See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La raza tiene un papel en las secuelas de un accidente cerebrovascular

Estudio halla que las minorías étnicas están en mayor riesgo de una disminución en la calidad de vida

JUEVES 31 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Uno de los primeros estudios a nivel nacional sobre los efectos del accidente cerebrovascular a largo plazo halla que reduce de manera considerable la calidad de vida de los supervivientes, y que los supervivientes negros tienden a lograr peores resultados que los blancos.

"La disparidad entre la población negra y blanca es en realidad mucho más marcada entre la población que sufre de accidente cerebrovascular que en la que no lo padece", aseguró la autora del estudio, la Dra. Jipan Xie, analista de salud pública en los U.S. Centers for Disease Control and Prevention en Atlanta.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea de 1 de septiembre de Stroke.

El equipo de Xie analizó los datos federales del Componente familiar de la Encuesta del panel de gastos médicos, realizada entre 2000 y 2002. Se centraron en 39,680 adultos, incluidos 1,040 que sobrevivieron a un accidente cerebrovascular.

Los pacientes fueron evaluados por una variedad de medidas de salud mental y física, funcionamiento físico, dolor, energía/fatiga, salud general, funcionamiento social y limitaciones debido a la salud física, problemas emocionales o salud mental.

Los investigadores también evaluaron la habilidad de los pacientes para cuidar de sí mismos, realizar actividades habituales, el dolor/molestias y la ansiedad/depresión. Pidieron a los pacientes que puntuaran su estado de salud en una escala de 0 a 100, siendo la mejor puntuación posible 100.

En comparación con las personas que no tenían ningún historial de accidente cerebrovascular, los supervivientes de esta afección obtuvieron una calificación 4.1 por ciento más baja en las puntuaciones de salud mental, 7.9 por ciento más baja en las puntuaciones de salud física, 6.9 por ciento más baja en las puntuaciones de habilidad diaria y 7.2 por ciento más baja en la puntuación de su salud general.

Estas disparidades en la calidad de vida fueron aún más marcadas entre los supervivientes blancos y los supervivientes negros o hispanos de accidentes cerebrovasculares, agregaron los investigadores.

Xie cree que estos datos ayudarán a los profesionales de la atención médica a entender el impacto a largo plazo de los accidentes cerebrovasculares, sobre todo porque los expertos esperan que muchas más personas sobrevivan a los mismos.

"Necesitamos conocer cuál es el nivel nacional del impacto del accidente cerebrovascular", apuntó Xie. "Dado que la mortalidad ha estado en declive, esperamos que más personas se conviertan en supervivientes de accidente cerebrovascular. Y la calidad de vida es una información de salud importante. Ahora tenemos información sobre la calidad de vida entre supervivientes de accidentes cerebrovasculares".

Xie cree que las mejoras en la atención inicial y la rehabilitación de los accidentes cerebrovasculares pueden aumentar la calidad de vida de los supervivientes de los mismos.

"El accidente cerebrovascular causa una reducción grave en la calidad de vida. Así que es importante mejorar la calidad de la atención del accidente cerebrovascular", apuntó Xie.

Los hallazgos "en realidad no son sorprendentes", agregó el Dr. Norman M. Kaplan, profesor clínico en la división de hipertensión del Centro médico de la Universidad de Texas Southwestern. "Los accidentes cerebrovasculares son aún más notables a medida que la gente envejece. Cuando las personas tienen un ataque al corazón, se recuperan con frecuencia, pero un accidente cerebrovascular deja una parte del cerebro discapacitada. Así que siempre se produce una pérdida de calidad de vida después de un accidente cerebrovascular".

La causa principal de un accidente cerebrovascular es la presión sanguínea alta, señaló Kaplan. "Los negros sufren más accidentes cerebrovasculares que los blancos", anotó. "La razón principal es que no logran controlar su presión sanguínea debido a que no reciben mucha atención médica", a menudo porque sus precarios ingresos restringen su acceso a la atención.

Las mejoras en la prevención, el tratamiento inicial y el acceso a rehabilitación después del accidente cerebrovascular pueden ayudar a los supervivientes a llevar una vida mejor y a que ésta sea más productiva, señaló otro experto.

"Se necesitan más programas que promuevan la atención médica de alta calidad, que tengan un impacto sobre los resultados del paciente", dijo el Dr. Eric Smith, director asociado de servicios de accidentes cerebrovasculares agudos en el Hospital General de Massachusetts en Boston. "También necesitamos pasos para garantizar que la atención médica de alta calidad sea asequible para todos, independientemente de la raza o grupo étnico".

Smith cree que muy pocos reciben el poderoso medicamento anticoagulante tPA cuando aparece el primer accidente cerebrovascular.

"[También] existe la necesidad de mejorar las estrategias preventivas del accidente cerebrovascular", apuntó. "Además, las personas que tienen menos acceso al seguro médico podrían no poder hacer gestiones para el mismo nivel de rehabilitación que otros".

Más información

Para más información, visite la American Stroke Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Jipan Xie, M.D., Ph.D., public health analyst, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Eric Smith, M.D., MPH, associate director, acute stroke services, Massachusetts General Hospital, Boston; Norman M. Kaplan, M.D., clinical professor, division of hypertension, University of Texas Southwestern Medical Center, Dallas; Sept. 1, 2006, Stroke online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined