See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Uno de cada cinco adultos mayores de los EE.UU. tiene problemas de memoria

Investigadores encuentran que algunos desarrollan demencia, mientras que otros retienen sus habilidades

LUNES 17 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Más de una quinta parte de los estadounidenses mayores de setenta tienen algún trastorno de memoria que no se clasifica como demencia, según un estudio reciente.

Aunque se calcula que 3.5 millones de estadounidenses padecen de demencia, 5.4 millones más que son mayores de setenta tienen algo de pérdida de memoria que afecta su estilo de vida pero que no es suficientemente grave para limitar su capacidad de funcionar con normalidad, afirmaron los autores del estudio.

"Se calcula que el 22 por ciento de los individuos mayores de setenta tienen algún tipo de trastorno cognitivo que no llega al umbral de la demencia", afirmó la investigadora principal, Brenda Plassman, profesora asociada de investigación en psiquiatría de la Facultad de medicina de la Universidad de Duke.

Estudios anteriores no habían podido calcular esa cifra de 22 por ciento, dijo Plassman, y añadió que "esa cifra es en realidad alrededor de sesenta por ciento superior a la cantidad de personas que tenían demencia en nuestro estudio".

Los hallazgos aparecen en la edición del 18 de marzo de la revista Annals of Internal Medicine.

Para el estudio, el equipo de Plassman recolectó datos sobre 865 personas de 71 años de edad o mayores que participaron en el Estudio sobre salud y jubilación. Los participantes completaron un examen neuropsicológico y se preguntó a los familiares cercanos acerca de la memoria y capacidad para realizar actividades cotidianas de los adultos mayores. Se dio seguimiento a los participantes entre julio de 2001 y marzo de 2005.

Los investigadores encontraron que el 22 por ciento de los participantes mostraban alguna forma de pérdida de memoria que no alcanzaba el umbral de la demencia. Entre esas personas, alrededor del 24 por ciento tenía problemas crónicos de salud como diabetes o enfermedad cardiaca, que podrían haber sido la causa de su trastorno cognitivo.

"Las personas que tienen trastorno cognitivo pero no demencia tenían un mayor riesgo de desarrollar demencia en el plazo de aproximadamente un año", señaló Plassman. "Calculamos que las personas que tenían trastorno cognitivo pero no demencia desarrollaban demencia con un índice de alrededor de doce por ciento al año".

"Sin embargo, durante ese mismo periodo, alrededor del veinte por ciento volvió a una cognición normal", dijo Plassman. "Eso es importante, porque estas cifras son más bien sorprendentes y no deseamos dar la impresión de que no existe la esperanza", añadió.

Plassman dijo que considera que algunas de las personas que volvieron a la normalidad simplemente no obtuvieron buenos resultados en las pruebas iniciales. "Pero no considero que sabemos realmente la respuesta", apuntó. "Necesitamos más investigación para determinar quién desarrollará demencia y quién no".

Las personas que tienen trastornos cognitivos pero no demencia podrían enfrentarse a problemas con la vida cotidiana, advirtió Plassman. Por ejemplo, tal vez no puedan comunicar sus problemas de salud a sus médicos o no puedan seguir las indicaciones médicas.

Y "podrían estar en riesgo de que se aprovechen de ellos", dijo Plassman.

Colin Milner, director ejecutivo del International Council on Active Aging, cree que el paso acelerado de la vida moderna podría contribuir a los problemas de memoria entre los adultos mayores.

"Si uno se toma su tiempo, encuentra que hay muchas cosas que se pueden hacer sin perder capacidad", afirmó. "Estamos tan ocupados que algunos síntomas asociados a la pérdida de memoria también se relacionan con el estilo de vida ajetreado", dijo.

Milner considera que la clave para envejecer bien es encontrar un equilibrio en la vida. "No nos tomamos el tiempo de disfrutar realmente las experiencias, los libros o el periódico", señaló. "Hay que ir más lento y percibir lo que nos rodea. Cuando uno hace eso, se sorprende de que todo es mucho más claro".

Milner también considera que mantener la mente activa puede ayudar a evitar el declive cognitivo. Por ejemplo, recomienda los "juegos mentales" como los crucigramas.

"Si uno puede encontrar un desafío cognitivo de forma regular que es divertido y que se disfruta, puede mantener la mente nítida", aconsejó Milner. "El cerebro es como el cuerpo, lo que no se usa, se pierde".

Más información

Para más información sobre la memoria, visite la U.S. National Library of Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Brenda Plassman, Ph.D., associate research professor of psychiatry, Duke University Medical Center, Durham, N.C.; Colin Milner, chief executive officer, International Council on Active Aging, Vancouver, British Columbia, Canada; March 18, 2008, Annals of Internal Medicine
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.