See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La nicotina no desacelera la enfermedad de Alzheimer

Un estudio en ratones contradice el planteamiento de una investigación previa que afirma que podría servir de ayuda

MARTES 8 de febrero (HealthDay News/HispaniCare) -- Aunque una investigación anterior había sugerido que la nicotina reduce la placa cerebral asociada con la enfermedad de Alzheimer, los resultados de un estudio reciente con ratones señalan todo lo contrario.

La investigación halla que lejos de aliviar el Alzheimer, la nicotina de hecho incrementa los ovillos fibrilares en el cerebro, un sello característico de la enfermedad.

"Es posible que la nicotina pueda haber tenido un efecto positivo sobre la placa, pero a la vez un efecto negativo en los ovillos, con lo que se estaría convirtiendo esencialmente una forma de la enfermedad en otra", dijo el jefe del estudio Frank M. LaFerla, director asociado del Institute for Brain Aging and Dementia en la Universidad de California en Irvine.

Los investigadores informan sobre sus hallazgos en la edición de esta semana de Proceedings of the National Academy of Sciences.

Se calcula que unos 4 millones de estadounidenses padecen la enfermedad de Alzheimer, un trastorno de deterioro mental incurable. La Alzheimer's Association proyecta que el número alcanzará los 14 millones para mediados de siglo.

Durante la enfermedad ocurren dos patologías distintas en el cerebro. Están las placas amiloideas causadas por depósitos de la proteína beta-amiloidea y los ovillos neurofibrilares que contienen aglomeraciones de proteínas tau alteradas.

Los datos que mostraron que la nicotina podría ser efectiva contra la enfermedad de Alzheimer se encontró en ratones que sólo tenían la placa cerebral, explicó LaFerla.

En ese experimento, "al tratar los ratones con nicotina pudo parecer que ayudaba a reducir la cantidad de placa en el cerebro", explicó. "A partir de eso, la gente ha estado afirmando que la nicotina puede ser un compuesto útil".

En la enfermedad de Alzheimer, se produce una pérdida del neurotransmisor llamado acetilcolina, apuntó LaFerla. De hecho, dos de los tratamientos para el Alzheimer interactúan con la enzima que descompone el acetilcolina. Se pensaba que la nicotina imitaba la acción del acetilcolina en un receptor cerebral, explicó.

En sus experimentos, el equipo de LaFerla quería ver si la nicotina tenía un efecto positivo tanto en la placa como en la acumulación de ovillos. Los investigadores suministraron nicotina a ratones genéticamente manipulados para que desarrollaran ambos indicadores neurológicos de la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores encontraron que la nicotina empeoraba la situación. La nicotina incrementó el efecto de las proteínas tau alteradas, causando que los ovillos mentales se desarrollaran de forma más temprana, indicó LaFerla.

El desarrollo acelerado de ovillos ha sido notado en tipos específicos de pacientes con la enfermedad de Alzheimer, sostuvo LaFerla. Por ejemplo, los cerebros de los pacientes con Alzheimer que eran fumadores crónicos mostraron más ovillos en comparación con pacientes no fumadores, indicó.

"Al parecer los fumadores tienen una mayor carga de ovillos en sus cerebros", dijo LaFerla. "Fumar no es útil si lo que se desea es prevenir la enfermedad de Alzheimer".

"Algunos estudios ante todo transversales sugieren que fumar está asociado con probabilidades reducidas de la enfermedad de Alzheimer, aunque muchos otros disputan dicho hallazgo, y varios estudios longitudinales recientes de hecho reportan un incremento de la enfermedad", dijo el Dr. David A. Bennett, director del Rush Alzheimer's Disease del Centro Médico de la Universidad de Rush.

Se ha producido un interés en el posible rol de los receptores de nicotina u otros mecanismos biológicos que relacionan el tabaquismo con la demencia, de acuerdo con Bennett. "Estos datos ofrecen evidencia de una relación entre los receptores de nicotina y la patología de la enfermedad de Alzheimer. Considero que es un artículo muy interesante que ofrece evidencia que respalda los efectos nocivos del tabaquismo", agregó.

Otro investigador, Steven H. Ferris, director del Centro para la Enfermedad de Alzheimer de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, dijo no estar seguro si dichos hallazgos son suficientes para suspender el uso de la nicotina en el tratamiento de la enfermedad, pero considera que los investigadores al menos deben estar preparados para obtener resultados negativos.

"Aunque sería prematuro saltar a una conclusión a partir de estos datos obtenidos en ratones de que los medicamentos nicotínicos pueden empeorar la enfermedad en pacientes con Alzheimer, el estudio al menos presenta dicha posibilidad", señaló Ferris.

"Debido a que un número de agonistas nicotínicos están en la fase de desarrollo, algunos en ensayos clínicos, quizás no sea importante estar alerta más de lo necesario por posibles resultados", añadió.

Más información

La Alzheimer's Association puede ofrecerle más información sobre la enfermedad de Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Frank M. LaFerla, Ph.D., associate professor, neurobiology and behavior, and associate director, Institute for Brain Aging and Dementia, University of California, Irvine; David A. Bennett, M.D., director, Rush Alzheimer's Disease Center, Robert C. Borwell professor of neurological sciences, Rush University Medical Center, Chicago; Steven H. Ferris, Ph.D., director, Alzheimer's Disease Center, New York University School of Medicine, New York City; Feb. 7-11, 2005, Proceedings of the National Academy of Sciences
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.