Con frecuencia, los medicamentos para el ataque cardiaco no se prescriben correctamente

Estudio halla que los medicamentos anticoagulantes poderosos no están siendo ajustados al tamaño del paciente

MARTES 27 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente estudio halla que los médicos de las salas de emergencia que tratan pacientes cardiacos muchas veces no administran medicamentos anticoagulantes poderosos en las dosis correctas.

Un error común es exagerar la dosis, lo que puede causar sangrado potencialmente peligroso, según los investigadores que informan en la edición del 28 de diciembre del Journal of the American Medical Association.

El problema es que los médicos tienden a seguir las reglas demasiado estrechamente, aseguró la Dra. Karen Alexander, autora del estudio y profesora asociada de medicina de la Universidad de Duke.

"En muchos casos, recurren a la dosis estándar, que es adecuada para hombres de edad madura de tamaño corporal normal y función renal normal", aseguró. "Pero la misma dosis no le sirve a todos".

Para muchos pacientes, los de edad avanzada, las mujeres, los delgados, los que tienen problemas renales, "hacen falta ciertos cálculos para asegurarse de que las dosis estén dentro de rangos clínicos", anotó Alexander. Considera que muchas veces no se hacen esos cálculos.

Su equipo analizó datos de un estudio continuo que hace seguimiento a la adhesión a las directrices de tratamiento en más de 400 hospitales estadounidenses. Los investigadores identificaron a más de 30,000 pacientes que acudieron de emergencia a los hospitales con síntomas de ataque cardiaco durante un periodo de 9 meses en 2004.

Dichos pacientes muchas veces reciben medicamentos anticoagulantes, principalmente heparina, durante las primeras 24 horas para ayudar a dilatar las arterias o para mantenerlas abiertas. El análisis mostró que el 42 por cientos de esos pacientes reciben dosis por fuera del rango recomendado.

Los pacientes que recibieron dosis demasiado altas eran más propensos a tener episodios de sangrado y también más propensos a permanecer más tiempo en el hospital o morir. El informe decía que cerca del 15 por ciento de los episodios importantes de sangrado en este grupo de pacientes podría atribuirse a dosis exageradas.

Alexander recalcó que los medicamentos anticoagulantes ayudan sin lugar a dudas en el tratamiento de ataques cardiacos y son seguros en dosis correctas. "Hay mucha información que insta a los médicos a usar estos medicamentos porque son beneficiosos", dijo. "Pero no ha habido mucha información acerca de cómo se están adminsitrando".

El estudio en el que se basa el informe es financiado por cuatro laboratorios farmacéuticos, anotó la publicación. "El mensaje de este artículo no es particularmente bueno para los laboratorios, la idea de que estos medicamentos podrían ser perjudiciales", agregó Alexander. "Podría no ser un mensaje con el que se sientan cómodos, pero podría ser importante".

Hay un mensaje claro en el informe para los médicos, sostuvo.

"Ojalá esto logre que los proveedores sean concientes de la importancia de pensar en ajustar las dosis, sobre todo en las poblaciones de alto riesgo, como las mujeres, los ancianos y las personas de tamaño pequeño", dijo.

Más información

Para obtener más información sobre la heparina, visite la National Library of Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Karen Alexander, M.D., Duke University, Durham, N.C.; Dec. 28, 2005, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish