Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Cierta confusión rodea el programa de descuentos de la tarjeta Medicare

Un grupo de expertos afirma que beneficiará principalmente a adultos mayores de escasos ingresos

JUEVES 27 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- Si usted tiene 65 años o más, quizá se esté preguntando si le conviene el nuevo programa de descuentos con tarjeta Medicare para medicamentos de venta bajo receta médica, que comenzará a funcionar el 1 de junio.

Funcionarios de la administración Bush están instando a los beneficiarios de Medicare a que recurran a este programa. Todo aquel que posea la tarjeta podrá obtener descuentos de entre el 11 y el 18 por ciento en promedio sobre medicamentos de marca y hasta del 60 por ciento para los genéricos, según voceros del gobierno.

Aún así, los defensores de los adultos mayores consideran que éstos encuentran el programa complicado y confuso. Seleccionar una tarjeta entre docenas de ellas, como ocurre en algunos mercados, puede constituir un reto, especialmente si el beneficiario está tomando varios medicamentos o no es hábil con Internet, una de las maneras de inscribirse al programa.

Una vez que una persona se inscribe en el programa, tendrá que seguir afiliado a la misma tarjeta durante un año completo. Por si fuera poco, los patrocinadores de la tarjeta de descuentos pueden cambiar la lista de medicamentos y los precios semanalmente, afirman los críticos.

Entonces, la pregunta es si vale la pena leer toda la letra menuda por un posible ahorro.

Si usted es un adulto mayor con unos ingresos modestos, definitivamente vale la pena, según los defensores de los mayores. Las personas con ingresos anuales por debajo de los $12,372 y las parejas que ganan menos de $16,608 podrían tener derecho a un subsidio anual de $600 en el costo de los medicamentos. Además, inscribirse en el programa es gratuito. (Otros beneficiarios podrían tener que pagar hasta $30 para inscribirse).

"Esto, en sí, ya es una ventaja", declaró Robert Hayes, presidente del Centro de Derechos de Medicare, un grupo sin ánimo de lucro con sede en Nueva York que ayuda a los adultos mayores y a los discapacitados a acceder a servicios de cuidado de la salud que puedan pagar. "Casi cualquiera que esté en esa franja de elegibilidad de los $600 debería tomar la tarjeta en serio", afirmó.

Pero las tarjetas de descuento podrían no ser lo mejor para cada beneficiario.

Un alto funcionario de los U.S. Centers for Medicare and Medicaid Services (CMS), que intervino en una transmisión Web de la Fundación Kaiser Family, señaló que el programa fue diseñado específicamente para aquellas personas que carecen de ayuda financiera para su cubrimiento de medicamentos sin hospitalización, especialmente los individuos de bajos ingresos.

"Aquellas personas que más probablemente podrían beneficiarse del uso de la tarjeta son los que no tienen cobertura en medicamentos sin hospitalización o aquellas personas de bajos ingresos...", declaró Michael McMullan, subdirector del Centro de Opciones para Beneficiarios de los CMS, durante la transmisión Web.

El Congreso autorizó el programa de descuentos con tarjeta para ofrecer alivio inmediato a los adultos mayores, especialmente aquellos que actualmente pagan precios completos de venta al detalle. La intención de las tarjetas es cerrar esta brecha en la cobertura mientras los CMS se preparan para el lanzamiento de un programa para medicamentos sin hospitalización de venta bajo receta médica, que se conocerá como Medicare Parte D, en enero de 2006.

Sin embargo, algunos defensores recomiendan a los adultos mayores con cobertura de medicamentos para jubilados a través de un empleador o sindicato que busquen ofertas en Internet.

"Las personas que no tengan derecho a los $600 o que no tengan ningún tipo de cubrimiento parecen estar levantando las manos y diciendo 'qué bueno que no tengo que preocuparme por esto'", dijo Patricia Nemore, abogada del Centro de Defensa para Medicaid, durante la transmisión Web de la Kaiser.

En las últimas semanas, algunos adultos mayores se han quejado de no haber recibido respuestas claras sobre el programa. Los frecuentes cambios y actualizaciones del sitio Web de Medicare han complicado las cosas para que las personas puedan comparar los programas con tarjetas y los precios de los medicamentos. Quienes llamaron al 1-800-Medicare, muchas veces, tuvieron que esperar largo tiempo antes de poder hablar con un representante de servicio al cliente.

Es un proceso complicado, advirtió Nemore, y el sitio Web de Medicare todavía tiene sus problemas. "Entonces, me parece que los que no tengan cobertura probablemente encontrarán que tal vez no valga la pena someterse a las complicaciones del sitio Web".

El Jefe de los CMS, que declaró ante el subcomité House Energy and Commerce Health el 20 de mayo, le aseguró a los miembros del panel que Medicare está haciendo todo lo posible para responder a las necesidades de información de los beneficiarios. Se han agregado más representantes de servicio al cliente, lo que podría ayudar a impedir que tiempos de espera como los de las semana pasada vuelvan a suceder y que el tiempo de atención sea de unos pocos minutos, no más de 15 minutos en horas pico, declaró.

En este momento, a los funcionarios del gobierno y los defensores de los adultos mayores les preocupa especialmente que las personas de escasos ingresos que tengan derecho al crédito anual de $600, quienes podrían sacarle el mayor provecho al programa, no se inscriban. Los CMS dicen que los 7.2 millones de beneficiarios de Medicare tienen derecho a esta ayuda, pero espera que apenas 4.7 millones se inscriban.

Para estimular las inscripciones, una recién conformada coalición liderada por el National Council on the Aging está impulsando un esfuerzo masivo para educar rápidamente a los beneficiaros de bajos ingresos y para ayudarles a inscribirse. La Access to Benefits Coalition, que representa a 68 organizaciones nacionales de voluntarios, ha establecido como objetivo asegurar que al menos 5.5 millones de beneficiarios reciban el crédito de $600 para 2004.

El jueves, el U.S. Department of Health and Human Services (HHS) dijo que asignaría $4.6 millones para la organización y financiamiento de organizaciones comunitarias que ayuden a los adultos mayores de escasos ingresos a aprender más acerca del programa y sobre como afiliarse. Eso se suma a los $21 millones que la HHS ya tiene listos para otorgar a Programas de Ayuda para Seguros de Salud de cada estado que aconsejen a los adultos mayores acerca del programa.

Para recibir una tarjeta, los adultos pueden visitar el sitio Web de Medicare. O pueden llamar al 1-800-MEDICARE. También pueden ponerse en contacto con un patrocinador de tarjetas para medicamentos, cosa que muchas farmacias locales les pueden ayudar a hacer.

En cuanto a los beneficiarios que no cumplan con los requisitos de ingresos, los defensores de los adultos mayores recomiendan tomarse el tiempo necesario para tomar una decisión. Nemore afirmó que "no es necesariamente importante haberse inscrito antes del primero de junio".

Más Información

El Medicare Rights Center ofrece consejos para la selección de una tarjeta de descuentos de Medicare.

FUENTES: Robert Hayes, president, Medicare Rights Center, New York City; May 25, 2004, Kaiser Family Foundation Web cast "Ask the Experts: Implementing the Medicare Prescription Drug Discount Card"; May 20, 2004, House Energy and Commerce Subcommittee on Health hearing, "Medicare Prescription Drug Discount Cards: Immediate Savings for Seniors"
Consumer News in Spanish