DOMINGO, 14 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los estudios recientes que muestran que la cirugía de derivación gástrica prolonga la vida de los pacientes obesos están obligando a los cirujanos a tomar decisiones difíciles sobre quién debería pasar o no por la cirugía.

Internistas, cardiólogos y endocrinólogos remiten más que nunca a los pacientes que no son tradicionalmente candidatos para la cirugía bariátrica (cirugía para perder peso).

"Me han pedido que opere a personas de 78 años con comorbilidades de enfermedad cardiaca y diabetes", dijo el Dr. Edward H. Phillips, vicepresidente ejecutivo del Departamento de cirugía y cirujano del Centro para la pérdida de peso del Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles. Phillips cuestiona si estas personas se beneficiarán realmente o si el daño ya está hecho.

"Por lo tanto, aunque es obvio que una persona de 30 años se va a beneficiar, a qué edad es demasiado avanzada para el procedimiento", preguntó.

El éxito de la derivación gástrica también está avivando el debate sobre su uso como tratamiento para la diabetes tipo 2. Cada vez hay más evidencia que sugiere que este tipo de cirugía puede mejorar de forma dramática a los pacientes diabéticos y liberarlos de tomar medicamentos para el resto de sus vidas.

"Ahora se acepta más la idea de que la cirugía bariátrica es un tipo de terapia que puede salvar vidas en lugar de un medio para bajar de peso", dijo el Dr. Francesco Rubino, jefe de cirugía metabólica gastrointestinal del Colegio Médico Weill Cornell de la ciudad de Nueva York.

Aún así, se necesitan realizar estudios más a largo plazo, y los médicos y legisladores deben llegar a un consenso sobre quiénes deberían acceder a este tipo de cirugía, apuntó Rubino, que dirigió el primer Congreso mundial sobre terapias intervencionistas para la diabetes tipo 2, celebrado en septiembre en la ciudad de Nueva York.

Se calcula que unas 205,000 cirugías bariátricas se llevaron a cabo en Estados Unidos en 2007, de acuerdo con la American Society for Metabolic & Bariatric Surgery (ASMBS). Hay un incremento de casi 20 por ciento con respecto a los dos primeros años.

Si el paciente se compromete a realizar los cambios necesarios en su dieta y a hacer ejercicio, la cirugía de derivación gástrica puede ofrecer una pérdida de peso sostenida a largo plazo, de acuerdo con la Clínica Mayo.

Ya que no sólo ayuda a perder kilos, sino que varios estudios publicados el año pasado en la New England Journal of Medicine encontraron que también puede contribuir a que las personas obesas vivan más tiempo.

Un estudio, dirigido por Ted Adams de la Facultad de medicina de la Universidad de Utah, hizo seguimiento a casi 16,000 personas obesas, la mitad de las cuales se habían sometido a la cirugía para perder peso. Tras un promedio de siete años, la tasa de mortalidad era 40 por ciento más baja entre las personas que se habían hecho la cirugía, en comparación con los que no se habían sometido a ella. Las muertes relacionadas con la diabetes se redujeron considerablemente en 92 por ciento.

En el otro estudio, dirigido por un equipo sueco, participaron más de 6,000 pacientes obesos. Después de un periodo de seguimiento de más de una década, los que se sometieron a la cirugía bariátrica eran 29 por ciento menos propensos a morir que los que no se sometieron a la cirugía.

La edad no es necesariamente una barrera, sugiere otro estudio. En una revisión de casi 1,065 cirugías bariátricas realizadas entre 2001 y 2005, los investigadores del Centro Médico Geisinger de Danville, Pensilvania, hallaron que las personas de 60 años o más tenían resultados de seguridad y eficacia comparables a los menores de 60.

Pero Phillips no está convencido que sea lo correcto para las personas de 80 en adelante.

"No se conoce la probabilidad de prolongar sus vidas", dijo, al señalar que estos pacientes ya han alcanzado su esperanza de vida. "También, si ocurre una complicación, no podrán sobrevivir".

Y a pesar de los beneficios de la cirugía para prolongar la vida, cada paciente debe proceder con precaución.

"Recomiendo a los pacientes que estén sopesando la cirugía bariátrica a que consideren los riesgos relacionados con este procedimiento contra los riesgos asociados con un peso excesivo", dijo Adams. "Debería haber una evaluación cuidadosa de los pros y los contras de la cirugía y del resto de pacientes gravemente obesos".

Más información

Para conocer más sobre la cirugía bariátrica, visite la Biblioteca Nacional de Medicina.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ