Vacuna de alta dosis podría ayudar a las personas mayores a vencer la gripe estacional

Investigación encontró que una mayor dosis producía más anticuerpos y era segura

MIÉRCOLES 24 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Las vacunas contra la influenza en altas dosis podrían aumentar las respuestas inmunes a la gripe estacional en las personas mayores y reducir su riesgo de muerte, informan investigadores.

Aunque se considera que las personas mayores están en particular riesgo de infección cada temporada de gripe y se les aconseja que se vacunen todos los años, sus sistemas con frecuencia no producen suficientes anticuerpos para brindarles el mayor grado de protección.

"La influenza es una enfermedad mortal para muchas personas, de manera particular las mayores", afirmó la investigadora principal, la Dra. Wendy A. Keitel, profesora asociada de medicina en el Centro de Investigación de la Influenza en el Colegio Baylor de Medicina, en Houston. "La mayoría de personas que mueren de complicaciones de la influenza tienen más de 65 años".

Los investigadores especularon que al administrar dosis más altas de vacuna contra la gripe, podrían mejorar la respuesta de anticuerpos.

Su informe aparece en la edición del 22 de mayo de Archives of Internal Medicine.

La dosis actual de virus inactivo de la gripe en las vacunas es de 15 microgramos. En su estudio, el equipo de Keitel evaluó la respuesta a vacunas que contenían 15, 30 y 60 microgramos del virus en 202 personas de 65 años de edad o más. Los pacientes fueron seleccionados de forma aleatoria para recibir una de las tres dosis o un placebo.

Los participantes fueron examinados a los 30 minutos, a los dos días y a los 28 días después de la vacuna y se les contactó seis meses después para determinar si hubo algún evento o efecto secundario adverso.

"Los resultados del estudio fueron promisorios", señaló Keitel. "A medida que se aumenta el nivel de dosis de la vacuna de la cantidad normal a cuatro veces esa cantidad, se pueden estimular mejores respuestas de anticuerpos", afirmó.

El grupo de Keitel encontró que las personas que recibieron las dosis más altas de la vacuna tenían mayores concentraciones de anticuerpos. Además, un alto número de las personas que recibieron las vacunas en mayores dosis tuvieron una respuesta inmune suficiente para protegerlos de desarrollar la gripe.

Además, todas las dosis de vacunas fueron seguras y bien toleradas. La incomodidad, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección fueron más comunes entre los que recibieron la dosis de 60 microgramos que entre los que recibieron la dosis de 15 microgramos, pero la mayoría de las reacciones fueron leves, apuntó Keitel.

"Necesitamos continuar explorando este promisorio método para mejorar las respuestas inmunes", aseguró Keitel. "Necesitamos evaluar si reducirá realmente la incidencia de influenza en este grupo de edad".

Un experto considera que la estrategia podría valer la pena.

"Considerar un aumento en la dosis para los mayores es una suposición razonable", aseguró el Dr. Marc Siegel, profesor asociado clínico de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York. "Este artículo me convence de que se puede causar una mayor respuesta de anticuerpos usando una dosis mayor".

Siegel anotó que la mayoría de personas mayores que mueren por la gripe mueren por sus complicaciones, como la neumonía. "Las personas mayores deberían recibir la vacuna contra la neumonía, no sólo contra la gripe", anotó.

Además, se necesita un estudio para ver si una mayor dosis de vacuna contra la gripe ayuda a evitar que los adultos mayores contraigan gripe y también si reduce los índices de muerte si se infectan, afirmó Siegel.

"Este estudio genera la cuestión de que deberíamos estar evaluando los efectos de diferentes estrategias de dosificación en los pacientes que podrían no ser inmunológicamente competentes, como manera de ofrecerles una mejor protección", dijo.

Más información

Para más información sobre la vacuna de la influenza estacional, diríjase al U.S. National Institute of Allergy and Infectious Diseases.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Wendy A. Keitel, M.D., associate professor, medicine, Influenza Research Center, Baylor College of Medicine, Houston; Marc Siegel, M.D., clinical associate professor, medicine, New York University School of Medicine, New York City; May 22, 2006, Archives of Internal Medicine
Consumer News in Spanish