La brecha de mortalidad entre los educados y los no educados se ensancha

Un estudio encuentra que las desigualdades socioeconómicas son responsables del aumento en la disparidad general

MIÉRCOLES 14 de mayo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Según un estudio reciente, tener una buena educación puede alargar la vida.

La investigación, que aparece en la edición del 14 de mayo de la revista PLoS ONE, muestra que la brecha en los índices generales de mortalidad entre los estadounidenses con una educación inferior al bachillerato y los graduados de la universidad aumentó rápidamente de 1993 a 2001.

Ese aumento fue causado por disminuciones significativas en la mortalidad por todas las causas entre los hombres más educados (que totalizaban 36 por ciento en los hombres negros y 25 por ciento en los hombres blancos durante el periodo de estudio). Esto se debió en gran parte a disminuciones en los índices de mortalidad por infección de VIH, cáncer y enfermedad cardiaca.

Al contrario, el índice de mortalidad por todas las causas aumentó entre las personas que tenían una educación inferior al bachillerato. El mayor aumento anual fue entre las mujeres blanca que no terminaron el bachillerato (3.2 por ciento por año), pero también fue notable (de 0.7 por ciento por año) entre las mujeres blancas que habían terminado el bachillerato.

"Este estudio encuentra que las desigualdades socioeconómicas en los índices de mortalidad no sólo no están disminuyendo, sino que están aumentando en los EE.UU.", advirtió en una declaración preparada el Dr. Otis W. Brawley, director ejecutivo de la American Cancer Society. "Las personas que tienen menos educación tienen menos recursos financieros, menso acceso a los seguros de salud o al empleo estable, y menos conocimiento sobre la salud. Debido a esto, aunque el índice de mortalidad entre los estadounidenses más educados está disminuyendo de manera dramática, estamos viendo una verdadera falta de progreso, o incluso un empeoramiento en las tendencias en las personas menos educadas. La brecha entre los que les va mejor y los que les va peor en el país en realidad está ensanchándose".

Los investigadores realizaron sus hallazgos al estudiar el Sistema nacional de estadísticas vitales y la información de certificados de defunción de más de 3.5 millones de persona que murieron entre 1993 y 2001.

El estudio respalda un estudio anterior publicado en la edición de abril de PLoS Medicine, que muestra que la esperanza de vida no está aumentando de manera estable ni uniforme en los Estados Unidos. En ese estudio de los índices de muerte entre 1983 y 1999, los índices de muerte aumentaron para las mujeres en muchos condados pobres, mientras que las disparidades generales en la esperanza de vida entre ciertas áreas geográfica y grupos étnicos empeoraron por todo el país.

Más información

Los U.S. Centers for Disease Control and Prevention tienen más información sobre las desigualdades de salud.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Public Library of Science, news release, May 13, 2008
Consumer News in Spanish