Con frecuencia, se obvia la demencia como causa de muerte

Un informe señala que esto podría sesgar la verdad sobre la letalidad del Alzheimer

MARTES, 9 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una investigación reciente sugiere que las autoridades médicas con frecuencia no registran la demencia grave como causa de muerte en pacientes de la afección.

Este hallazgo no sólo apunta a una falta de conocimiento de que la demencia (una característica de la enfermedad de Alzheimer) puede ser una enfermedad letal, sino que también sugiere que las muertes debido al Alzheimer y la demencia podrían estar gravemente subestimadas, según la coautora del informe, la Dra. Susan Mitchell, profesora asociada de medicina en la Facultad de medicina de la Harvard.

"Con la demencia tan poco representada en las actas de defunción, se agrave el problema de que la demencia no se considere una enfermedad terminal", apuntó Mitchell. Además, apuntó, malas suposiciones sobre la demencia pueden llevar a médicos y familiares a tomar decisiones mal informadas sobre pacientes al final de su vida.

La enfermedad de Alzheimer es la quinta principal causa de muerte para las personas mayores de 65 años en los EE. UU., según estadísticas federales de 2004. Esas cifras se basaron en información de actas de defunción, apuntó Mitchell, y algunos estudios han sugerido que las cifras son demasiado bajas.

En el estudio reciente, Mitchell y colegas examinaron los expedientes médicos y actas de defunción de 165 pacientes de demencia avanzada que murieron entre 2003 y 2007. Todos vivían en hogares de ancianos del área de Boston.

El 37 por ciento de las actas de defunción no mencionaban la demencia como causa principal de muerte o factor contribuyente. Apenas el 16 por ciento mencionaba la demencia como la causa principal de muerte.

En pacientes de Alzheimer diagnosticado, un tercio no mencionó la afección como causa de muerte ni factor contribuyente, encontró el estudio.

Los hallazgos fueron publicados en una carta en la edición del 10 de diciembre de la revista Journal of the American Medical Association.

Mitchell señaló que el no reconocer la demencia como causa de muerte no parece ser intencional. "Ha habido un mal reconocimiento general de la demencia como causa de muerte. La gente tiene problemas para comprenderlo".

La demencia, conocida anteriormente como senilidad, es más que una enfermedad del cerebro. "Causa un deterioro gradual no sólo de la mente, sino también del cuerpo", advirtió Mitchell. "El cuerpo se debilita cada vez más. Al igual que con el cáncer o el SIDA, por ejemplo, la gente puede al final tener neumonía".

La falta de comprensión sobre la letalidad de la demencia podría llevar a los parientes a demandar tratamientos innecesarios al final de la vida, señaló Mitchell.

"Por ejemplo, alguien contrae neumonía o problemas para comer en esta etapa final. Comprender que están muriendo de esta enfermedad terminal, que tendrán esta enfermedad hasta que finalmente les venza, podría llevarles a tomar un método menos agresivo", aseguró.

La Dra. Claudia Kawas, miembro del consejo asesor médico y científico de la Alzheimer's Association, dijo que los hallazgos del estudio no son sorprendentes. El número de muertes causadas por la demencia podría ser el doble que las estadísticas recetadas, o hasta tres o cuatro veces mayor, advirtió.

A medida que la población de EE. UU. envejece, es crucial desarrollar estadísticas correctas sobre la atención de salud, aseguró Kawas, profesora de neurología y neurobiología y conducta de la Universidad de California en Irvine. "Este estudio apunta a que no se podrán proyectar con precisión" si se usan las actas de defunción.

Más información

Para obtener más información sobre la enfermedad de Alzheimer, visite la Alzheimer's Association.

FUENTES: Susan Mitchell, M.D., associate professor of medicine, Harvard Medical School, and senior scientist, Hebrew SeniorLife, Boston; Claudia Kawas, M.D., member, Alzheimer's Association medical and scientific advisory council, and professor of neurology and neurobiology and behavior, University of California, Irvine; Dec. 10, 2008, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish