Una mejor educación insta a los pacientes de Alzheimer a probar tratamientos arriesgados

Un estudio señala que, entre más sepan acerca de su enfermedad, más abiertos son a los efectos secundarios posibles

DOMINGO 10 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio estadounidense halla que los pacientes de enfermedad de Alzheimer que tienen una mejor idea sobre su afección parecen mostrarse más dispuestos a aceptar tratamientos potencialmente arriesgados.

Investigadores de la Universidad de Pensilvania entrevistaron a 34 personas que tenían enfermedad de Alzheimer entre leve y moderada, y vivían en la comunidad. Se le preguntó a los pacientes si deseaban tomar medicamentos que retrasaran el avance del Alzheimer durante un año. Se informó a los pacientes que el riesgo de los tratamientos iba desde un 30 por ciento de probabilidades de dolor a un 10 por ciento de probabilidades de muerte.

El estudio halló que los pacientes que tenían una mejor idea de sus síntomas, diagnóstico y pronóstico generalmente toleraban mejor el riesgo. También era más probable que los pacientes que estuvieran dispuestos a aceptar el riesgo se consideraran lo suficientemente competentes para tomar una decisión sobre el tratamiento y más capaces de analizar los riesgos, los beneficios y el propósito de un medicamento.

"Desde el punto de vista del paciente, estar dispuesto a usar un tratamiento arriesgado para el Alzheimer con frecuencia es el resultado de saber acerca de la enfermedad y de tener la capacidad para entender, apreciar y razonar el propósito, los beneficios y los riesgos del tratamiento, más que la gravedad de la enfermedad", aseguró en una declaración preparada Jason Karlawish, autor del estudio, profesor asociado de medicina y director del Centro de memoria de la Universidad.

El estudio debía ser presentado en la Conferencia internacional sobre prevención de la demencia de la Alzheimer's Association en Washington, D.C.

Este tipo de investigación podría ayudar a los laboratorios farmacéuticos, a los médicos y a las agencias reguladoras a comprender mejor la disposición de los pacientes de Alzheimer para aceptar tratamientos arriesgados, aseguró.

Karlawish anotó que varios tratamientos que están actualmente en investigación "podrían presentar riesgos más que mínimos para los pacientes. Por ejemplo, los investigadores debieron suspender uno de los estudios preliminares sobre una vacuna antiamiloide porque los sujetos desarrollaron encefalitis, una inflamación peligrosa del cerebro".

En otro estudio presentado durante la conferencia, los investigadores realizaron una encuesta a través de Internet con 2,146 estadounidenses a partir de los 60 años. Hallaron que estaban dispuestos a aceptar un aumento de 46.8 por ciento en el riesgo de muerte o discapacidad por tratamientos que prevendrían el avance del Alzheimer leve a etapas más graves.

"Esta es la primera encuesta de la que tenemos conocimiento que ha sido capaz de cuantificar este temor al Alzheimer de manera que resulte de útil para las autoridades sanitarias en su planeación para el aumento del Alzheimer como resultado del envejecimiento de la población", aseguró en una declaración preparada Reed Johnson, autor del estudio, becario principal y economista principal de RTI Health Solutions.

Más información

La Alzheimer's Association describe opciones de tratamiento para la enfermedad de Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Alzheimer's Association, news release, June 10, 2007
Consumer News in Spanish