See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La obesidad puede acortar la esperanza de vida de los estadounidenses

Investigadores señalan que un ciclo vital más corto puede implicar ahorros en la Seguridad Social

MIÉRCOLES 16 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- La epidemia de la obesidad estadounidense podría acabar de manera abrupta con la ganancia sostenida en la esperanza de vida observada en los tiempos modernos, según advierten científicos en un nuevo informe.

Es decir, que la esperanza de vida al nacer es ya de un tercio a tres cuartos un año más corta de lo que sería si las personas mantuvieran su peso ideal, hallan los analistas. A menos que se tomen medidas drásticas para revertir la prevalencia de la obesidad, los investigadores consideran que el ciclo de vida del estadounidense promedio podría reducirse en dos o cinco años en las próximas décadas.

"Esto no está basado en especulaciones sobre algún desastre inminente o evento imprevisto", afirmó el autor del estudio, S. Jay Olshansky, profesor de epidemiología y bioestadística de la Universidad de Illinois en Chicago. "Sino que está basado en el futuro de la salud estadounidense que podemos observar hoy entre las personas que expresarán la esperanza de vida y salud del futuro: los niños de hoy".

El estudio de su equipo, patrocinado en parte por el National Institute on Aging (NIA), aparece en la edición del 17 de marzo de New England Journal of Medicine.

Debido al costo de la obesidad en la salud humana, los investigadores consideran que el número de estadounidenses que vivirán lo suficiente como para disfrutar de los programas a los que tienen derecho por la edad en los Estados Unidos es exagerado.

"Esta no es la forma en la que queremos ahorrar en Seguridad Social y Medicare", agregó Olshansky, cuyos colaboradores incluían a notables investigadores sobre la longevidad como Leonard Hayflick de la Universidad de California en San Francisco y al Dr. Robert N. Butler del Centro Internacional para la Longevidad en Nueva York.

Su sombría perspectiva se contradice notablemente con un pronóstico más optimista publicado el pasado noviembre por un consorcio de 12 agencias federales, incluido el NIA. En ese análisis, los investigadores pronosticaron una continuación en la tendencia histórica del aumento de la esperanza de vida.

Algunos expertos aún creen que existen razones para el optimismo.

Si bien la reducción de la esperanza de vida por la obesidad es plausible, es improbable dadas las fuerzas compensatorias, que incluyen una mayor educación sobre salud pública y avances médicos continuos, explicó Richard M. Suzman, director asociado del NIA para la Investigación Social y Conductual.

Y además, el efecto de la obesidad puede ya estar reflejado en la esperanza de vida, sugirió. Podría ser una de la razones de por qué las ganancias en la esperanza de vida en los EE.UU. entre las personas de mayor edad han sido menores que las de otros países desarrollados en años recientes.

"Creo que hay suficiente posibilidad para que la esperanza de vida siga creciendo", razonó Suzman. Él está más preocupado por los efectos de la obesidad sobre los índices de discapacidad y desearía que los autores hubieran invertido más tiempo en el examen de este aspecto.

Samuel H. Preston, profesor de demografía del Centro de Estudios Poblacionales de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia, también cuestionó el pronóstico pesimista de los autores con relación a la longevidad. "Cientos de factores afectan la tasa de mortalidad de una población en cualquier periodo particular, y es su efecto combinado lo que establece la tendencia", escribió en un editorial que aparece en la misma edición.

Aún así, reconoce, que la creciente prevalencia y severidad de la obesidad podría contrarrestar las influencias positivas sobre la longevidad. "Un fracaso en abordar el problema podría impedir las mejoras en la longevidad que de lo contrarío se podrían esperar".

La prevalencia de la obesidad entre los adultos estadounidenses ha aumentado cerca de un 50 por ciento por década desde 1980, anotaron los autores. Hoy en día, dos tercios de los adultos tienen sobrepeso o son obesos. Como resultado, un porcentaje creciente de la población está en riesgo para la diabetes tipo 2, enfermedad cardiaca, cáncer u otras enfermedades.

Para estimar el efecto total en la esperanza de vida, Olshansky y sus colegas calcularon la reducción en las tasas de mortalidad que ocurrirían si todo el que fuera actualmente obeso perdiera el peso suficiente como para alcanzar un índice de masa corporal ideal.

Tomando como base ese análisis, los autores estimaron que la esperanza de vida al nacer sería de 0.33 a 0.93 años más para los hombres blancos y de 0.30 a 0.81 años más para las mujeres blancas. Los hombres de raza negra vivirían de 0.30 a 1.08 más años, y las mujeres negras ganaría de 0.21 a 0.73 años de vida. En general, la esperanza de vida crecería de un tercio a tres cuartos de un año si la obesidad no existiera, indicaron.

En otras palabras, este es sólo el efecto negativo actual de la obesidad. Pero si los legisladores y las autoridades de salud pública responden al inminente peligro que representa la obesidad, no sería una consecuencia inevitable, anotaron los autores.

"En el análisis final, esperamos que nuestro pronóstico sea incorrecto porque comencemos a reconocer el significado de la crisis de salud y actuemos ahora", indicó Olshansky. "Si fracasamos, entonces la generación más joven de hoy podrá vivir menos tiempo y tendrá una vida menos sana que la generación de sus padres".

Más información

El Federal Interagency Forum on Aging-Related Statistics tiene más información sobre la esperanza de vida.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: S. Jay Olshansky, Ph.D., professor, epidemiology and biostatistics, University of Illinois at Chicago; Richard M. Suzman, Ph.D., associate director, Behavioral and Social Research, National Institute on Aging, Bethesda, Md.; March 16, 2005, NIA press release; March 17, 2005, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.