Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Avance en exploración cerebral podría diagnosticar el Alzheimer

Una mejor detección es crucial, ya que un nuevo informe muestra que más estadounidenses tienen la enfermedad

MARTES 20 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- En lo que podría ser un verdadero avance en la atención e investigación del Alzheimer, los científicos han utilizado escanógrafos TEP para distinguir entre los cerebros vivos sanos y los de los pacientes de enfermedad de Alzheimer.

Actualmente, el Alzheimer sólo puede ser identificado de manera definitiva mediante una autopsia.

Cualquier avance en el diagnóstico y el tratamiento es importante, aseguran los expertos, especialmente teniendo en cuenta que un nuevo informe publicado el martes encuentra que más de 5 millones de estadounidenses sufren ahora de Alzheimer.

Los nuevos escanógrafos cerebrales usaron un compuesto conocido como AV-1, que se une a las proteínas beta-amiloideas que se acumulan en el cerebro y que son la característica de la enfermedad.

"Los pacientes de Alzheimer tenían una 'señal' significativa en el cerebro en áreas que se sabe por las autopsias que es donde la amiloidea se tiende a acumular", confirmó Alan Carpenter, vicepresidente de desarrollo de negocio de Avid Radiopharmaceuticals en Filadelfia, que tiene la licencia del compuesto.

Los resultados se presentaron el domingo en la 8va Conferencia internacional sobre la enfermedad de Alzheimer en Salzburgo, Austria.

Los resultados dan esperanzas de que algún día los médicos podrán diagnosticar mejor la enfermedad. Los investigadores podrían también usar la tecnología para juzgar la eficacia de los medicamentos que se dirigen a la proteína beta amiloidea.

Pero aún falta un camino por recorrer, señaló un experto.

"Este es un paso más en el camino, pero no la meta", aseguró el Dr. Gary Kennedy, director de psiquiatría geriátrica del Centro médico Montefiore de la ciudad de Nueva York. "Nos debe emocionar que esto adelante la tecnología, pero no está listo para la aplicación clínica. Aún así, mientras más estudios como este tengamos, más cerca estaremos de que sea algo útil para los pacientes".

Según Kennedy, los compuestos que ya están en prueba, entre ellos este, necesitan ser mucho más específicos y más sensibles antes de que puedan considerarse confiables.

Además, los médicos necesitan maneras de predecir quién desarrollará la enfermedad, no sólo de distinguir quién la tiene actualmente y quién no, añadió.

Según los nuevos datos publicados el martes por la Alzheimer's Association, unos 5 millones de estadounidenses tienen ahora la enfermedad, un aumento del 10 por ciento respecto a hace cinco años y de más del doble frente a 1980. Una de cada ocho personas de más de 65 años tiene la enfermedad de Alzheimer, lo que incluye a la mitad de los que tienen más de 85. Las muertes relacionadas con el Alzheimer aumentaron en 33 por ciento.

Los científicos proyectan ahora que unos 7.7 millones de estadounidenses mayores sufrirán de esta enfermedad cerebral discapacitante para 2030, según la asociación. Para 2050, a menos que se encuentren nuevas maneras de prevenir o tratar la enfermedad, el total podría llegar a los 16 millones.

Las personas de menor edad también se ven afectadas: Según el informe, entre 200,000 y 500,000 estadounidenses menores de 65 sufren actualmente de Alzheimer de inicio precoz o alguna otra forma de demencia.

El diagnóstico del Alzheimer es un asunto bastante difícil y nunca es 100 por ciento definitivo hasta que se realice una autopsia.

"Es muy difícil de hacer", aseguró Carpenter. "La autopsia es el único medio definitivo".

Muchos expertos creen que el Alzheimer se debe a la acumulación de proteínas que forman placas amiloideas en el cerebro. Pero la proteína también sólo puede detectarse a través de una autopsia.

La semana pasada, los científicos confirmaron que un agente de imágenes conocido como Compuesto B de Pittsburgh se une a las acumulaciones de beta amiloidea en el cerebro.

El AV-1 fue desarrollado por un investigador de la Universidad de Pensilvania y ahora es licencia exclusiva de Avid. El estudio actual fue un esfuerzo conjunto de Austin Health, la Universidad de Melbourne (Australia), Neuroscience Victoria (Australia), Avid, la Universidad de Pensilvania y Bayer Schering Pharma.

El estudio contó con la participación de cinco pacientes de enfermedad de Alzheimer leve y seis controles sanos, quienes se sometieron a evaluación por imágenes TEP durante tres horas tras una inyección con AV-1.

Las imágenes TEP distinguieron claramente entre los pacientes de Alzheimer y los individuos sanos.

"Básicamente, esto se encuentra en la etapa de prueba de concepto", señaló Carpenter. "Ahora tendremos que hacer ensayos de fase 2 y 3 antes de enviar los datos a la FDA [U.S. Food and Drug Administration]".

El AV-1 es uno de tres compuestos que Avid tiene en ensayos clínicos, agregó. "Nuestro objetivo es seleccionar el compuesto con las mejores propiedades de imagen dentro de los próximos meses para llevar a cabo estudios de desarrollo clínicos en varios centros y obtener la aprobación de la FDA", dijo Carpenter.

Más información

Para más información sobre la enfermedad, visite la Alzheimer's Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Alan Carpenter, Ph.D., vice president, business development, Avid Radiopharmaceuticals, Philadelphia; Gary J. Kennedy, M.D., director, geriatric psychiatry, Montefiore Medical Center, New York City; March 18, 2007, presentation, 8th International Conference on Alzheimer's Disease, Salzburg, Austria
Consumer News in Spanish