See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Nancy López contraataca a la osteoartritis

Dolorosa condición casi terminó con la carrera de la superestrella del golf

Lunes, 25 de noviembre (HealthDayNews) -- Al cumplir los 30, Nancy López ya era una leyenda del golf. Había ganado 35 torneos en la Asociación Femenil de Golf Profesional (LPGA, por sus siglas en inglés) y fue la persona más joven admitida al Salón de la Fama de la LPGA.

Lo que nadie incluyendo a López sabía en ese tiempo era que pagaría un precio muy alto por su notable éxito: Virtualmente no tenía cartílago en su rodilla izquierda.

Hoy día casi con 46 años, López dijo que tomó más de seis años confrontar su condición y hacer algo al respecto.

Aunque sólo planea presentaciones limitadas en el torneo femenil el próximo año, López podría no haber estado jugando en lo absoluto de no haber sido por un tratamiento médico llamado viscosuplementación. Utilizado para tratar el dolor paralizante de una rodilla artrítica que estuvo muy cerca de requerir reemplazo quirúrgico.

La viscosuplementación es un procedimiento que involucra inyectar un líquido en las rodillas osteoartríticas para suavizar y lubricar las coyunturas enfermas.

Los doctores han tratado a López con Hylan G-F 20, un líquido que contiene polímeros de hilano producidos por crestas de gallo. Es mercadeada como Synvisc, aprobado por la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por su siglas en inglés) en 1997. Por lo tanto, en lugar de una dolorosa operación con un resultado no siempre predecible, López optó por las inyecciones.

"Creo que no hubiese podido lograrlo sin las inyecciones", dijo López. Los problemas de rodilla de López comenzaron hace décadas cuando se desgarró el cartílago en su rodilla izquierda mientras jugaban fútbol de bandera mientras era estudiante de primer año de escuela superior.

Un cirujano removió mucho del cartílago y, al pasar el tiempo, el resto desapareció.

Hace cinco años, el año que ganó el último de los 48 torneos de la LPGA, sintió que algo estaba muy mal con su rodilla.

Sintió mucho dolor, como si tuviera pequeñas piedritas entre los huesos y la rodilla. Cuando caminaba podía sentir su rodilla triturarse.

"Fui a ver a mi doctor y le dije que algo estaba pasando", dijo López. "El comentó, 'Nancy, sólo tienes 40, si vas a jugar golf por un tiempo prolongado, debes pensar acerca de un reemplazo de rodilla'". Yo dije: "¿'Un reemplazo de rodilla a los 40!? No, señor'".

"La idea era devastadora. Realmente pensé que mi carrera había terminado", añadió.

Afortunadamente para López la viscosuplementación para la osteoartritis ya estaba disponible en los Estados Unidos.

López, quien se autoproclama "una verdadera bebé cuando se trata del dolor", tenía miedo de cuánto estaba sufriendo y estaba nerviosa sobre tener que inyectarse alguna sustancia en su rodilla.

Decidió optar por las inyecciones, y está feliz de haberlo hecho.

De tres a cuatro semanas luego de las inyecciones en su rodilla izquierda, el dolor comenzó a desaparecer. En octubre de 2001, López también aplicó el tratamiento en su rodilla derecha, que tiene el cartílago y el ligamento lesionado.

López dijo que los únicos efectos secundarios fueron hinchazón y dolor, que desaparecieron eventualmente.

Aunque algunas personas experimentan inflamación y reacciones a la sustancia extranjera inyectada en sus rodillas, Synvisc ha tenido un éxito con aproximadamente 66 por ciento de pacientes de artritis quienes reciben el tratamiento, de acuerdo con el doctor Robert Quinet, director de reumatología en la Fundación Clínica Ochsner en Nueva Orleáns.

La mitad de los mismos obtienen un periodo prolongado de alivio; seis a ocho meses o más, dijo.

Synvisc, que es distribuido por Wyeth Pharmaceuticals, involucra tres inyecciones en dos semanas. La otra sustancia destacada del tratamiento de viscosuplementación es Hyalgan, distribuida por Sanofi-Synthelabo, que requiere cinco inyecciones. Ambos productos son fabricados de crestas de gallo.

La viscosuplementación está diseñada por pacientes con osteoartritis de la rodilla quienes han intentado todos los métodos a parte de la cirugía y pueden no estar listos para los reemplazos de rodilla, indicó Quinet.

"Han usando medicamentos antiinflamatorios, usan bastón, intentan perder peso, hacen ejercicios para la rodilla, y todavía tiene síntomas sustanciales de ésta, pero no están listos para la cirugía", sostuvo.

Casi 21 millones de estadounidenses sufren de osteoartritis y la osteoartritis de la rodilla puede ser tan incapacitante como cualquier enfermedad cardiovascular exceptuando los derrames, de acuerdo con la Fundación de Artritis.

López ha complementado sus tratamientos mediante ejercicios diarios con un entrenador, haciendo ejercicios en la trotadora, o usando un StairMaster y una bicicleta.

"Ahora depende de mí", expresó López. "Con mis rodillas funcionando bien, necesito cuidarme".

Qué hacer

Para más información acerca de los tipos de artritis que afligen a millones, visita la Fundación de Artritis, o revisa el Colegio Americano de Reumatología.

Fuentes: Nancy López; Robert Quinet, M.D., jefe de reumatología, Fundación Clínica Ochsner, Nueva Orleáns; Fundación de Artritis
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined