Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La atención colaborativa ayuda a aliviar el dolor crónico

Una exitosa intervención incluyó capacitación médica, educación del paciente y retroalimentación

MARTES, 24 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un esfuerzo de equipo podría ser un mejor abordaje para ayudar a las personas a luchar contra el dolor crónico, sugiere una investigación reciente.

En un estudio que incluyó a más de 400 veteranos de EE. UU., investigadores encontraron que una estrategia colaborativa para la gestión del dolor crónico, que incluía educación para los pacientes de dolor y sus médicos de atención primaria, además de una reevaluación de cómo estaba funcionando el plan para el dolor, proveía un mejor alivio del dolor en comparación con la atención estándar.

"Llevamos a cabo un ensayo aleatorio que comparaba la atención colaborativa para el dolor crónico con gente que recibía la atención usual. Lo hicimos porque el dolor crónico es común, sobre todo en el ambiente de la atención primaria, y la mayor parte del tratamiento es provisto por los médicos de atención primaria", afirmó el autor del estudio, el Dr. Steven K. Dobscha, jefe de psiquiatría en funciones de la división de salud mental y neurociencias conductuales del Centro Médico de la Administración de Veteranos de Portland, en Oregón.

La buena noticia del estudio, afirmó Dobscha, es que "incluso si usted ha sufrido años de dolor y múltiples problemas de dolor, hay esperanza".

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 25 de marzo de la revista Journal of the American Medical Association.

Para el estudio, los investigadores reclutaron a voluntarios de tres clínicas de atención primaria urbanas y dos rurales que forman parte del Centro Médico de la VA de Portland. Todos padecían dolor musculoesquelético clínico que era de intensidad moderada o mayor. La mayoría de los 401 voluntarios (el 92 por ciento) eran hombres, y la edad promedio era de 61.3 años en el grupo de la intervención y poco más de 62 años en el grupo de atención usual.

La mitad del grupo se asignó al azar a la intervención de atención colaborativa, y la otra mitad a la atención usual.

Dobscha dijo que la intervención consistía de educación a médicos y pacientes, con un énfasis en enseñar a los pacientes a autogestionar su dolor. Apuntó que una de las cosas más importantes para los pacientes es superar el "miedo/evitación". Las personas que sufren dolor comienzan a temer que si participan en actividades, podrían empeorar su problema con el dolor, de manera que comienzan a evitar la actividad. Dobscha dijo que esto puede fomentar aún más problemas de dolor en el paciente, porque los músculos pierden condición, lo que puede llevar a una peor calidad de vida.

El grupo de intervención también tenía un gestor del dolor (en este estudio, se trató de un psicólogo) que se ponía en contacto con los pacientes de manera periódica para evaluar si había mejora o no.

Los investigadores evaluaron a los pacientes usando varias medidas de dolor, discapacidad y depresión en la línea base, y una vez más un año más tarde. En una (el Cuestionario de Discapacidad Roland-Morris), alrededor del 22 por ciento de las personas del grupo de intervención reportó una reducción de 30 por ciento o más en el dolor, frente a 14 por ciento en el grupo de atención usual, encontró el estudio.

Aunque parecen modestas, tales mejoras pueden ser "significativas para las personas con dolor crónico", apuntó Dobscha. Y señaló que muchas de estas personas habían sufrido dolor durante quince años o más. Entonces, una intervención en alguien con un problema de dolor a menor plazo o en una población más joven podría funcionar aún mejor.

"Fue un estudio muy positivo. Estos pacientes tenían un nivel de atención casi paralelo a un centro de atención del dolor en un ambiente de atención primaria", apuntó el Dr. Christopher Gharibo, director médico de gestión del dolor del Hospital de Enfermedades Articulares de la Universidad de Nueva York, en esa ciudad. Este tipo de atención colaborativa "puede llegar ciertamente a un número de personas mucho más grande, y podría incluso ser más conveniente para los pacientes y ayudar a reducir los costos de salud", afirmó.

Más información

Para más información sobre el alivio del dolor crónico, visite la American Academy of Family Physicians.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Steven K. Dobscha, acting chief, psychiatry, Mental Health and Behavioral Neurosciences division, Portland VA Medical Center, Ore.; Christopher Gharibo, M.D., medical director, pain medicine, New York University Hospital for Joint Diseases, New York City; March 25, 2009, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish