Los EE.UU. se enfrentan a una escasez de oncólogos, según un informe

Según los expertos, el envejecimiento de la población realmente sobrecargará la atención oncológica

By Amanda Gardner HealthDay Reporter

Updated on June 12, 2022

MARTES 13 de marzo (HealthDay News) -- Un informe reciente advierte que los EE.UU. sufrirá una escasez significativa de oncólogos durante las próximas dos décadas, lo que coincide con una mayor necesidad de estos especialistas por parte de los estadounidenses envejecientes.

Los expertos predicen un déficit de 4,080 oncólogos para 2020.

Esta escasez empeora, del lado de la demanda, por una población envejeciente y más supervivientes del cáncer y, por el lado de la oferta, por un crecimiento lento en la cantidad de oncólogos disponibles a medida que muchos alcanzan la edad de jubilación.

"Este envejecimiento de la población estadounidense causará un aumento sustancial en la demanda de la atención del cáncer", aseguró el Dr. Dean Bajorin, oncólogo del Centro contra el cáncer Memorial Sloan-Kettering de la ciudad de Nueva York y copresidente del grupo de trabajo de implementación de fuerza de trabajo de la American Society for Clinical Oncology's (ASCO). "Ésta es una crisis amenazante que necesita abordarse con antelación".

Bajorin habló el martes en una teleconferencia para anunciar los hallazgos. El estudio fue encargado por la ASCO y aparece publicado en la edición en línea del 13 de marzo del Journal of Oncology Practice.

Los expertos calculan que a cerca de 1.4 millones de estadounidenses se les diagnosticará cáncer este año y más de 560,000 morirán a causa de la enfermedad, lo que hace que el cáncer se convierta en la segunda causa de muerte en los EE.UU. después de la enfermedad cardiaca.

El cáncer principalmente es una enfermedad que afecta a personas de edad avanzada. Se espera que el número de estadounidenses de 65 años o más se duplique entre 2000 y 2030.

Actualmente, según los autores del informe, la oferta y la demanda de oncólogos está relativamente balanceada, aunque el equilibrio ya está mostrando señales de sobrecarga.

"Ya en 2003 era visible que la carga de trabajo de los oncólogos estaba aumentando y teníamos problemas para encontrar oncólogos a los que contratar para prácticas académicas y comunitarias", anotó el Dr. Michael Goldstein, oncólogo del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston y presidente de la fuerza de tarea de la fuerza de trabajo en oncología de la ASCO.

El estudio, que en realidad forma parte de un proyecto de dos partes, predice un aumento del 48 por ciento en la incidencia del cáncer y un aumento del 81 por ciento en las personas que viven con cáncer o que son supervivientes, pero sólo un aumento del 14 por ciento en la cantidad de visitas de pacientes según la oferta proyectada de oncólogos entre 2000 y 2030.

Eso deja un déficit de 9.4 a 15 millones de visitas, es decir 2,550 a 4,080 oncólogos, entre la cuarta y la tercera parte de la oferta total de 2005. Para 2002, habrá un total cercano a los 12,500 oncólogos que practican en los EE.UU.

"El punto es que, sin importar qué escenario observáramos, es probable que nos enfrentemos a una escasez", aseguró el Dr. Edward Salsberg, vicepresidente asociado del Centro de estudios de fuerza de trabajo de la Association of American Medical Colleges.

Un experto externo estuvo de acuerdo en que la atención del cáncer de los EE.UU. se enfrenta a cambios reales.

"El artículo señala aspectos obvios a los que nos vamos a tener que enfrentar en el país a medida que nos acerquemos a 2020", aseguró Martin Brown, jefe de la rama de servicios de salud y económicos del U.S. National Cancer Institute. "Yo no diría que es una crisis, pero pone sobre la mesa un conjunto de problemas que necesitan ser resueltos. Sí sugieren algunos cambios bastante significativos en la manera en que se suministra la atención médica".

"Ciertamente, hay campo para la incertidumbre", agregó Brown, cuyo departamento facilitó información para el informe de la ASCO. "El lado de la demanda podría no aumentar con la misma velocidad como los datos sugeridos. Es el envejecimiento lo que es arrollador. Otras cosas que puedan desplazar el envejecimiento pueden ser bastante dramáticas".

Según los autores del estudio, no hay una sola cosa que pueda remediar el problema, pero hay una cantidad de iniciativas que pueden aliviar la carga.

Del lado de la oferta, el estudio mencionó más becas para puestos de entrenamiento, lo que mejora la eficiencia (por ejemplo, aumentando el uso de registros médicos electrónicos), aumentando el uso de practicantes de enfermería y asistentes médicos en atención del cáncer y retrasando la jubilación de oncólogos que estén practicando actualmente.

Los expertos aseguraron que la demanda de oncólogos también podría ser reducida haciendo más uso de médicos de atención primaria y de hospicios.

"Hay algunas estrategias potenciales que pueden ser muy útiles, pero no vemos que una sola estrategia sea suficiente para cerrar la brecha", aseguró Salsberg. "Algunos de los escenarios que observamos podrían conducir a una brecha aún mayor. Por ejemplo, hemos notado que los médicos más jóvenes, incluidos los oncólogos, están haciendo menos consultas al año que los más viejos".

Pasarán años antes de que cualquier cambio tenga efectos en realidad.

"Cuando se reúne todo, nos parece que es una situación bastante grave que exige una respuesta más temprano que tarde", opinó Salsberg. "Es importante señalar que cambiar la oferta de médicos toma varios años. Si la decisión de aumentar la cantidad de oncólogos se tomara hoy, pasarían varios años para poder aumentar la cantidad de puestos de entrenamiento y varios años más para que esos oncólogos terminen su entrenamiento".

Más información

Para saber más acerca del informe, visite la American Society of Clinical Oncology.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ