Una mala atención de los mayores se relaciona con una muerte precoz

El tratamiento que cumple con las directrices recomendadas da resultado, según un estudio

LUNES 15 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Los pacientes mayores de salud que empeora que reciben menos pruebas o tratamientos de los recomendados para las dolencias de las que sufren tienen mayor riesgo de morir luego de tres años que los que reciben una atención de mejor calidad, según un nuevo estudio.

Los investigadores afirman que su estudio es el primero en demostrar que las medidas de "proceso de atención" de amplia base pueden ser usadas para predecir la supervivencia de los pacientes entre los individuos mayores vulnerables.

En términos simples, si los médicos ofrecen una atención que cumpla con las directrices recomendadas, ya sea evaluar la condición funcional de un paciente de demencia, evaluar la glicemia de un diabético, o administrar una vacuna de neumococo para prevenir la neumonía, a los pacientes les va marcadamente mejor.

"Una mejor calidad significa mejores resultados", afirmó el Dr. Paul G. Shekelle, consultor de ciencias médicas de RAND Health y uno de los coautores del estudio.

El informe aparece en la edición del 16 de agosto de Annals of Internal Medicine.

Entre los pacientes que recibieron más tratamientos recomendados, el 18 por ciento murió luego de tres años, en comparación con el 28 por ciento de los que recibieron menos atención, encontró el estudio.

"Esperábamos ver una relación", afirmó Shekelle, quien es también médico del Greater Los Angeles VA Healthcare System, "pero nos sorprendió que fuera tan sólida".

El Dr. Harlan M. Krumholz, profesor de medicina, epidemiología y salud pública en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, declaró que "el motivo por el cual un artículo como este es tan importante, en un momento en que estamos gastando más y más dinero en la atención de la salud y siendo atraídos por innovaciones más sofisticadas, es que estudios como estos nos dicen que no estamos haciendo lo básico".

Los nuevos resultados provienen de un proyecto continuo llamado Assesing the Care of Vulnerable Elders (ACOVE, o evaluando la atención de los ancianos vulnerables), una iniciativa conjunta de Rand Health y Pfizer Inc. Los hallazgos anteriores han mostrado que los pacientes mayores en riesgo de salud que empeora reciben sólo una porción de la atención recomendada y reciben los medicamentos recomendados sólo la mitad de las veces.

En la más reciente fase del estudio participaron 372 paciente vulnerables, de 65 años de edad o más, en dos planes de atención administrada. Todos vivían en la comunidad pero tenían alto riesgo de muerte o declive durante los próximos dos años según su edad, el estado de salud sobre el que ellos mismos informaban y su funcionalidad.

El autor principal, el Dr. Takahiro Higashi, quien ahora trabaja en la Facultad de Medicina de la Universidad de Kyoto en Japón, y sus colegas, examinaron la calidad de la atención que los pacientes recibieron durante un periodo de 13 meses, del 1 de julio de 1998 al 31 de julio de 1999. Luego, hicieron seguimiento a los pacientes por tres años para ver si había alguna relación entre la calidad de la atención administrada y su supervivencia.

De hecho, la tasa de muerte fue menor entre los pacientes que recibieron la atención de mayor calidad. Y cuando a los pacientes se les agrupó en intervalos de 10 en base a su puntuación de calidad, los autores observaron una relación de "respuesta a dosis" entre la calidad y el resultado. En otras palabras, la supervivencia del paciente aumentó con cada nivel de mayor calidad.

Existe otra explicación posible para la observada relación entre la calidad y la supervivencia. Podría ser que simplemente los médicos proveen menos atención a los pacientes con salud en declive porque asumen que esas personas morirán de cualquier manera. Pero los autores están razonablemente seguros de que ese no es el caso. Cuando examinaron los factores que los médicos usarían para prevenir el declive de una persona, incluidos la edad y el número de problemas de salud de los que sufre un paciente, no encontraron ninguna relación con la calidad.

Aún así, los escépticos se cuestionan si medir las cosas que los médicos hacen para mantener a sus pacientes saludables significa que a las personas les va mejor. Este estudio es un "primer paso grande" hacia proveer una respuesta, afirmó Shekelle, porque las personas cuya atención no era tan buena tuvieron resultados pobres.

"Lo que falta es el próximo paso", agregó. "Si se interviene para que una atención mala sea mejor, ¿resultaría en que no mueran tan rápido?".

En un editorial en la misma edición del boletín, el Dr. Sankey V. Williams de la Universidad de Pensilvania dijo que los hallazgos "nos recuerdan que si los pacientes vulnerables quieren lo mejor que podamos ofrecer, deberíamos hacer por ellos todo lo que podamos, no sólo lo que parezca práctico".

Más información

Para más información sobre la atención de la salud de las personas mayores, visite la Agency for Healthcare Research and Quality.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ