Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Un estudio revela que la depresión y el dolor crónico deben tratarse por separado

Escanogramas cerebrales sugieren que proceden de áreas distintas

JUEVES 5 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- El dolor recurrente y la depresión a menudo van de la mano, y los médicos se han cuestionado durante mucho tiempo sobre si el tratamiento de uno eliminará al otro. Pero un nuevo estudio de patrones cerebrales en pruebas de IRM sugiere que los dos problemas deben ser tratados por separado, incluso si coexisten.

El estudio estuvo compuesto por 42 personas saludables y 53 individuos con fibromialgia, un problema que se caracteriza por un intenso dolor generalizado e hipersensibilidad, a menudo acompañada de depresión.

Los investigadores de la Universidad de Georgetown en Washington, D.C., querían determinar si los altos niveles de síntomas depresivos estaban asociados con una mayor sensibilidad al dolor inducido por la presión. También intentaron identificar regiones cerebrales específicas que estaban involucradas en el proceso del dolor agudo, dolor crónico y síntomas de depresión.

Tanto los pacientes con fibromialgia como las personas saludables se sometieron a pruebas de sensibilidad del dolor causado por presión, que involucraba la aplicación de presión en la uña del pulgar. Antes, durante y después de la prueba de dolor por presión, se uso la técnica de imagen por resonancia magnética (IRM) para observar la respuesta del cerebro a los estímulos.

Durante el estudio, a los pacientes con fibromialgia también se les pidió que dejaran de tomar antidepresivos cuatro semanas antes del inicio del estudio, y que suspendieran el consumo de analgésicos tres días antes del mismo.

Los resultados de la IRM mostraron que, en comparación con las personas saludables, los pacientes con fibromialgia requerían menos aplicación de presión para activar las neuronas asociadas con dolor agudo ubicadas en el dominio sensorial del cerebro. La sensibilidad al dolor aumentada fue observada entre los pacientes con fibromialgia, independientemente de si fueron diagnosticados con depresiones considerables o de si habían reportado cualquier síntoma de depresión.

El estudio también halló sólo una correlación débil entre las regiones cerebrales orientadas a las emociones y las regiones del cerebro sensoriales y del dolor, lo que sugiere que no había interacción entre las dos.

"Se ha dado mucho énfasis en las coincidencias y similitudes entre el dolor y los síntomas de depresión, pero éstos y otros datos sugieren que también es importante identificar los mecanismos de procesamiento del dolor que son independientes del estado de ánimo", dijo en una declaración preparada el Dr. Thorsten Giesecke, autor principal del estudio.

"La creencia de que los aspectos sensoriales y emocionales del dolor pueden ser procesados de forma independiente no es sólo de interés teórico", señaló, ya que una mejor evaluación de estos aspectos individuales de respuesta cerebral "puede mejorar el diagnóstico, selección y eficacia del tratamiento".

Los hallazgos aparecen en la edición de mayo de Arthritis & Rheumatism.

Más información

La National Fibromyalgia Association tiene más información sobre la fibromialgia.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: John Wiley & Sons, Inc., news release, May 5, 2005
Consumer News in Spanish