See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Quebrará la obesidad el banco de Medicare?

Estudio señala que los estadounidenses mayores con exceso de peso tienen cuentas médicas mucho más caras

MARTES 7 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Las personas gravemente obesas acumulan casi el doble de los gastos médicos anuales que quienes no tienen exceso de peso cuando llegan a los años dorados.

Esa es la conclusión de un nuevo estudio publicado en la edición del 8 de diciembre del Journal of the American Medical Association que hicieron seguimiento de la salud de más de 17,000 hombres y mujeres de diversos tamaños desde la edad madura hasta cuando se hicieron beneficiarios de Medicare por al menos dos años.

Los hombres que tenían un peso normal al comienzo del estudio tenían gastos anuales por Medicare de $7,205, en comparación con los $13,672 de los que estaban gravemente obesos al comienzo del estudio. Las mujeres con un grave exceso de peso también tenían costos anuales significativamente más altos que las mujeres de peso normal, $12,342 contra $6,224.

La autora del estudio, Dra. Martha Daviglus, aseguró que estaba muy sorprendida con la enormidad de las diferencias en los costos.

"Cada año, el peso de los estadounidenses aumenta y esto es preocupante porque la población también está envejeciendo a ritmos más acelerados. Nunca hay suficiente dinero en Medicare, ¿qué va a pasar si no hacemos algo con este problema ahora?", se preguntó Daviglus.

"No sólo es preocupante en cuanto al dinero, sino en cuanto a la salud. Todo el mundo contempla la jubilación y piensa en disfrutar los años dorados, pero si la tendencia a la obesidad continúa, todos estarán discapacitados y no tendrán una buena calidad de vida", agregó Daviglus, profesora de medicina preventiva de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern.

Según el estudio, cerca de 130 millones de estadounidenses tienen exceso de peso o están obesos actualmente. El exceso de peso está asociado con enfermedad del corazón, alta presión arterial, diabetes, colesterol elevado y algunos tipos de cáncer.

Los investigadores compararon la información sobre Medicare reunida entre 1984 y 2002 con la información recogida por el Proyecto de Detección en la Industria de la Chicago Heart Association entre 1967 y 1973.

Lograron recopilar información sobre 9,978 hombres y 7,623 mujeres. La edad promedio al inicio del estudio era de 46 años para los hombres y de 48.4 años para las mujeres.

Un poco más del 55 por ciento de los hombres tenía exceso de peso y el 14.3 era obeso al inicio del estudio. Un poco más del 30 por ciento de las mujeres tenía exceso de peso y el 8.7 presentaba obesidad al comenzar.

La presión arterial y el colesterol tendían a ser más altos en aquellos hombres con mayores índices de masa corporal. Un índice de masa corporal de entre 25 y 29.9 se considera exceso de peso y por encima de 30 se considera obesidad.

En general, los cobros anuales de Medicare fueron 84 por ciento más altos para los hombres gravemente obesos y 88 por ciento más altos para las mujeres gravemente obesas, en comparación con sus contrapartes menos pesadas.

Los costos anuales promedio fueron de $6,224 para las mujeres que no tienen exceso de peso, $7,653 para las mujeres con exceso de peso, $9,612 para las mujeres obesas y $12,342 para las mujeres gravemente obesas. Para los hombres, estos costos fueron de $7,205, $8,390, $10,128 y $13,674, respectivamente.

"Lo que este estudio halló no sorprende, pero hace que todo esto se vea de manera cruda y clara. El costo de atender a una persona gravemente obesa es el doble del costo de atender a una persona de peso normal", aseguró el Dr. Marc Bessler, director del Centro Presbiteriano de Nueva York para la Cirugía para la Obesidad del Centro Médico de la Universidad de Columbia de la ciudad de Nueva York.

"Tenemos que aumentar nuestros esfuerzos nacionales en este frente", aseguró Bessler, quien señaló que nunca es demasiado tarde para perder peso. Aseguró que aún si uno es de mayor edad, perder peso puede ayudar a mejorar una cantidad de afecciones médicas que pueden mejorar la calidad de vida.

Daviglus estuvo de acuerdo que las personas necesitan perder peso, pero sostuvo que toda la responsabilidad no puede recaer sobre los individuos. Aseguró que el gobierno y los gremios deben apoyar los programas de educación y prevención. También dijo que las personas deben volver a aprender cuál es el tamaño adecuado de las porciones y necesitan mayor educación sobre cómo llevar une estilo de vida adecuado.

Más información

La American Heart Association tiene un manual sobre alimentos y tamaños de porción saludables.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Martha Daviglus, M.D., professor, preventive medicine, Northwestern University, Feinberg School of Medicine, Chicago; Marc Bessler, M.D., director, New York Presbyterian Center for Obesity Surgery at Columbia University Medical Center, New York City; Dec. 8, 2004, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined