See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Falta de seguro asociada con muerte prematura

Los ciudadanos entre 55 y 64 sin seguro tienen 43 por ciento más posibilidades de fallecer prematuramente

MIÉRCOLES 7 de julio (HealthDayNews) -- Los estadounidenses que no tienen seguro médico tienen 43 por ciento más posibilidades de morir prematuramente que quienes tienen seguro.

Eso se traduce en 105,000 muertes potencialmente prevenibles durante los próximos ocho años, unas 13,000 anuales, de personas entre 55 y 64 que no tienen seguro médico, afirmaron los autores de un artículo que aparece en la edición de julio de Health Affairs. Este estudio es el primero en más de una década en observar este tema en particular.

"Nos sorprende el elevado número de muertes", sostuvo el autor del estudio, el Dr. J. Michael McWilliams, residente de medicina del Brigham and Women's Hospital de Boston. "Esto ubicaría la falta de seguro en tercer lugar en la lista de causas de muerte, luego de la enfermedad cardiaca y el cáncer para este grupo de edad, aunque obviamente estamos contando doble".

Cerca de 3.5 millones de personas entre 55 y 64 carecían de seguro en los Estados Unidos en 2002. Se espera que este grupo de edad se duplique a 62 millones de personas en los próximos 10 años. Suponiendo la misma tasa de personas sin seguro, eso significa que el número de muertes potencialmente prevenibles podría aumentar a más de 30,000 por año.

"Esa cantidad es superior al número de adultos en este grupo de edad que muere actualmente de diabetes, apoplejía y enfermedad pulmonar combinadas", observó McWilliams.

Esta nueva investigación surge cuando los candidatos presidenciales se preparan a abordar el asunto de la cobertura en salud. "Ambos candidatos tienen planes, pero ambos tienen retos importantes", agregó McWilliams.

Este grupo de edad es particularmente vulnerable a medida que los problemas de salud comienzan a incrementarse en este período, antes de que estas personas cumplan los requisitos para acceder a Medicare. "Las consecuencias de no tener seguro son más graves", advirtió McWilliams.

Algunos expertos consideran que hay una oportunidad que se está echando a perder.

"Éste grupo de edad es quizás el más importante desde el punto de vista de la salud", aseguró el Dr. Michael L. Freedman, profesor de medicina geriátrica y medicina interna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York. "Este es el tipo de grupo en el que uno hace todos sus chequeos, con el mayor rendimiento y la mayor proporción de curas. Este estudio muestra que esto puede afectar mucho la salud del país. Esta es la gente que deberíamos estar ayudando".

Los investigadores le hicieron seguimiento a 8,736 adultos próximos a la vejez, de los cuales 7,1999 tenían seguro privado y 1,537 no lo tenían. El estudio tuvo una duración de ocho años, hasta 2000.

Los participantes no asegurados tenían 43 por ciento más posibilidades de morir antes de tiempo durante el período del estudio que aquellos que estaban asegurados. Los adultos de bajos ingresos que no tenían seguro tenían 53 por ciento más posibilidades de morir prematuramente, mientras que aquellos con diabetes, hipertensión o enfermedades del corazón tenían 56 por ciento más posibilidades de morir antes de tiempo.

Las tasas de muerte no fueron significativamente diferentes entre los adultos de raza negra asegurados y los no asegurados, lo que indica que el seguro médico por sí sólo puede no ser suficiente para reducir las muertes prematuras.

Aunque esta asociación ni es definitiva ni es de causa y efecto, verdaderamente debe constituir una advertencia. "Es difícil de probar, pero sí hay una fuerte relación entre no tener seguro y malos resultados de salud. Este estudio se enfoca en aquella población en la que esta asociación puede ser particularmente fuerte, donde la reforma puede ser particularmente beneficiosa", agregó McWilliams.

Extender la cobertura a este segmento de la población podría salvar miles de vidas, según McWilliams.

Los autores señalan, sin embargo, que la mayoría de las opciones de póliza disponibles tienen sus limitaciones. Un acuerdo así en Medicare necesitaría subsidios de prima. No es muy probable que los créditos impositivos propuestos por el Presidente Bush sean suficientes, aunque aquellos propuestos por el precandidato demócrata John Kerry son más generosos, dijeron.

Cuidar las enfermedades crónicas desde el principio y realizar medicina preventiva también limitará la carga sobre Medicare a medida que esta población reúne los requisitos para acceder a ese programa, añadió McWilliams.

Más Información

La AARP tiene más información sobre los seguros antes de reunir los requisitos para Medicare.

Traducido por HispaniCare

FUENTES: J. Michael McWilliams, M.D., medical resident, Brigham and Women's Hospital, Boston; Michael L. Freedman, M.D., professor, geriatric medicine and internal medicine, New York University School of Medicine, New York City; July 2004 Health Affairs
Consumer News in Spanish