See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Vínculo encontrado entre el envejecimiento y la pérdida muscular

Estudio encuentra que la células madres en ratones se tornan en grasa en lugar de músculo

Lunes, 11 de febrero (HealthDayNews) -- Los científicos consideran que pueden haber encontrado un mecanismo celular que convierte a los músculos en grasa mientras envejecen, y los hallazgos podrían señalar hacia formas de mantenernos fuertes a medida que envejecemos.

Todos los humanos adultos portan una reserva de células madres en sus músculos, y en todo el cuerpo. Estas células son "genéricas", significa que no tienen las características de todas las células de una parte particular del cuerpo, pero podrían desarrollarse en tales.

Cuando se activan, las células madres en los músculos se manifiestan características de los genes de células musculares, que les permite reparar las fibras musculares. De esta forma, el cuerpo mantiene un más o menos número constante de fibra muscular.

En un nuevo estudio, las células musculares de ratones jóvenes (ocho meses de edad) y viejos (23 meses) fueron aisladas y examinadas. Las células de ratones jóvenes se manifestaron genes de células musculares, pero los genes de las células más viejas se comportaron de una manera bastante diferente.

"Encontramos que si aislabas la células madres en ratones progresivamente mayores, parecían manifestarse genes que son más característicos de la grasa", indicó Charlotte Peterson, autora principal del estudio. "Nuestra hipótesis es, mientras envejeces, en adición a obtener más grasa a los lados y alrededor del músculo, estas células madres pueden contribuir directamente a aumentar en grasa en tus músculos".

Los hallazgos, que aparecen en la edición de marzo de "Mechanisms of Aging and Development", representan la primera vez que este proceso ha sido observado en el músculo. Un fenómeno similar se ha notado en las células madres óseas, que normalmente se dedica a formar nuevos huesos. En las personas mayores, sin embargo, parecen manifestar características de los genes de células grasas. Esto aparentemente contribuye a disminuir la densidad ósea.

Peterson y sus colegas ahora se preguntan si sus hallazgos y otros podrían tener implicaciones más amplias.

"Nuestra hipótesis es que, con la edad, esto puede ser un programa incumplidor", expresó Peterson, un asociado de geriatría en la Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas y un científico del Sistema Central del Cuidad de la Salud de los Veteranos de Arkansas. "A medida que vas envejeciendo, no importa los que se supone que hagan fabricar huesos, músculos o piel saludables por alguna razón, este programa incumplidor se activa".

Aunque intrigante en algunos niveles, los expertos indicaron que la investigación también tiene algunos problemas.

Primeramente, el experimento se condujo en un ambiente artificial.

"La observación es muy interesante, pero está todo fuera del cuerpo y en un ambiente que no es muy relevante a lo que pasa en el cuerpo. Es muy extremo", dijo el doctor Nir Barzilai, director del Instituto de Envejecimiento en el Colegio de Medicina Albert Einstein en la ciudad de Nueva York. "Esto se realiza fuera del ambiente metabólico, así que no se puede cuantificar el impacto real".

También puede haber asuntos con si la edad, más por masa muscular o grasa, eran responsables de las diferencias en el comportamiento celular, añadió Barzilai.

"Son animales tan metabólicamente diferentes que pueden no haber una relación causa y efecto. Puede ser secundario a otras diferencias. Estar en sobrepeso tiene un enorme efecto en una variedad de asuntos metabólicos", indicó Barzilai.

A modo de ejemplo, Barzilai habló de otro estudio en el cual se permitió a un animal comer tanto cuanto quería mientras que se suministró a su hermano sólo 60 por ciento de lo que estaba consumiendo. El hermano vivió el doble que el primer animal.

"Para ver si el envejecimiento hace algo independiente del alimento y la grasa, muchos experimentos llevaron a cabo restricciones calóricas", señaló Barzilai.

"No diría que esto no es una observación importante o que no se debe seguir, pero es un tanto prematuro hacer algo más aislado que lo insinuado", expuso Barzilai. "Es un tipo de representación que necesita probarse por diez experimentos adicionales antes de llamarlo un mecanismo".

Peterson y sus colegas ya se están adelantado con nuevos experimentos para ver si el proceso ocurre en humanos. Esto involucrará tomar biopsias de agujas de los músculos del muslo de voluntarios y, nuevamente, estudiar sus reacciones bajo un microscopio.

Qué hacer: Para saber más acerca del envejecimiento, visita el Instituto Nacional del Envejecimiento. Para más sobre los ejercicios y la edad, visita la Asociación Americana de Acondiciomiento del Sénior.

FUENTES: entrevistas con Nir Barzilai, M.D., director, Instituto para el Envejecimiento, Colegio de Medicina Albert Einstein. Bronx, N.Y.; Charlotte Peterson, Ph.D., profesora asociada, geriatría, Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas, y científica, Sistema Central del Cuidado de la Salud de los Veteranos de Arkansas, Little Rock, Ark.; Mechanisms of Aging and Development, marzo 2002
Consumer News in Spanish