Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Los ancianos necesitan estar en forma

Ejercicios de fuerza y equilibrio benefician a personas mayores

Miércoles, 2 de octubre (HealthDayNews) - Ejercicios de fuerza y balance pueden ayudar a adultos mayores a permanecer en movimiento, reduciendo y evitando el impedimento físico.

Esto es lo que asevera un estudio en la edición de mañana de "New England Journal of Medicine".

Investigadores de Yale University encontraron que ancianos vulnerables que seguían ese tipo de programa de ejercicios tuvo un 45 por ciento de reducción en la incapacidad luego de siete meses.

"Nuestro estudio provee fuerte evidencia de que el deterioro funcional entre las personas mayores y que son más físicamente vulnerables se puede reducir, si no prevenir, con la clase de programas utilizada en nuestro estudio", expresó el investigador principal, Dr. Thomas M. Gill, un profesor asociado de medicina interna y geriatría en la Escuela de Medicina de Yale.

"El programa se concentró en mejorar las incapacidades subyacentes en la fuerza muscular, equilibrio y movilidad", indicó Gill.

El estudio incluyó 188 personas físicamente débiles, de 75 años o más, que vivían en su hogar. La mayoría tenía alguna forma de incapacidad al comenzar el estudio.

Noventa y cuatro de los participantes recibieron terapia física en sus hogares. Esa terapia incluyó ejercicios diarios de equilibrio que duraban de 10 a 15 minutos cada uno, y entrenamiento de fuerza muscular con bandas de resistencia elásticas tres veces en semana.

Las otras 94 personas en el estudio estaban en un grupo control. Se les suministró material educativo sobre temas de salud preventiva, incluyendo nutrición, vacunas y calzado adecuado.

Ambas intervenciones duraron seis meses. Los investigadores hicieron un seguimiento de siete meses y un año. Se pidió a las personas en el grupo de terapia física que continuara ejercitándose durante el año completo, y completaron de 75 a 80 por ciento de los ejercicios.

Para medir el éxito en los dos grupos, Gill y sus colegas crearon una escala para ver cuán bien cada grupo manejó ocho actividades esenciales diarias, incluyendo caminar, bañarse, vestirse, usar el excusado, mover una silla, y comer y peinarse.

Se asignaron puntuaciones en una escala de 0 a 16. Las puntuaciones más altas indicaban mayor incapacidad.

"A los siete meses, las puntuaciones de incapacidad promedio fueron 2.0 en el grupo de terapia física y 3.6 en el grupo control. Esto refleja un 45 por ciento de reducción en la incapacidad para el grupo de terapia física en relación con el grupo control. Esto resultados. Dan peso a la función de 'prehabilitación' o terapia preventiva para las personas mayores físicamente débiles que viven en casa", dijo Gill.

Esta clase de método podría reducir los costos de salud y de cuido en el hogar para personas mayores, dijo.

Más información

Para saber más acerca de la salud y las personas mayores, visita la Administración sobre el Envejecimiento de los EE.UU.

Fuente: Yale University, comunicado noticioso, 2 de octubre de 2002
Consumer News in Spanish