Relacionan mayor riqueza con menor riesgo de accidente cerebrovascular prematuro

Estudio halla que el dinero no hace tanta diferencia después de los 65

JUEVES 24 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Ya lo dice el viejo y conocido refrán, "el dinero no da la felicidad", aunque, según un estudio holandés, parece que sí parece reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.

Los estadounidenses acaudalados están en menor riesgo de accidente cerebrovascular entre los 50 y los 64, según la información sobre cerca de 20,000 participantes del estudio continuo sobre salud y jubilación de la Universidad de Michigan.

Además, la razón más probable por la que la diferencia se desvanece a los 65 años de edad es que un mayor número de los más pobres y más vulnerables ya han muerto, según Mauricio Avendaño, autor del estudio e investigador adjunto del Centro médico Erasmus de los Países Bajos. El informe aparece en la edición del 24 de abril de Stroke.

De los 780,000 estadounidenses afectados por estos accidentes por primera vez o después cada año, el 27 por ciento son menores de 65, según la American Heart Association.

Avendaño y su compañera de investigación, M. Maria Glymour, de la facultad de salud pública de la Harvard, examinaron la posibilidad de que un efecto beneficioso provenga de la cobertura total en salud suministrada por Medicare después de los 65.

"Es posible que debido a que más gente recibe atención, las diferencias entre los ricos y los demás no importe mucho", opinó Avendaño. "Pero esta no es una buena explicación. Tendemos a pensar que es más un efecto de lo que llamamos supervivencia selectiva. Hay un grupo de personas que llega a los 65. Las personas que tienen bajos ingresos son más propensas a morir, por lo que, al llegar a los 65, hay un grupo selecto de personas muy sanas".

Este es el primer estudio en evaluar los patrones de riqueza, ingreso y educación sobre la incidencia de accidente cerebrovascular entre los estadounidenses mayores, dijo, además del primero en informar que la situación económica predice el riesgo de accidente cerebrovascular.

Muchos informes anteriores han relacionado el estatus socioeconómico bajo con mayor riesgo de accidente cerebrovascular. Este señala una distinción entre la riqueza, definida como el total de todos los bienes financieros y raíces menos las deudas, y el ingreso elevado, aunque esto no es muy bueno como distinción", aseguró Avendaño.

"Si uno nace en una familia rica, no importa si tiene un ingreso elevado", dijo. "Hay menos riesgo de accidente cerebrovascular".

En el estudio se dividió a los participantes en seis grupos, según su riqueza. Se enfocaron en aquéllos que ocupaban el quinto lugar y excluyeron a los ricos y ultra ricos. Las personas de ese grupo, formalmente los de los percentiles 75 a 89, tenían la tercera parte del riesgo de accidente cerebrovascular entre los 50 y los 64, comparados con el 10 por ciento que tenía la menor riqueza.

No sorprende que el estudio hallara que un ingreso más bajo, la riqueza y la educación se relacionaran con mayor incidencia de tabaquismo, baja actividad física, diabetes e hipertensión, todos riesgos importantes de accidente cerebrovascular.

La educación no importaba mucho en cuanto al riesgo de accidente cerebrovascular, ni antes ni después de los 65.

La aplicación para la salud pública del hallazgo es que darle más dinero a los pobres reduciría su riesgo de accidente cerebrovascular prematuro", aseguró Avendaño. Sin embargo, como anotó en su declaración, "mejorar la distribución de la riqueza implica transformar políticas estructurales que vayan más allá del sistema de atención de la salud cuyo objetivo sea redistribuir el ingreso y la riqueza en beneficio de los miembros más desfavorecidos de la sociedad".

El informe "no me sorprendió mucho, aunque sí un poco", aseguró la Dra. Claudette Brooks, profesora asistente de neurología de la Universidad de Virginia del Oeste.

"Sabemos que el riesgo de accidente cerebrovascular aumenta a los 65, aunque hay otros factores en juego", dijo.

Más información

La American Heart Association describe otros factores de riesgo para el accidente cerebrovascular, además de la falta de dinero.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Mauricio Avendano, Ph.D., research fellow, Erasmus Medical Center, Rotterdam, the Netherlands; Claudette Brooks, M.D., assistant professor, neurology, West Virginia University, Morgantown; April 25, 2008, Stroke
Consumer News in Spanish