See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las várices y las telangiectasias podrían ser inevitables para algunos

Podría parecer un asunto cosmético solamente, pero un médico advierte que esta afección puede conducir a problemas más graves

DOMINGO, 20 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Según la American Society for Dermatologic Surgery (ASDS), las várices y las telangiectasias podrían ser causadas por diversos factores, como las fluctuaciones hormonales, el uso de zapatos de tacón alto, la edad, la obesidad y la ocupación.

En 2005, los cirujanos dermatólogos (médicos especializados en la piel y las afecciones relacionadas con las venas) realizaron cerca de 300,000 procedimientos venosos, de los cuales el 86 por ciento fueron en pacientes de sexo femenino, según la ASDS.

"Debido a algunas afecciones para las que hay predisposición, las várices y las telangiectasias podrían ser inevitables para algunas personas. Sin embargo, existen diversas medidas de prevención y técnicas médicas para reducir la apariencia y el dolor relacionado con estas afecciones de las venas", señaló en un comunicado de prensa de la asociación el Dr. Robert Weiss, presidente electo de la ASDS.

Sus consejos son los siguientes:

  • Atienda las señales de su organismo. Las várices y las telangiectasias tienden a ser un asunto cosmético, pero pueden conducir a problemas como fatiga, calambres nocturnos, inflamación de las piernas y picazón alrededor de algunas venas. Si experimenta cualquiera de estos síntomas, consulte a un cirujano dermatólogo.
  • Manténgase activo. Mover las piernas estimula la circulación, lo que reduce la presión y la acumulación de sangre.
  • Mantenga un peso saludable para reducir y prevenir el exceso de presión sobre las piernas, que puede hacer que las venas salgan a la superficie.
  • Utilice medias de compresión para elevar la presión sobre las venas. Evite la ropa restringida que pueda afectar la circulación en la cintura, las piernas y la ingle y causar várices y telangiectasias.
  • Si es posible, no se siente ni permanezca de pie por periodos de tiempo muy largos. Esto puede poner presión sobre las venas. Cambiar de posición cada 30 minutos ayudará al flujo sanguíneo y mantendrá las venas saludables. Flexione los músculos de las pantorrillas con frecuencia cuando esté sentado en su escritorio o en viajes largos. Esto ayudará a promover la circulación en las piernas.
  • No someta sus piernas al calor excesivo. Sumergirse en un baño caliente incrementa la inflamación de las venas y conduce a la acumulación de sangre.
  • Si desarrolla várices o telangiectasias, hable con un cirujano dermatológico acerca de qué opción de tratamiento es la mejor para usted.

Más información

El U.S. National Women's Health Information Center tiene más información sobre las várices y las telangiectasias.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: American Society for Dermatologic Surgery, news release, June 20, 2008
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined