See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Cuestionan la seguridad de toda la familia de analgésicos

Los expertos aún observan un rol importante en los inhibidores de la cox-2

MIÉRCOLES, 24 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- El retiro de Vioxx del mercado en septiembre y las preocupaciones recientes sobre su primo Bextra han despertado inquietudes sobre esta clase entera de analgésicos: ¿Se trata acaso de sólo una o dos manzanas echadas a perder, o de todo el montón?

Los consumidores y médicos, al igual que ahora las agencias reguladoras, se han involucrado también en la discusión. Dos comités de asesoría de la U.S. Food and Drug Administration estudiarán a mediados de febrero la seguridad de esta clase, conocida como inhibidores de la cox-2 o coxibs.

Merck & Co., Inc., retiró el Vioxx del mercado cuando un ensayo demostró que sus consumidores presentaron casi el doble del riesgo de tener un ataque al corazón o una apoplejía. La información preliminar muestra que Bextra podría tener problemas similares entre los pacientes con enfermedades cardiacas. Pfizer, Inc., fabricante del Bextra, rebatió la información, pero dijo que agregará un cuadro negro en el que se advierta sobre la reacción cutánea potencialmente mortal.

A pesar de la controversia, no todos coinciden sobre el futuro de los medicamentos que una vez fueron aclamados como grandes avances por aliviar el dolor sin las complicaciones gastrointestinales (GI) de los medicamentos anti-inflamatorios no-esteroidales (NSAIDs, por sus siglas en inglés)

"Desconocemos que haya un inhibidor de la cox-2 que sea perfectamente seguro", dijo el Dr. Eric Topol, presidente de medicina cardiovascular y director académico de la Cleveland Clinic, que fue uno de los primeros en hablar sobre las posibles complicaciones. "Dos de tres ya han sido identificados como problemáticos. Uno de ellos ya ha sido retirado [Vioxx], y el otro probablemente incluirá un cuadro negro de advertencia [Bextra], y Celebrex puede representar un peligro menor, pero simplemente no lo sabemos".

Sin embargo, los médicos que se dedican a tratar a los que sufren de artritis, consideran que aún puede existir un lugar para estos medicamentos.

"Si los pacientes tienen un riesgo mayor del normal de tener úlceras, esta es un alternativa muy buena", opinó el Dr. Todd Schlifstein, profesor asistente de medicina de rehabilitación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York. "Me siento cómodo recentando éstos dos [Celebrex y Bextra]. No me queda duda alguna. Obviamente, si presentan un historial de enfermedad cardiovascular, ataques cardiacos, apoplejía o hipertensión arterial, los utilizaría con cuidado".

"Considero que tienen un lugar. Ciertamente funcionan para mucha gente", declaró el Dr. Stephen Lindsey, jefe de la sección de reumatología de la Ochsner Clinic Foundation en Baton Rouge, La. "Mucha gente no respondía con otros medicamentos".

La preocupación principal entre estos doctores fue la proporción elevada de complicaciones experimentadas por personas bajo el uso de los NSAID tradicionales.

De acuerdo con Schlifstein, 16,500 personas mueren cada año de complicaciones GI relacionadas con el uso de los NSAIDs, y otras 131,000 terminan en las salas de emergencias. "Estamos hablando de miles de millones de dólares y miles de vidas que estos medicamentes pueden salvar", señaló. "Este es el motivo por el que recetamos a estas personas estos medicamentos. Si volvemos a recetar ibuprofen a todo el mundo, habrá que despejar las salas de emergencias y prepararse para las hemorragias".

"La mayoría de la gente que usaba Vioxx lo hacía por una razón. Por que presentaba menos toxicidad gastrointestinal. Reducía las complicaciones de úlceras y la muerte por enfermedad de las mismas", añadió Lindsey. "Nunca se debería utilizar no-esteroidales normales en personas de edad avanzada en las que la incidencia de comorbilidad es elevada".

De igual manera, las personas con cualquier tipo de enfermedad cardiaca o factores de riesgo para ésta, como la hipertensión arterial, probablemente nunca debieron tomar Vioxx en primer lugar. Dichas complicaciones ya han sido advertidas.

"Consideramos que hemos tan solo evitado a personas con enfermedades cardiacas severas, que probablemente se harían cargo de los problemas con Vioxx", apuntó Lindsey. "Los problemas se presentaron en personas con enfermedad cardiaca y en dosis elevadas".

Cuando Vioxx fue retirado inicialmente, Lindsey recetó Celebrex a muchos de sus pacientes, que "parece tener la mejor información y el menor riesgo", agregó. Indicó que la mayoría de las personas que toman este medicamento para el dolor, nunca alcanzan las dosis elevadas que se utilizan en los ensayos clínicos.

Este grupo de medicamentos puede ser indicado, particularmente, para el dolor agudo, que no requiere de una terapia de larga duración, dijo Lindsey. "Es posiblemente seguro utilizarlo de cinco a diez días", concluyó.

Sin embargo, Topol recomendó que las personas con artritis y problemas de salud deben tomar naproxen (Naprosyn, Aleve).

Más información

Para más información sobre medicamentos para la artritis, visite la Arthritis Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Eric J. Topol, M.D., chairman, department of cardiovascular medicine and chief academic officer, Cleveland Clinic; Todd Schlifstein, M.D., assistant professor of rehabilitation medicine, New York University School of Medicine, and sports medicine rehabilitation physician, Rusk Institute of Rehabilitation Medicine, New York; Stephen Lindsey, M.D., section head of rheumatology, Ochsner Clinic Foundation, Baton Rouge, La.
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined