See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Hormonas podrían tener la clave para envejecer sanamente

Estudios sugieren que ajustarlas podría extender la juventud, pero un experto aconsejó precaución

MIÉRCOLES 21 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Hormonas específicas podrían tener una función clave en la longevidad y en un envejecimiento sano, según sugieren dos estudios recientes.

Investigadores encontraron una hormona, la adiponectina, en concentraciones más altas en mujeres de 100 años, mientras que otro estudio encontró que estimular la producción de hormona de crecimiento del cuerpo devolvió un ánimo juvenil a las personas que estaban entre los 60 y los 80 años de edad.

Ambos estudios fueron presentados el miércoles en el 6 Congreso Internacional de Neuroendocrinología, en Pittsburgh.

En el primer estudio, la Dra. Agnieszka Baranowska-Bik y sus colegas de la Universidad de Polonia estudiaron a 133 mujeres entre los 20 y los 102 años de edad, entre ellas 25 mujeres que tenían entre 100 y 102 años de edad. Los investigadores estaban particularmente interesados en los niveles de adiponectina de las mujeres.

La adiponectina es fabricada por el tejido graso y podría ser un importante determinante de la longevidad. Es una proteína péptida con propiedades antiinflamatorias que ayuda a mantener los vasos sanguíneos libres de depósitos grasos. La adiponectina también desempeña un importante papel en el metabolismo, particularmente en la regulación del colesterol y el azúcar.

Los niveles bajos de adiponectina podrían contribuir a la obesidad, la resistencia a la insulina, la diabetes o los depósitos de placa en las arterias. Esta combinación de dolencias se conoce también como síndrome metabólico.

"Encontramos diferencias significativas en las mujeres centenarias en comparación con otros grupos", aseguró Baranowska-Bik. "Encontramos que nuestras mujeres centenarias eran más saludables que las demás mujeres".

"El hallazgo más importante fue que los niveles de adiponectina eran significativamente más altos en las mujeres centenarias", añadió Baranowska-Bik. "Esto podría estar relacionado con la situación metabólica y también con el envejecimiento y la longevidad".

El equipo polaco encontró que el grupo de mujeres "de 100 años y más", además de tener niveles significativamente mayores de adiponectina, también tenían niveles mucho más bajos de insulina y leptina, una hormona de la grasa. También puntuaron mejor en cuanto a la resistencia a la insulina y el colesterol total.

Además, en comparación con las mujeres obesas, las mujeres más viejas mostraban significativamente menos señales de presión sanguínea alta u otros síntomas de síndrome metabólico. "Además, estas mujeres tenían una incidencia significativamente más bajo de colesterol alto y resistencia a la insulina, que son los síntomas del síndrome metabólico", apuntó Baranowska-Bik.

El segundo estudio se trataba de mejorar el funcionamiento físico de los adultos mayores aumentando la producción de hormona de crecimiento en el organismo.

El envejecimiento causa un nivel más bajo de hormona de crecimiento, lo que a su vez conlleva un declive constante en masa muscular, fuerza y capacidad de ejercicio. Esto puede llevar a un nivel de fragilidad que le pone punto final a la vida independiente.

El investigador principal, el Dr. George R. Merriam, del Sistema de Atención de la Salud de la Universidad de Washington y Asuntos de Veteranos de Puget, explicó que su equipo buscaba determinar si los declives hormonales y funcionales estaban relacionados, y si aumentar los niveles de hormona del crecimiento podría ayudar a detener o revertir el declive.

En su estudio, Merriam y sus colegas estudiaron el efecto del estimulador de la hormona de crecimiento capromorelina en 395 hombres y mujeres entre los 65 y 84 años de edad. La capromorelina es un medicamento en investigación desarrollado por el laboratorio farmacéutico Pfizer.

Todos los participantes tenían alguna limitación ligera en su funcionamiento físico. Durante el año del ensayo, algunos pacientes recibieron capromorelina, mientras que a otros se les suministró un placebo.

El equipo de Merriam encontró que, en comparación con un placebo, la capromorelina, en cualquier dosis, causaba un aumento en la producción de hormona del crecimiento. En términos clínicos, este tratamiento logró un aumento de la masa corporal, una mejora en la prueba de caminar alternando los pies y una mejor capacidad para subir escaleras.

"Después de seis meses, las personas que recibieron el medicamento activo mostraron mejora en la caminata alternada y continuaron mostrando la mejora a los 12 meses", apuntó Merriam. "A los 12 meses también había una mejora significativa en subir escaleras en el grupo de tratamiento".

Pero que la capromorelina estará disponible comercialmente dentro de poco o no es problemático, aseguró Merriam.

"Es muy difícil sacar un medicamento para el envejecimiento normal al mercado porque la FDA no considera el envejecimiento como una enfermedad y por tanto pone estándares muy altos", explicó. "No consideraría que estos resultados son concluyentes. Los medicamentos de esta categoría podrían tener esperanza para mejorar la función física y por tanto tal vez prolongar la capacidad de las personas mayores para vivir de forma independiente".

Un experto se muestra cauto sobre complementar los niveles de hormonas para luchar contra el envejecimiento, porque los científicos simplemente no comprenden aún las consecuencias de un uso a largo plazo de estos agentes.

"Los problemas con todas las hormonas es que tienen otros efectos", apuntó Rafael de Cabo, investigador del Laboratorio de Gerontología Experimental, parte del U.S. National Institute on Aging.

Pueden haber muchos efectos no intencionados, señaló de Cabo. "Antes de que se pueda ni pensar en dárselo a los humanos, hay que asegurarse de que sea seguro y de que no tenga otras implicaciones", agregó.

"En cualquier momento que se interfiera con el sistema endocrino, todos los botones están interconectados, así que si se mueve uno, los otros también responden de manera inmediata", aseguró de Cabo. "No es una cura mágica que arregle el metabolismo con un solo compuesto".

Más información

Para más información sobre un envejecimiento sano, diríjase al U.S. National Institute on Aging.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Agnieszka Baranowska-Bik, M.D., University of Poland, Warsaw; George R. Merriam, M.D., University of Washington/VA Puget Sound Health Care System, Seattle; Rafael de Cabo, Ph.D., investigator, Laboratory of Experimental Gerontology, U.S. National Institute on Aging, Baltimore; June 21, 2006, presentations, 6th International Congress of Neuroendocrinology, Pittsburgh
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.