, accidente cerebrovascular o ataque cardiaco antes del primer examen.

Pasados 18 meses desde el examen inicial, los pacientes llenaron un cuestionario de seguimiento por correo, en el que se les pedía que indicaran su grado de funcionamiento físico y social, se estado de salud mental, cualquier limitación física y / o emocional para realizar las rutinas, los niveles de energía, la experiencia del dolor, y la propia percepción del estado general de salud.

A los participantes se les dio seguimiento hasta 2005, momento en el cual se habían registrado 244 accidentes cerebrovasculares.

Los investigadores hallaron que aquellos hombres y mujeres que informaron sobre una mejor función física tenían un riesgo de accidente cerebrovascular considerablemente menor.

Luego de ajustar por las demás características observadas, como el sexo y la edad, Myint y su equipo hallaron que los pacientes del 25 por ciento superior en cuanto a la capacidad de función física tenían la mitad del riesgo, si se comparaban con los pacientes del 25 por ciento inferior.

Los autores concluyeron que una mala función física podría indicar un gran riesgo de accidente cerebrovascular, lo que resalta un segmento específico de la población general que podría obtener un beneficio particular de algún tipo de intervención.

Myint recalcó, sin embargo, que hasta la fecha su equipo simplemente ha realizado una reseña sin intervención de los informes de los pacientes acerca de su capacidad física y comparó esos informes con los registros de incidencia de accidentes cerebrovasculares. En ningún momento se evaluó la capacidad de los pacientes para seguir una actividad física rutinaria determinada de intensidad y duración variables.

Advirtió que no se debía apresurar la noción de mayor función o actividad física como causa directa de una reducción en el riesgo de accidente cerebrovascular.

"No sabemos si la función física en sí se relaciona causalmente con el accidente cerebrovascular o si simplemente es un buen marcador para otros factores que afectan el riesgo de accidente cerebrovascular", anotó Myint. "Estos hallazgos necesitan ser confirmados en otros estudios. Sin embargo, ya existe suficiente evidencia para hacer recomendaciones de salud pública para incrementar la actividad física".

Entretanto, Alice H. Lichtenstein, directora del Laboratorio de nutrición cardiovascular de la Universidad Tufts de Boston, aseguró que la gente no debería esperar pasivamente mientras los investigadores continúan descifrando la intricada red de factores relacionada con el riesgo de accidentes cerebrovasculares.

"Este estudio no muestra causalidad sino, claramente, individuos que siguen las directrices actuales para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular y el riesgo cardiovascular general, lo que incluye mantenerse físicamente activos, y tienen mejores resultados", dijo. "Entonces, en cuanto a la función física y a la actividad, lo que la gente debe tratar de hacer es pasar de donde están a hacer algo más".

"Para algunas personas, hacer algo más podría significar literalmente darle una vuelta a la manzana, caminar más rápidamente o moverse durante más tiempo", aseguró Lichtenstein. "Para otros puede ser algo como hacer los oficios de la casa. Además, se puede acumular, diez minutos en un momento y otros diez en otro. Es que aunque quisiéramos que todo el mundo destinara un tiempo especial para la actividad física a diario, sabemos que para mucha gente, no va a suceder. Entonces, cualquier aumento irá en la dirección correcta y ese debería ser el objetivo".

Esta semana, la American Society for Nutrition está a punto de emitir un conjunto nuevo de recomendaciones nacionales tanto para la actividad física como para la nutrición.

Describen las recomendaciones como "guías científicas exhaustivas sobre la actividad física para todos los estadounidenses". Según el U.S. Department of Health and Human Services, las directrices reunirán los conocimientos más recientes, tanto sobre la alimentación saludable como sobre la actividad física regular.

Más información

Para obtener más información sobre el riesgo de accidente cerebrovascular, visite la American Heart Association.

FUENTES: Phyo Kyaw Myint, M.D., Clinical Gerontology Unit, Addenbrooke's University Hospital, Cambridge, Great Britain; Alice H. Lichtenstein, D.Sc. director, Cardiovascular Nutrition Lab, Gershoff Professor of Nutrition, USDA Human Nutrition Research Center, Tufts University, Boston, and former vice chair, nutrition committee, American Heart Association; Dec. 11, 2007, Neurology
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.