See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Arrugas extras, una mala señal para los fumadores

Estudio sugiere que podrían indicar un mayor riesgo de enfermedad pulmonar

MIÉRCOLES 14 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Científicos británicos han descubierto un sorprendente nuevo dato en nuestra comprensión de los efectos perjudiciales del tabaquismo.

Los fumadores de mediana edad cuyas caras estaban bastante arrugadas eran cinco veces más propensos a tener enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que los fumadores cuyas caras eran relativamente más tersas, según halló el estudio.

Los autores especularon que tanto la EPOC como las arrugas podrían estar relacionadas por un mecanismo común, y que las arrugas faciales podrían indicar la susceptibilidad para padecer este tipo de enfermedad pulmonar potencialmente mortal.

Aún no está claro, sin embargo, qué tipo de relevancia clínica tienen los hallazgos.

"Sin lugar a dudas se trata de algo biológicamente plausible", señaló el Dr. Norman Edelman, director médico de la American Lung Association. "Esto podría servir de ayuda para educar a los pacientes, pero en términos de detección de la enfermedad pulmonar, nosotros [ya] tenemos una sencilla prueba de respiración. No tenemos que buscar arrugas".

La investigación aparece en la edición en línea del 14 de junio de Thorax, que es publicada por el British Medical Journal.

La EPOC se refiere a un grupo de enfermedades pulmonares crónicas y progresivas, como el enfisema y la bronquitis, que bloquean las vías respiratorias y restringen el flujo de oxígeno.

Unos 13.5 millones de estadounidenses sufren de EPOC, y la Organización Mundial de la Salud predice que la dolencia se convertirá en la tercera causa de muerte en todo el mundo para 2020.

Fumar es el principal factor de riesgo de la EPOC, y los dermatólogos han notado durante mucho tiempo que fumar causa un envejecimiento prematuro de la piel.

Sin embargo, no todos los fumadores desarrollan EPOC. "Obviamente, las personas varían en su respuesta a lo que contiene el humo", señaló Edelman.

En el estudio, el equipo deseaba ver si los factores genéticos que predisponen a los fumadores a la EPOC podrían predisponerles también a las arrugas.

Los investigadores, basados en el Royal Devon and Exeter NHS Foundation Trust, analizaron los datos de 149 fumadores y ex fumadores de mediana edad, 68 de los cuales (45.6 por ciento) tenían EPOC. Los participantes procedían de 78 familias.

El ochenta y tres por ciento no tenía arrugas faciales o sólo tenía líneas menores, pero cerca del 17 por ciento tenía arrugas considerables.

La fortaleza y función de los pulmones, medidas en todos los participantes, resultó ser significativamente más baja en aquéllos que tenían muchas arrugas que en los que tenían rostros más tersos.

Las personas con muchas arrugas también fueron cinco veces más propensas a tener EPOC que los que no las tenían. Las personas con arrugas faciales también tenían el triple de riesgo de sufrir de un enfisema más severo.

Los autores teorizaron que los cambios asociados al tabaquismo en el colágeno y elasticidad de las células podrían ser importantes para el desarrollo tanto de la enfermedad pulmonar como de las arrugas.

Es más probable que los hallazgos sean útiles en fomentar nuevas investigaciones que en ofrecer cualquier beneficio directo a los pacientes, aseguró Edelman.

"Creo que esto será útil para los biólogos básicos", explicó. "A lo mejor se puedan empezar a hacer experimentos sobre la piel, quizás ese sea un modelo más sencillo que el de los pulmones para determinar qué mecanismos están involucrados".

Más información

Para más información sobre la EPOC, diríjase a la American Lung Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Bipen Patel, MBBS Ph.D., consultant physician in respiratory medicine, Royal Devon & Exeter Hospital, Exeter, U.K.; Norman Edelman, M.D., chief medical officer, American Lung Association; June 14, 2006, Thorax online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined