La vacuna de la gripe no protege a los adultos mayores contra la neumonía

Investigadores señalan que los adultos mayores y débiles son más susceptibles a la gripe y a sus complicaciones

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de Healthday

JUEVES, 31 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- La vacuna de la gripe podría no proteger a los adultos mayores contra la neumonía una vez contraen la enfermedad, informan los investigadores.

Los adultos mayores y débiles son más susceptibles a contraer la gripe, aunque sean vacunados, y una vez se contagian con la gripe, son más susceptibles a tener complicaciones como la neumonía. Durante mucho tiempo se pensó que la vacuna de la gripe prevenía la gripe, y la neumonía, en todos los grupos de adultos mayores, pero este beneficio parece limitarse mayormente a los adultos mayores más jóvenes y sanos.

"En los adultos mayores, la vacuna de la gripe no se relacionó con un menor riesgo de neumonía", apuntó el investigador principal Michael L. Jackson, becario posdoctoral de Group Health Center for Health Studies en Seattle.

Sin embargo, Jackson todavía recomienda a los adultos mayores que se pongan la vacuna. "Hay ensayos aleatorios muy buenos que demuestran, al menos en adultos mayores sanos, que la vacuna reduce el riesgo de influenza", apuntó. "Sin embargo, los estudios más recientes han sobrestimado los beneficios de la vacuna en la reducción de las complicaciones de la influenza. Por tanto, tal vez la vacuna no reduzca el riesgo de complicaciones tanto como se creía", dijo.

Entre los adultos mayores de menor edad y saludables, la vacuna reduce el riesgo de la gripe, aseguró Jackson. "Cuando estudiamos a la población total de personas mayores, entre los que se encuentran los adultos mayores de 75 años en adelante y los que tienen enfermedades crónicas como enfermedad pulmonar, enfermedad cardiaca, diabetes y otras enfermedades similares, no sabemos si la vacuna es efectiva en los adultos mayores", remarcó. "Las personas que tienen estas enfermedades crónicas son más susceptibles a contraer la gripe y son más propensas a desarrollar neumonía si adquieren la influenza".

El informe aparece en la edición del 2 de agosto de The Lancet.

Para el estudio, el equipo de Jackson recopiló datos sobre 1,173 personas entre los 65 y 94 años que desarrollaron neumonía. Luego compararon estos individuos con 2,346 personas que no contrajeron la neumonía. Ambos grupos tuvieron tasas similares de vacunación contra la gripe en las tres temporadas del estudio, señalan los investigadores.

Los investigadores hallaron que los adultos mayores vacunados que contrajeron la gripe tenían más posibilidades de desarrollar neumonía que los adultos mayores no vacunados que contrajeron la gripe.

El Dr. Pascal James Imperato, decano del programa de máster en salud pública del Centro médico Downstate de la Universidad estatal de Nueva York, en esa misma ciudad, no quedó sorprendido con los resultados.

"Sabemos que los adultos mayores no desarrollan suficientes anticuerpos ante determinadas vacunas, incluida la de la gripe", dijo Imperato. "Además, las personas que tienen a partir de los 70, 80 y 90 años son más propensas a la neumonía con o sin la influenza. Varias de estas neumonías podrían deberse a otras causas aparte de la influenza".

Aunque muchos de los adultos mayores no desarrollen anticuerpos suficientes a la vacuna de la gripe, vacunarse merece la pena, destacó Imperato. "Tener muchas personas vacunadas conforma una inmunidad colectiva a la enfermedad y se crean barreras a la transmisión", agregó.

El Dr. Marc Siegel, profesor asociado clínico de medicina en la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York, en esa misma ciudad, señaló que los resultados de este estudio contradicen la creencia prevalente.

Siegel recalcó que en Estados Unidos mueren cada año unas 36,000 personas a causa de la gripe. "Más del 90 por ciento son adultos mayores", dijo. "Administramos la vacuna para prevenir principalmente el número de muertes entre la población de edad avanzada.

Sin embargo, la efectividad de la vacuna de la gripe varía cada año en función de qué tan buena es la compatibilidad con las cepas de la influenza en circulación. "En los mejores años, la vacuna de la gripe sólo es efectiva en un 40 a 60 por ciento", añadió Siegel.

Además, Siegel cree que la vacuna de la gripe protege contra otras complicaciones, incluso enfermedades respiratorias que también pueden ser mortales. "Hay muchas complicaciones relacionadas con la gripe además de la neumonía que ponen la vida en peligro", advirtió.

"Este estudio es un recordatorio de que las vacunas de la gripe no son una panacea, sino que tienen un gran valor, porque reducen la incidencia de la influenza", dijo Siegel. "Las vacunas de la gripe reducen sin duda alguna el número de muertes relacionadas con la gripe".

Más información

Para más información sobre la vacuna de la gripe de esta temporada, visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Michael L. Jackson, Ph.D., M.P.H., postdoctoral fellow, Group Health Center for Health Studies, Seattle; Marc Siegel, M.D., clinical associate professor of medicine, New York University School of Medicine, New York City; Pascal James Imperato, M.D., distinguished service professor and dean, master of public health program, State University of New York Downstate Medical Center, New York City; Aug. 2, 2008, The Lancet

Last Updated: