Los genes podrían influir sobre la efectividad de los medicamentos para la hipertensión

El hallazgo podría llevar a tratamientos contra la hipertensión más específicos

VIERNES 23 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- El hecho de que la eficacia de los medicamentos para la presión arterial varía de paciente a paciente es algo que hace mucho que se sabe pero se comprende muy poco.

Ahora, los investigadores aseguran haber hallado un enlace genético que parece explicar al menos parte de este efecto.

"Descubrimos una región en el cromosoma 2 que está relacionada con un tipo específico de hipertensión que no responde a dos de los medicamentos más comunes para tratarla", específicamente los inhibidores de la ECA y los bloqueadores beta, aseguró el investigador líder, Sandosh Padmanabhan, médico especialista de la Fundación cardiaca británica de Glasgow, Escocia.

El hallazgo acerca a los investigadores un poco más al desarrollo de terapias dirigidas para pacientes hipertensos, según el informe. Identificar los genes que determinar la respuesta de una persona a los medicamentos para la hipertensión es crítico para lograr terapias más específicas y eficaces y para comprender la causa de la enfermedad.

"Conociendo esto, los médicos pueden comenzar a darle medicamentos a los pacientes con alguna seguridad de que funcionarán", explicó Padmanabhan.

El informe fue presentado el viernes en la conferencia anual de investigación sobre la hipertensión de la American Heart Association en Washington, D.C.

Unos 65 millones de estadounidenses son hipertensos y alrededor del 25 por ciento de ellos continuarán controlando su presión arterial incluso si toman medicamentos antihipertensivos, según la American Heart Association.

En su estudio, el equipo de Padmanabhan recolectó información sobre 2,142 familias de raza blanca que tenían hipertensión severa. Registraron qué medicamentos tomaban y midieron la presión arterial luego del tratamiento. Los investigadores hallaron 89 pares de hermanos que no respondieron a los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) ni a los bloqueadores beta, así como a otras 76 parejas que no respondieron a los bloqueadores del canal de calcio ni a los diuréticos.

Mediante el uso de muestras de ADN de estas personas, el equipo de Padmanabhan logró localizar una región del cromosoma 2 que parece tener que ver con las causas de la hipertensión en los pacientes que no respondieron a los inhibidores de la ECA ni a los bloqueadores beta.

Las personas de raza negra generalmente tienen hipertensión sensible a la sal que no responde a los inhibidores de la ECA ni a los bloqueadores beta, explicó Padmanabhan. Un estudio reciente mostró que la hipertensión de los negros puede originarse en la misma región cromosómica, anotó.

"Lo hallamos en los caucásicos de la misma región, pero sólo en un subgrupo de ellos que no respondió a los inhibidores de la ECA no a los bloqueadores beta", relató Padmanabhan.

Esta área parece estar relacionada con un tipo específico de hipertensión, aseguró Padmanabhan. "Si pudiéramos localizar los genes, podrían predecir quiénes responderían a los inhibidores de la ECA y a los bloqueadores beta y quiénes no. Estas personas pueden comenzar una terapia alternativa, que funcionará más rápidamente", dijo.

Un experto considera que el hallazgo es útil pero que podría no variar el problema de la hipertensión fuera de control.

"Los estudios como éste podrían ayudarnos a comprender por qué los pacientes responden a una terapia u otra", aseguró el Dr. Vasilios Papademetriou, profesor de medicina de la Universidad de Georgetown. "Pero no se quede con las ganas de que el asunto de la hipertensión descontrolada cambie significativamente".

Identificar qué genes están involucrados con la resistencia a los medicamentos podría facilitar el tratamiento de ciertos pacientes al evitar esas terapias, peso esto es sólo parte del problema, sostuvo. Todos los demás problemas que conllevan un mal control de la hipertensión todavía deben ser considerados, como el cumplimiento de los pacientes, la educación de médicos y pacientes y el costo de los medicamentos, así como las pruebas y los efectos segundarios, aseguró Papademetriou.

"En pocas palabras, sí, es un paso adelante, además de interesante, en el desarrollo desde el punto de vista científico, pero hace falta tener en cuanta muchas otras variables antes de que podamos llegar a un control razonable de la presión arterial en la población", agregó Papademetriou.

Más información

La American Heart Association puede darle más información sobre la hipertensión arterial.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES:Sandosh Padmanabhan, Ph.D., specialist registrar, British Heart Foundation Glasgow, Cardiovascular Research Centre at the University of Glasgow, Scotland; Vasilios Papademetriou, M.D., professor, medicine, Georgetown University, Washington, D.C.; Sept. 23, 2005, presentation, American Heart Association's Council for High Blood Pressure Research, annual fall conference, Washington, D.C.
Consumer News in Spanish