See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La propuesta presupuestaria de Bush reduciría los gastos de Medicare

Sin embargo, el presupuesto de la FDA aumentaría en cerca de seis por ciento, en buena parte para supervisar la seguridad de los alimentos

LUNES 4 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- La nueva propuesta presupuestaria del Presidente Bush reduciría en $196 mil millones a lo largo de cinco años los gastos de Medicare y de Medicaid, programas que ofrecen atención de la salud a millones de pobres y ancianos, según anunciaron funcionarios federales el lunes.

Las reducciones propuestas hacen parte de un plan para impedir que a Medicare se le agote el dinero en poco más de una década, aseguró a los periodistas durante una conferencia de prensa Mike Leavitt, ministro de salud y servicios humanos (HHS). Aseguró que los ahorros podrían ayudar a mantener las primas al alcance del bolsillo de los usuarios, a mantener el sistema de Medicare y Medicaid, y a cuadrar el presupuesto actual de Medicare.

"La porción de Medicare en el presupuesto se debería ver como una advertencia lúgubre", aseguró Leavitt. "Como va Medicare, entrará en bancarrota en cuestión de once años". Los estadounidenses han perdido la sensibilidad a las advertencias sobre las asignaciones como un ciclo repetitivo de alertas e inacción", dijo.

Sin embargo, el Presidente Bush y Leavitt seguramente serán confrontados por el Congreso sobre las propuestas presupuestarias.

"La administración debería saber que cinco años de reducción de Medicare y Medicaid equivalente a $200 mil millones no tiene la menor posibilidad ni conmigo ni con la mayor parte del Congreso", declaró a The Associated Press el Senador Max Baucus, D-Mont., presidente del Comité de finanzas del Senado.

No todas las agencias perderían fondos según el nuevo presupuesto. Según funcionarios de la U.S. Food and Drug Administration, esta agencia que siempre está corta de efectivo recibiría un aumento de cerca de seis por ciento en la financiación, buena parte de lo cual iría a programas que supervisan la seguridad de los alimentos.

Todos estos anuncios provienen de la propuesta presupuestaria de $3.1 mil millones de 2009 anunciada por la administración Bush el lunes.

Según Leavitt, la mayoría de las reducciones para Medicare provendrían de reducciones a las cuotas que se pagan a hospitales, hogares para ancianos y hospicios.

Según Leavitt, Medicare constituye el 56 por ciento del presupuesto de $737 mil millones del HHS. Las reducciones al presupuesto de Medicare se convertirán en la norma hasta que el mismo Medicare cambie, dijo. "Podemos mantener nuestro compromiso nacional, pero para lograrlo necesitamos cambiar la manera como se gestiona Medicare", aseguró Leavitt.

Según el plan del presidente, el crecimiento anual de los gastos de Medicare se reducirían en cinco por ciento, en lugar del siete por ciento proyectado. De manera similar, el crecimiento en el gasto se reduciría de 7.3 a 7 por ciento para Medicaid.

Medicare es un sistema ineficiente que necesita modificarse, argumentó Leavitt. Cambiar el sistema implica darles más responsabilidad a los consumidores y permitirles tomar sus propias decisiones sobre la atención de la salud, dijo.

"Si a los consumidores se les permitiera tomar decisiones en un mercado eficiente, por medio de registros médicos electrónicos, medidas de calidad, comparaciones de costos, opciones e incentivos, sus decisiones serían mucho más precisas y atinadas", dijo. "Fomentaría una mejor salud a un costo menor".

Pero al menos un crítico considera que reducir el presupuesto de Medicare afectaría a los consumidores y al sistema de atención de la salud.

"La propuesta del Presidente Bush de reducciones a Medicare afectaría a los estadounidenses más viejos y discapacidades y arremetería con fuerza demoledora contra muchos hospitales esenciales de todo el país", aseguró en una declaración preparada Robert M. Hayes, presidente de Medicare Rights Center. "Es injustificable que el Presidente proponga afectar a los abuelos estadounidenses y mantenga su defensa rabiosa de los pagos excesivos de Medicare a las aseguradoras con fines de lucro".

Según el presupuesto propuesto por Bush, la U.S. Food and Drug Administration recibiría otros $130 mil millones para el año fiscal de 2009, que comienza el 1 de octubre.

"El presupuesto de la agencia de 2009 incluye $2.4 mil millones, que incluye autoridad de presupuesto directo y tarifas de usuario", aseguró en una teleconferencia el lunes por la tarde John Dyer, subcomisionado de operaciones y director de operaciones de la FDA. "Ese aumento de 5.7 por ciento sobre el presupuesto de 2008 acaba de ser aprobado por el Congreso".

Según Dyer, el presupuesto aumentaría los recursos invertidos en seguridad de alimentos, modernizará la seguridad de los medicamentos, acelerará la aprobación de medicamentos genéricos, y mejorará la seguridad y la revisión de dispositivos médicos. El presupuesto incluye también aumentos en los salarios y hasta 1,000 empleados adicionales para la FDA.

La agencia, que fue sacudida por una larga lista de retiradas de alimentos y de brotes de enfermedades relacionadas con éstos en 2007, planea aumentar sus inspecciones de alimentos nacionales e importados, así como de productos médicos. También dirigirá más inspecciones a alimentos de alto riesgo, sostuvo Dyer.

Un grupo de la industria celebró el nuevo énfasis de la agencia sobre llevar medicamentos genéricos menos costosos al público con mayor rapidez.

"Llevar medicamentos genéricos al mercado de manera oportuna es una situación mutuamente beneficiosa para el gobierno, la industria de los genéricos y, sobre todo, los consumidores", aseguró en una declaración preparada Kathleen Jaeger, presidenta y directora general de la Generic Pharmaceutical Association.

Otras agencias del HHS no recibirían más fondos o perderían dinero según la propuesta presupuestaria de Bush. Entre éstas se encuentran los National Institutes of Health, cuyo presupuesto se mantendrá estable en $29.4 mil millones para el año entrante, y los Centers for Disease Control and Prevention, que perderán $400 millones de su presupuesto actual de $6.2 mil millones. Los programas dirigidos a ofrecer atención de la salud a los pobres de las zonas rurales verán caer sus presupuestos de $6.9 a $6 mil millones, según anunció la oficina del presidente.

Además de estas agencias, la U.S. Environmental Protection Agency está contemplando una propuesta presupuestaria de $7.14 mil millones para 2009. La agencia espera usar este dinero para fortalecer la seguridad interior y la energía alrededor de las ciudades y puertos principales.

La EPA también continuará promoviendo los estándares de eficiencia energética, aire limpio y agua limpia. La agencia aseguró en una declaración que tiene la intención de utilizar $170 mil millones para financiar equipos de emergencia que puedan abordar más de un ataque terrorista a la vez. Además, la EPA está contemplando un total de $563 millones para actividades policivas contra el crimen.

Más información

Para más información sobre Medicare, visite el Ministerio de servicios de salud y humanos de los EE.UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Feb. 4, 2008, teleconference with Mike Leavitt, Secretary, U.S. Department of Health and Human Services; John Dyer, M.P.H., deputy commissioner for operations and chief operating officer, U.S. Food and Drug Administration; statements: Medicare Rights Center; Generic Pharmaceutical Association; U.S. Environmental Protection Agency; Associated Press, Bloomberg
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.