Hacer ejercicio no perjudica los huesos envejecientes

Un estudio plantea que de hecho,el ejercicio enérgico podría fortalecerlos

MIÉRCOLES 8 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Hacer ejercicios ayuda a mantener y, en algunos casos, a mejorar la masa ósea en personas entre 55 y 75 años, de acuerdo con un nuevo estudio que desafía la idea de que los ejercicios para quemar grasa perjudican la salud de los huesos en este grupo de edad.

"La pérdida de grasa con ejercicios no resultó en una pérdida de masa ósea, un problema observado con frecuencia cuando los pacientes pierden peso mediante sólo dieta", dijo en una declaración preparada la Dra. Suzanne Jan de Beur, coautora, endocrinóloga y profesora asistente de la Universidad de Johns Hopkins.

El estudio de 104 hombres y mujeres halló que seis meses de ejercicio aeróbico en bicicleta, caminadora o escaleras mecánicas combinados con levantamiento de pesas, resultaron en una mejor salud física general y pérdida de grasa sin cambios significativos en la densidad mineral de los huesos.

De hecho, los voluntarios del estudio que se ejercitaron al máximo y obtuvieron los mayores aumentos en salud aeróbica, fortaleza muscular y tejido muscular mostraron incrementos en la masa ósea de 1 a 2 por ciento, hallaron los investigadores.

Se cree que éste es el primer estudio en examinar el impacto del ejercicio independientemente de otros factores, principalmente la dieta, densidad mineral ósea y el riesgo de osteoporosis y fracturas, apuntaron los investigadores.

"Las personas mayores están muy preocupadas sobre cómo reducir mejor su grasa corporal como un medio de prevenir otros problemas de salud, como la enfermedad cardiaca y la diabetes. Sin embargo, el exceso de grasa sí tiene el beneficio de mantener la masa ósea", explicó en una declaración preparada la investigadora principal del estudio, Kerry Stewart, profesora de medicina y directora de los programas de fisiología clínica del ejercicio y salud cardiaca de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins.

"Pero perder peso a través de una dieta por sí sola puede conducir a una pérdida de masa ósea, lo que empeora la pérdida ósea natural del organismo debido al envejecimiento, un factor de riesgo clave en las fracturas óseas", apuntó.

"Nuestros resultados muestran que los ejercicios de intensidad moderada pueden aumentar el buen estado físico y reducir la grasa corporal, que son importantes para la salud general, pero se hallaron ganancias en la densidad ósea solamente entre aquéllos que alcanzaron las mayores ganancias en la forma física en seis meses", agregó de Beur, quien se especializa en salud ósea.

Ella recomienda que las personas mayores pueden ejercitarse ya sea a un nivel de intensidad más alto o durante más de seis meses para alcanzar un aumento sustancial de la densidad ósea.

El estudio aparece publicado en la edición de junio del American Journal of Preventive Medicine.

Más información

La Universidad de Alabama en Birmingham ofrece consejos sobre cómo tonificar sus huesos.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: Johns Hopkins Medicine, news release, May 25, 2005
Consumer News in Spanish