Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El uso de esponjas recubiertas de medicamentos podría limitar las infecciones del catéter

Se cree que más del 10 por ciento de los pacientes de las UCI desarrollan estas infecciones

MARTES, 24 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un informe de investigadores franceses halla que agregar una esponja impregnada de un agente antibacteriano al apósito que rodea el lugar por donde se introduce un catéter parece reducir las probabilidades de que se desarrolle una infección potencialmente mortal.

Los pacientes de unidades de cuidados intensivos (UCI) requieren normalmente la introducción de un catéter venoso central. Cada año en los Estados Unidos ocurren cerca de 80,000 infecciones relacionadas con el uso de catéteres entre los pacientes de la UCI, incluidas infecciones causadas por la bacteria SARM (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina). La tasa de mortalidad de estas infecciones puede ser tan alta como de 11.5 por ciento, informaron los investigadores del estudio.

"Éste es un estudio importante", dijo el Dr. Marc Siegel, profesor asociado de medicina de la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York, que no participó en la investigación. "El uso específico del desinfectante para este propósito es importante en la prevención de infecciones que pueden poner en peligro la vida" y tiene el potencial de reducir de manera espectacular el número de infecciones relacionadas con el catéter, dijo.

El nuevo informe aparece en la edición del 25 de marzo de la Journal of the American Medical Association.

Para el estudio, el equipo de investigación asignó de manera aleatoria más de 1,600 pacientes de la UCI a la introducción de catéteres con esponjas impregnadas de gluconato de clorhexidina, un antibacteriano que se utiliza comúnmente en el enjuague bucal, o al uso de apósitos estándar en el lugar de la inserción. Los apósitos se cambiaban cada tres a siete días.

Hallaron que disminuyó la tasa de infección, al pasar de 1.1 por ciento entre las personas que habían usado los apósitos estándares a 0.5 por ciento entre los que usaron el apósito impregnado del agente antibacteriano, lo que equivale a una reducción de 61 por ciento. Los investigadores calcularon que los apósitos impregnados de gluconato de clorhexidina evitaron una infección mayor por cada 117 catéteres que permanecieron insertados durante alrededor de 10 días.

Además de reducir las infecciones, el uso de esponjas impregnadas con agente antibacteriano también parecía requerir que se cambiaran los apósitos con menos frecuencia, señalaron los investigadores.

Se encontraron bacterias en el 7.8 por ciento de los catéteres extraídos a los tres días, halló el estudio, y en el 8.6 por ciento de los catéteres que se extrajeron luego de siete días, lo que equivale a una diferencia de 0.8 por ciento.

Lo describieron como una reducción modesta que "parecía segura".

Sin embargo, un experto se mostró dudoso respecto a la conveniencia de dejar los apósitos por más tiempo de los tres días estándares.

"Lo que es más importante aquí, aunque no aumentó la tasa de infección con estos cambios de apósitos menos frecuentes, es que el hallazgo tiene aplicación solamente a los apósitos impolutos", dijo el Dr. Pascal James Imperato, decano del programa de postgrado en salud pública del Centro Médico Downstate de la Universidad de Nueva York en esa misma ciudad.

Debido a que el goteo y la suciedad son muy comunes en el lugar de inserción de los catéteres, no sorprende que el estudio encontrara que la reducción absoluta de los cambios de apósitos fuera modesta, dijo Imperato.

"En otras palabras, en la mayoría de los pacientes, los apósitos se deben cambiar cada tres días, hasta con más frecuencia, debido al goteo y la suciedad", dijo. "Por tanto, los hallazgos de este estudio tienen una aplicación práctica limitada".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre cómo proteger a los pacientes de las infecciones.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Pascal James Imperato, M.D., M.P.H., dean, distinguished service professor, Graduate Program in Public Health, State University of New York Downstate Medical Center, New York City; Marc Siegel, M.D., associate professor of medicine, New York University School of Medicine, New York City; March 25, 2009, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish