See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un gen incrementa el riesgo de quienes toman Plavix, un anticoagulante

Un estudio halló que los pacientes más jóvenes que tienen la mutación se enfrentaron a más probabilidades de ataque cardiaco y muerte

LUNES, 22 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores informan que una variación genética podría hacer que los pacientes más jóvenes de ataque cardiaco sean más propensos a otro ataque, a la muerte o a otros problemas cardiacos si reciben Plavix, un anticoagulante.

El informe aparece en la edición en línea del 23 de diciembre de la revista The Lancet.

Con frecuencia se utiliza Plavix más aspirina de baja dosis para evitar que los vasos sanguíneos resulten obstruidos luego de un ataque cardiaco o de que los pacientes reciban una endoprótesis para abrir una arteria.

Sin embargo, a algunos pacientes no les va muy bien con Plavix (clopidogrel). Hasta ahora, los motivos exactos de esta varianza no han sido claros.

Plavix "se dirige a un receptor muy importante en las plaquetas, aunque la gente tiene variaciones sustanciales en el efecto anticoagulante que logran" con el medicamento, explicó el Dr. Robert F. Storey, de la Unidad de investigación cardiovascular de la Facultad de medicina de la Universidad de Sheffield del Reino Unido. También es autor de un comentario acompañante que aparece en la publicación.

"La variación en la respuesta se debe en parte a la genética, aunque hay otros factores, como la edad, que afectan la respuesta", aseguró Storey.

Para el estudio, un equipo dirigido por el Dr. Gilles Montalescot, del Hospital Pitie-Salpetriere de París, recogió datos sobre 259 pacientes de hasta 45 años que habían sufrido su primer ataque cardiaco y se les administraba Plavix.

Entre esos pacientes, el 28 por ciento portaba una variación genética conocida como CYP2C19*2. Los investigadores anotaron que la variación es común entre la población occidental y aún más común en Asia.

Los investigadores hallaron que, durante un seguimiento de un año en promedio, los pacientes que tenían la variación genética tenían más de tres y media veces de probabilidades de morir, sufrir otro ataque cardiaco o requerir tratamiento cardiaco adicional, en comparación con los que no tenían la variación.

Además, los pacientes que tenían la CYP2C19*2 tenían seis veces más probabilidades de presentar una obstrucción en la endoprótesis que se les había implantado después del ataque cardiaco.

Además, la variación continuó causando problemas cardiacos hasta ocho años después del tratamiento con Plavix. De hecho, los pacientes que tenían la variación tenían cuatro veces más probabilidades de sufrir otros problemas cardiacos después de recibir el anticoagulante.

Entonces, ¿qué se puede hacer para minimizar el riesgo? "Revisar la composición genética luego de un ataque cardiaco quizá no sea necesario, pues tal vez sería mejor hacer otras pruebas de sangre para determinar si tienen buena respuesta anticoagulante al clopidogrel", aseguró Storey. Agregó que "ojalá haya tratamientos nuevos que funcionen de manera más confiable que el clopidogrel durante el año próximo o algo así".

El Dr. Gregg C. Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California en Los Ángeles, anotó que el tratamiento con Plavix en combinación con aspirina sí reduce sustancialmente los eventos cardiovasculares en los pacientes luego de un evento coronario agudo o en los que se han sometido a una implantación de una endoprótesis coronaria.

"Sin embargo, es bien reconocido que hay respuesta variable al clopidogrel y algunos pacientes presentan eventos trombóticos, a pesar del tratamiento con aspirina y el medicamento", advirtió Fonarow. "Si estos hallazgos se pueden confirmar en estudios adicionales, las pruebas genéticas podrían ser útiles para personalizar la opción y las dosis de la terapia antiplaquetaria en pacientes cardiovasculares", dijo.

Otros dos estudios recientes también hallaron problemas con Plavix en algunos pacientes.

En un estudio realizado con 259 pacientes tratados con Plavix, publicado en la edición del 12 de agosto de la Journal of the American College of Cardiology, los investigadores hallaron que los pacientes que fumaban tenían formación significativamente menores de coágulos que los no fumadores.

En otro estudio, publicado en la edición en línea del 28 de octubre de la Journal of the American College of Cardiology, los investigadores australianos hallaron que los bloqueadores del canal del calcio, que se recetan ampliamente para reducir la presión arterial, podrían reducir los efectos anticoagulantes de Plavix.

Más información

Para más información sobre Plavix, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Robert F. Storey, M.D., Cardiovascular Research Unit, University of Sheffield School of Medicine, England; Gregg C. Fonarow, M.D., professor, cardiology, University of California, Los Angeles; Jan. 22, 2009, New England Journal of Medicine, Dec. 23, 2008, The Lancet, online
Consumer News in Spanish