La obesidad está detrás de los crecientes costos de salud de los EE.UU.

Estudio halla que los estadounidenses gastan más que los europeos en la atención de enfermedades crónicas

MARTES 2 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente halla que la obesidad es un gran factor que está detrás del aumento en índices de enfermedades crónicas en los EE.UU. Cada vez hay más estadounidenses que las padecen, en comparación con sus contrapartes europeas.

También es un problema costoso. Según los investigadores, las enfermedades crónicas como la diabetes y la enfermedad cardiaca corresponden a entre cien y 150 mil millones de dólares en gastos de atención de la salud en los EE.UU. cada año.

"Los EE.UU. gastan el doble que los países europeos en atención de la salud", anotó Kenneth Thorpe, investigador líder y presidente del departamento de políticas y gestión de la salud de la Facultad de salud pública Rollins de la Universidad Emory de Atlanta. "El 75 por ciento de lo que gastamos en este país se relaciona con pacientes que tienen una o más afecciones crónicas y la mayor parte del aumento se debe a la obesidad".

"Necesitamos hallar métodos más efectivos para reducir y, en el peor de los casos, estabilizar este aumento persistente en la obesidad de niños y adultos de este país", dijo.

Además, los expertos necesitan encontrar maneras mejores y menos costosas de gestionar los problemas crónicos de atención de la salud, señaló Thorpe.

"Ahí es donde se está yendo el dinero", dijo. "No vamos a lograr controlar los costos hasta que logremos reducir el nivel y el aumento de la prevalencia de las enfermedades crónicas".

El informe aparece en la edición en línea del 2 de octubre de Health Affairs.

En el estudio, el equipo de Thorpe comparó datos de 2004 sobre la prevalencia y el tratamiento de las enfermedades entre los adultos a partir de los cincuenta años de Alemania, Austria, Dinamarca, EE.UU., España, Francia, Grecia, Italia, Países Bajos, Suecia y Suiza.

Informan que cerca del 17 por ciento de los adultos europeos son obesos, en comparación con cerca de la tercera parte de los estadounidenses adultos. Además, el 53 por ciento de los estadounidenses adultos fuman o fumaron, en comparación con el 43 por ciento de los europeos. También es más probable que los estadounidenses adultos tengan enfermedad cardiaca, cáncer, diabetes y enfermedad pulmonar crónica, todos relacionados con la obesidad y / o con el tabaquismo.

"Los EE.UU. gastan más dinero en la atención de la salud que cualquier otro país de Europa", aseguró Thorpe. En 2004 en los EE.UU., el gasto per cápita en atención de la salud fue de $6,102, cerca del doble que en los Países Bajos y Alemania y casi dos veces el de Francia.

Si la prevalencia de la obesidad se pudiera reducir (y con ella las enfermedades crónicas), el equipo de Thorpe calcula que el gasto en salud podría reducirse entre $100 y $150 mil millones al año, lo que reduciría en 18.7 por ciento el presupuesto total del país para la atención de la salud.

Hay varias razones para los costos de las enfermedades crónicas en los EE.UU., según anota el grupo de Thorpe. Además de los altos niveles de obesidad y tabaquismo, se encuentran evaluaciones más agresivas del cáncer en los EE.UU. que en Europa y tratamientos farmacológicos más intensivos para las enfermedades crónicas que en Europa, lo que aumenta aún más los costos.

Thorpe considera que la única manera de lograr controlar los costos de la atención de la salud es encontrar maneras de reducir la obesidad. "Hay una falta de un sistema efectivo de atención primaria en este país", aseguró. "Necesitamos gestionar con mayor efectividad a los pacientes que tienen afecciones crónicas y necesitamos hallar una manera de prevenir el aumento de la obesidad".

Un experto estuvo de acuerdo con el alcance del problema, pero agregó que las soluciones siguen siendo difíciles de encontrar.

"Hay dos razones por las que los EE.UU. podrían gastar más de nuestra economía total en la atención de la salud que cualquier otro país. Aquí el tratamiento cuesta más y somos más los que lo necesitamos", señaló el Dr. David L. Katz, director del Centro de investigación para la prevención en la Facultad de medicina de la Universidad de Yale.

Que los estadounidenses sean más gordos que los europeos no es ninguna sorpresa, aseguró Katz, pero sí es sorprendente que los estadounidenses fumen más. "El hallazgo me hace cuestionar la confiabilidad de la información hasta cierto punto. Pero aún si sabemos con certeza que los estadounidenses tienen más factores de riesgo de enfermedades crónicas que las poblaciones de otros países, eso no nos dice necesariamente cómo resolver el problema", dijo.

Los índices de obesidad están aumentando rápidamente en Europa, así que "estamos exportando el mal ejemplo, lo que hará que [sus] costos de atención de la salud aumenten pronto también", aseguró Katz. "Sin duda, la mejor manera de reducir los altos costos de la atención de la salud es incrementar la buena salud. Definir cuál es la mejor manera de llegar de allá a aquí es un reto que no se ha alcanzado de forma adecuada".

Otro experto en costos de atención de la salud estuvo de acuerdo.

"No estoy seguro de que la obesidad sea una afección que se pueda tratar médicamente", aseguró Greg Scandlen, fundador de Consumers for Health Care Choices, un grupo de presión en atención de la salud. "Ciertamente, sí sugiere que es necesario hacer más ejercicio y llevar mejores dietas, pero eso es algo que la abuela ya había dicho. ¿Necesitamos que profesionales altamente entrenados y costos le digan a la gente lo que las abuelas han estado diciendo gratis durante generaciones?".

"No estoy seguro de que esta información sea de mucho uso para el sistema de atención de la salud, aunque sí podría serlo para el sistema educativo", comentó Scandlen. Sus sugerencias son "restablecer las clases de educación física, [usar] el sistema de transporte público, más bicicletas y menos carros, así como mejorar el diseño urbano y eliminar las escaleras eléctricas para que la gente use las escaleras", dijo.

Más información

Para más información sobre los costos de la atención de la salud, visite la Kaiser Family Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ