See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Pocos en EE.UU. siguen estilos de vida saludables

Estudio halla que sólo el 3 por ciento de los adultos están haciendo realmente las cosas correctas

LUNES 25 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Aunque al parecer todo el mundo sabe en qué consiste un estilo de vida saludable, en realidad pocos lo incorporan a su vida, según plantea un nuevo estudio.

Aquellos que no fuman, comen cinco porciones de frutas o vegetales diariamente, hacen ejercicios con frecuencia y mantienen un peso normal constituyen solamente el 3 por ciento de la población adulta en los Estados Unidos, de acuerdo con un informe publicado en la edición del 25 de abril de Archives of Internal Medicine.

"Analizamos datos representativos a nivel nacional del 2000", afirmó el coautor del estudio Mathew J. Reeves, profesor asistente de epidemiología de la Universidad Estatal de Michigan. "Queríamos determinar la proporción de adultos que cumplía con la definición de un estilo de vida saludable".

En su estudio, Reeves y su colega, Ann P. Rafferty, del Departamento de Salud Comunitaria de Michigan, recopilaron datos de 153,805 adultos de todo el país. Los datos se obtuvieron del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo Conductuales de 2000, que es una encuesta anual sobre la salud del país.

Reeves y Rafferty hallaron que el 76 por ciento de las personas encuestadas no eran fumadores, el 40.1 por ciento mantenía un peso saludable, el 23.3 por ciento informó que comía al menos cinco frutas y vegetales diariamente, y sólo el 22.2 por ciento dijo que se ejercitaba al menos cinco veces a la semana.

"Cuando observamos la combinación de todos los cuatro factores, hallamos que sólo el 3 por ciento de los adultos cumplía nuestro criterio de un estilo de vida saludable", destacó Reeves. "Estos datos muestran de manera sorprendente el bajo nivel de adultos que siguen un estilo de vida saludable".

Reeves resaltó que existen datos sustanciales que muestran los beneficios de un estilo de vida saludable. "Aquellos que siguen un estilo de vida saludable viven más, y tienen un riesgo reducido de enfermedades, incluyendo los riesgos de enfermedad cardiaca, cáncer y diabetes. Además tienen menores gastos médicos y una mejor calidad de vida", apuntó.

El mensaje no es una novedad. "Si quiere saber '¿Cómo puedo maximizar mi calidad de vida, longevidad, reducir el riesgo de enfermedades y los gastos médicos?', seguiría este tipo de estilo de vida saludable", explicó Reeves. "No fume, no tenga exceso de peso, ejercítese a menudo y coma los alimentos correctos, se trata de hacer exactamente lo que su abuela le ha estado diciendo durante 50 años".

No seguir un estilo de vida saludable tiene su precio, aseguró Reeves. "Tenemos millones de adultos en este país con estilos de vida inferiores al óptimo, y eso se ha traducido en una epidemia de obesidad y mayores riesgo de enfermedades crónicas", afirmó.

La principal preocupación de Reeves es sobre el futuro. "Debido a la habilidad del sistema médico para mantener a las personas con vida durante más tiempo, vamos a tener cada vez a más personas mayores con más comorbilidad que consumirán una gran cantidad de dólares del sistema de salud. No podemos permitirnos el sistema de salud que tenemos ahora. ¿Cómo será dentro de 30 años?".

Un experto opina que es el trabajo de los profesionales sanitarios llevar a las personas el mensaje de que un estilo de vida saludable es importante. "Necesitamos educar a las personas sobre lo que es saludable, y cómo pueden incorporarlo a su vida diaria", señaló Samantha Heller, nutricionista clínica del Centro Médico de la Universidad de Nueva York en la ciudad de Nueva York.

El problema, según Heller, es que no existe suficiente dinero como para invertirlo en la divulgación de ese mensaje. "El gobierno asigna sus fondos a otros sectores. No mucho va a la educación y a la salud públicas", destacó.

Otro punto que Heller destacó es que la cultura de hoy en día promueve un estilo de vida sedentario. "Nuestro estilo de vida actual en este país apoya el estar sentado", indicó. "Con ese estilo de vida, somos bombardeados por anuncios publicitarios que nos dicen que debemos comer todos estos alimentos basura. Tenemos que determinar cómo estimular a las personas para que se resistan al estilo de vida que hemos creado para nosotros mismos".

Otro experto considera que si no se siguen estilos de vida saludables, las personas se están negando a sí mismas una vida mejor. "Lo que nosotros en medicina preventiva sabemos es que estamos malgastando oportunidades para luchar contra las enfermedades", dijo el Dr. David L. Katz, director de Centro de Investigación Preventiva de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

"El resultado es enfermedad y muerte prematura que simplemente no necesitaban ocurrir", destacó Katz "Reeves y Rafferty están señalando cuánto del poder de la medicina preventiva está ya en nuestras manos. Pero la mayoría de nosotros la estamos aparentemente dejando escapar por los dedos de la mano".

Más información

La American Academy of Family Physicians tiene más información sobre cómo mantenerse saludable.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Mathew J. Reeves, Ph.D., assistant professor, epidemiology, Michigan State University, East Lansing, Mich.; Samantha Heller, M.S., R.D., senior clinical nutritionist, New York University Medical Center, New York City; David L. Katz, M.D., M.P.H., associate clinical professor, public health, and director, Prevention Research Center, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; April 25, 2005, Archives of Internal Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined