Martes, 9 de julio (HealthDayNews) -- Mientras más duelen las rodillas, menos te ejercitas. Mientras menos te ejercitas, más cojeas.

Esta es la conclusión de un nuevo estudio realizado por investigadores holandeses que dicen que personas con osteoartritis de la rodilla deben desarrollar un plan de ejercicios factible si desean evitar el deterioro muscular potencialmente severo.

"Es algo así como un espiral descendente. Mientras más dolor sienten las personas, menos se ejercitan, que a la larga conduce a debilidad muscular e incluso mayor incapacidad", indicó Martin P.M. Steultjens, un científico que labora con el Instituto de Investigación de Servicios de Salud de los Países Bajos en Utrecht.

Steultjens es el autor principal del estudio, que es el primero en documentar la presunción lógica de que la debilidad muscular que resulta de la inactividad incrementa la capacidad sufrida por quienes padecen de osteoartritis de la rodilla.

Los resultados del estudio aparecen en la edición de julio de "Arthritis & Rheumatism".

El estudio incluyó 107 hombres y mujeres de edad avanzada a quienes se diagnosticó osteoartritis de la rodilla durante al menos un año. Steultjens y sus colegas encontraron que aproximadamente 25 por ciento de la incapacidad de los pacientes se puede deber a la inactividad física que había debilitado sus músculos, ocasionando que sus coyunturas se tornaran menos estables y con menor capacidad de soportar su peso.

El resultado: tenían mayor incapacidad de lo que hubiesen tenido si hubiesen podido mantener su fuerza muscular.

"Este estudio demuestra que la asociación entre el dolor y la incapacidad. En las primeras etapas de osteoartritis, los pacientes sienten dolor y temerosos de sentir dolor nuevamente, se tornan inactivos", dijo Steultjens.

Steultjens y sus colegas examinaron a pacientes, tres cuartas partes de los cuales eran mujeres, por niveles de dolor, niveles de incapacidad y fuerza muscular. Utilizaron la prueba de Inventario para Lidiar con el Dolor para evaluar los niveles de dolor de los pacientes. La prueba utiliza una serie de preguntas que piden a los pacientes describir sus actividades cuando sientan dolor. Luego los investigadores evaluaron los niveles de los pacientes al grabarlos realizando varias actividades. Finalmente, al utilizar la máquina que prueba la resistencia muscular, midieron la fuerza muscular de los pacientes.

Los resultados, planteó Steultjens, demuestran que las personas deben motivarse a mantener algún tipo de actividad incluso aunque sufran de osteoartritis.

"La asociación entre la actividad física y el dolor se debe contrapesar", indicó.

El doctor Joel Press, director médico del Centro para Rehabilitación Espinal Ocupacional y Deportiva del Instituto de Rehabilitación de Chicago, dijo, "intentar colocar los números objetivos en asuntos subjetivos es muy difícil, pero este estudio da un marco para entender mejor la pérdida muscular de déficit de fuerza con la osteoartritis".

"Cuando puedes cuantificar estas cosas, esto te da una idea de lo que estás haciendo", añadió.

Press manifestó que ejercitarse con osteoartritis es posible siempre y cuando se diseñe un programa para cada paciente.

"Se tiene que ser un poco creativo y examinar a cada persona de manera diferente para encontrar los ejercicios que el paciente puede tolerar y no incremente el dolor", dijo.

Por ejemplo, sostuvo, si alguien tiene problemas caminando, se podría intentar un entrenador elíptico, una máquina de ejercicios que evita el peso en las coyunturas. O una bicicleta estacionaria. O nadar, si se tiene acceso a una piscina.

"El encontrar ejercicios que las personas puedan tolerar, mantiene los músculos más fuertes sin hacer que empeoren", aseveró.

La osteoartritis aflige unos 21 millones de estadounidenses, la mayoría luego de los 45 años, y las mujeres se afectan más comúnmente que los hombres, de acuerdo con La Fundación de Artritis.

Qué hacer

Una explicación exhaustiva de osteoartritis y cómo se trata se puede encontrar en La Fundación de Artritis. Johns Hopkins University también ofrece interesante información acerca de diagnosticar la enfermedad.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ