Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Los medicamentos que reducen el colesterol podrían ayudar a prevenir el Alzheimer

En un estudio, el uso de estatinas redujo el riesgo a la mitad

LUNES, 28 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente halla que las personas mayores que tomaban medicamentos reductores del colesterol, estatinas, vieron como su riesgo de demencia se reducía a la mitad.

El hallazgo parece aportar más evidencia de que las estatinas, entre las que se encuentran Crestor, Lipitor, Pravachol y Zocor, pueden ayudar a mantener la salud del cerebro.

"Este es otro ladrillo más en la pared, en el sentido de que la evidencia es cada vez mayor, principalmente de estudios observacionales, en los que se ha observado algún beneficio para la prevención de la demencia", afirmó la investigadora principal Mary N. Haan, profesora de epidemiología de la Facultad de salud pública de la Universidad de Michigan.

Su equipo publicó los hallazgos en la edición del 29 de febrero de Neurology.

En el estudio participaron casi 1,700 estadounidenses de origen mexicano de 60 años o más, a los que se les dio seguimiento durante cinco años. El esfuerzo se dirigió a personas en alto riesgo de desarrollar demencia debido a afecciones como presión arterial alta, diabetes y enfermedad cardiaca, dijo Haan.

En total, 130 participantes desarrollaron demencia al cabo de los cinco años. Pero la incidencia de demencia entre el 27 por ciento de los participantes que tomaron estatinas fue la mitad de los que no tomaron los medicamentos, hallaron los investigadores.

Los datos sobre la relación salud cerebral-estatina han sido en cierto modo inconsistentes. Un estudio del clero católico reportó a principios de este año que no había encontrado ninguna reducción entre los que tomaban estatinas, al igual que un estudio de gran tamaño de la Universidad de Washington. Pero un estudio dirigido por el Dr. Benjamin Wolozin, profesor de farmacología y neurología de la Universidad de Boston, halló que algunos medicamentos de estatinas sí reducían la incidencia de demencia, mientras que otros no lo hacían.

Sin embargo, los estudios epidemiológicos sólo pueden llegar hasta cierto punto. De acuerdo con Haan, la cuestión se resolverá de una vez por todas mediante un estudio prospectivo controlado. "Necesitamos un ensayo aleatorio, un ensayo de prevención primario", dijo.

Pero los ensayos controlados que se han hecho, en los Estados Unidos y otros lugares, han arrojado resultados mezclados, dijo Wolozin. Los estudios de Alemania y Arizona han sugerido un beneficio limitado, pero uno realizado por el Instituto Karolinska en Suecia no mostró ninguna reducción en la demencia, señaló.

"¿Por qué los estudios epidemiológicos mostrarían una cosa y los ensayos clínicos otra?", planteó. Una posibilidad es que los ensayos controlados no duraron lo suficiente. "Una persona no puede mostrar beneficios en un año si ya tiene [Alzheimer]", dijo Wolozin.

Otra posibilidad es que "las personas que toman estatinas se cuidan a sí mismas de manera diferente", cuidan mejor de sus cuerpos y mentes, dijo el investigador de Boston.

Wolozin, que enfatizó que obtuvo una patente para el uso de estatinas en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, declaró que "desafortunadamente, no creo que los datos sean lo suficientemente fuertes para arribar a una conclusión".

Pero esa declaración sólo se aplica al consumo de estatinas para prevenir específicamente la demencia, dijo. Aparte de su conocida capacidad para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares como el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular, las estatinas tienen otros beneficios clínicos, como combatir la osteoporosis, dijo Wolozin.

"El [umbral] desencadenante para tomar estatinas debe ser bajo, porque generalmente son medicamentos útiles", dijo.

Más información

Para saber más acerca de los medicamentos reductores del colesterol, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Mary N. Haan, Ph.D., professor of epidemiology, University of Michigan School of Public Health, Ann Arbor; Benjamin Wolozin, M.D., Ph.D., professor of pharmacology and neurology, Boston University; July 29, 2008, Neurology
Consumer News in Spanish