See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los deportes de alto impacto podrían no afectar los reemplazos de rodilla

Un estudio halla que los pacientes más activos tuvieron una mejor función articular

VIERNES, 12 de marzo (HealthDay News/DrTango) -- A los pacientes que reciben un reemplazo total de rodilla generalmente se les recomienda que eviten deportes de alto impacto para preservar el implante. Sin embargo, un estudio reciente sugiere que participar en deportes no sólo es seguro, incluso podría ayudar a la gente a obtener mejor función de la rodilla.

"Inicialmente, pensamos que los deportes de alto impacto eran terribles para la prótesis", señaló el Dr. Sebastien Parratte, colaborador de investigación de la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota y profesor asistente del Centro de Cirugía de la Artritis de la Universidad de Aix-Marsella en el Hospital Sainte-Marguerite de Marsella (Francia).

"Nuestros resultados a ocho años han mostrado que no es así", afirmó.

Se trata del autor líder del estudio, que se tenía previsto presentar el viernes en la reunión anual de la American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos) en Nueva Orleáns.

Cada año se realizan más de medio millón de reemplazos de rodilla en los EE: UU., según la American Academy of Orthopaedic Surgeons. Parratte y sus colegas realizaron el estudio sabiendo que los pacientes ignoran de manera rutinaria la recomendación de su médico de tomar las cosas con calma luego de someterse a un reemplazo de rodilla. De hecho, según los expertos, cerca de uno de cada seis pacientes participa en actividades de alto impacto después del implante.

El equipo de Parratte le dio seguimiento a 535 pacientes en total. Un total de 218 se sometió a reemplazo de rodilla y luego realizó trabajo manual pesado o practicó algún deporte no recomendado, como aeróbicos de alto impacto, fútbol, fútbol americano, béisbol, trotar o levantamiento de pesas. El grupo de control de 317 pacientes se sometió a tres reemplazos de rodilla, pero no practicó deportes no recomendados.

Los investigadores evaluaron a los pacientes clínicamente y con radiografías. Cerca de ocho años después de la cirugía, no hallaron diferencias radiológicas significativas y ninguna diferencia significativa en la durabilidad del implante entre grupos.

De hecho, el grupo que hizo deporte logró resultados de función de rótula relativamente superiores que el grupo de control.

Una comparación inicial halló que el grupo de control tuvo una necesidad 20 por ciento mayor de repetir la operación por falla mecánica de la rodilla (desgaste, fractura o aflojamiento), en comparación con el grupo que hizo deporte. Pero cuando tuvieron en cuenta otros problemas de salud como la obesidad y la diabetes, el grupo que hizo deporte presentó un riesgo diez por ciento mayor de falla mecánica, en comparación con el grupo de control, aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa.

"El grupo de control tenía más probabilidades de tener hipertensión, obesidad y diabetes", agregó Parratte.

Aseguró que no conoce la razón por la que las rodillas de los del grupo que hizo deporte lograron mejores resultados.

Aún así, los hallazgos del estudio no son razones para decirle a los pacientes de reemplazo de rodilla que hagan ejercicio de alto impacto, señaló el cirujano ortopédico y jefe de reconstrucción de adultos de la Clínica Lexington de Lexington, Kentucky.

"Yo creo que es un buen estudio y ciertamente vale la pena", dijo. "¿Me estimularía a invitar a mis pacientes a jugar fútbol? De ninguna manera".

Se necesita más investigación para evaluar lo que está sucediendo, afirmó. Es posible que la gente que obtenga los mejores resultados pueda ser la que practique deportes de alto impacto. "La gente que se sentía muy bien con sus rodillas, los que logran resultados excelentes", quizá sean los que pueden practicar deportes de alto impacto sin efectos negativos, dijo.

Otra posibilidad, dijo, es que el seguimiento quizá no sea lo suficientemente largo, que los efectos negativos surjan después. Christensen aseguró que continuará informándole a sus pacientes de reemplazo de rodilla que eviten informes de alto impacto. "Los implantes no están diseñados para tolerar deportes de alto impacto", dijo.

El Dr. Benjamin Bengs, otro experto, consideró prometedores los hallazgos del nuevo estudio. Muestra que estos dispositivos son duraderos, pueden conducir a alivio del dolor toda la vida, y a función y actividad excelentes para los pacientes, señaló Bengs, cirujano ortopédico del Centro Médico y Hospital de Ortopedia de la Universidad de California en Santa Mónica.

Sin embargo, hacen falta más estudios para permitirle a la gente que practique actividades de alto impacto sin restricciones, dijo.

"Un estudio no es suficiente para cambiar las recomendación", coincidió Parratte. Planea llevar a cabo más estudios sobre el tema.

Más información

Paras saber más sobre el reemplazo total de rodilla, visite la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Sebastien Parratte, M.D., Ph.D., orthopedic surgeon, Mayo Clinic, Rochester, Minn., and Aix-Marseille University, Center for Arthritis Surgery, Hospital Sainte-Marguerite, Marseille, France; American Academy of Orthopaedic Surgeons annual meeting, March 12, 2010, New Orleans; Christian Christensen, M.D., head of adult reconstruction at the Lexington Clinic, Lexington, Ky.; Benjamin Bengs, M.D., orthopedic surgeon, Santa Monica--University of California Medical Center and Orthopaedic Hospital, Santa Monica, Calif., and assistant professor, orthopedic surgery, UCLA David Geffen School of Medicine, Los Angeles

Consumer News in Spanish