See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Tomar medidas de precaución puede mantener a las personas mayores seguras durante el invierno

Los expertos señalan que hay peligros tanto en el interior como en el exterior

MARTES, 29 de diciembre (HealthDay News/DrTango) -- Las aceras heladas y las gélidas temperaturas del invierno pueden ser un desafío para cualquiera, pero representan amenazas adicionales para las personas mayores, señalan los expertos.

Las caídas son la causa principal de muerte relacionada con lesiones para los adultos a partir de los 65 años en Estados Unidos. Alrededor de 1.8 millones de personas de 65 años o más fueron tratadas en los departamentos de emergencias en 2005 y 15,800 murieron a causa de sus lesiones, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Algo tan simple como una caída puede ser devastador para un hombre o una mujer de edad avanzada", advirtió la Dra. Evelyn Granieri, directora de la división de geriatría del Hospital Presbiteriano de Nueva York/Hospital Allen. Señaló que es importante prepararse para el invierno y tomar medidas para reducir los riesgos de caídas.

Los cambios en la visión, reflejos y tiempos de respuestas relacionados con la edad aumentan las probabilidades de las caídas. Los medicamentos, como por ejemplo remedios para la tos y el resfriado, pastillas para dormir y fármacos ansiolíticos, pueden también afectar el equilibrio. Las personas mayores también son más propensas a tomar múltiples medicamentos y a experimentar sus efectos secundarios, señalan los expertos.

Para evitar las caídas, lo mejor es evitar las aceras heladas y resbaladizas. Si necesita salir a la calle, use un calzado cómodo con suelas antideslizantes. Los que caminan con bastón deben asegurarse de que el tacón de goma esté en buenas condiciones. Si está desgastado, puede resbalar en superficies húmedas, dijo Granieri.

Sin embargo, muchas caídas ocurren dentro del hogar. Para evitar tropezar, elimine todos los desórdenes, mesitas bajas, cables eléctricos y alfombras pequeñas. Las personas mayores tienen a menudo dificultades para adaptase a los cambios de luz, así que asegúrese de que todas las habitaciones están bien iluminadas. Por la noche, utilice luces nocturnas en el pasillo y en el baño.

Las personas mayores también son menos propensas a regular la temperatura corporal, lo que las pone en mayor riesgo de hipotermia. Cada año, cerca de 600 estadounidenses mueren de hipotermia, de acuerdo con los CDC. Cerca de la mitad tiene 65 años o más. Para evitarlo, mantenga el termostato en 65 grados Fahrenheit (poco más de 18 Celsius), aún cuando no esté en casa.

Nunca utilice una estufa u horno de gas para calentar la casa. Asegúrese de que las alarmas de humo funcionan en cada área de la casa. Y los que viven en una casa en lugar de un apartamento deben instalar las alarmas de monóxido de carbono.

El invierno también es el punto máximo de la gripe estacional, una enfermedad grave que acaba con la vida de más de 36,000 personas en Estados Unidos cada año. Aunque la cepa de la gripe H1N1 de este año suele afectar con más dureza a personas más jóvenes, por lo general la gripe es más peligrosa para los adultos mayores que tienen afecciones médicas crónicas.

Aún no es demasiado tarde para vacunarse. La temporada de gripe empieza a mediados de octubre y finaliza en marzo.

Evite las actividades vigorosas, si es posible. Sin embargo, si necesita palear la nieve, haga ejercicios de estiramiento y tome pausas frecuentes. También asegúrese de tomar abundante agua para evitar la deshidratación. Aunque la gente siente menos sed en invierno que en verano, los que tienen más de 60 años se pueden deshidratar más rápido que los adultos jóvenes.

Las personas que viven solas quizá prefieran tener un sistema de respuesta de emergencia personal, un dispositivo que se lleva alrededor del cuello o un brazalete, por el que puede pedir ayuda mediante la opresión de un botón.

Más información

La Oficina de Administración de Emergencias de la Ciudad de Nueva York tiene más consejos de seguridad para el invierno.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTE: New York-Presbyterian Hospital, news release, Dec. 7, 2009
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined