See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La educación y los ingresos afectan los índices de supervivencia al ataque cardiaco

Un estudio concluye que más escolaridad y riqueza se relacionan con mejores resultados

MIÉRCOLES, 25 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Tener dinero y buena educación podría mejorar las probabilidades de sobrevivir a un ataque cardiaco, según un informe reciente.

Investigadores de la Clínica Mayo que estudiaron expedientes médicos de pacientes de ataque cardiaco en su sede de Olmsted County, Minnesota, informan que los que tenían ingresos más bajos y menos educación eran más propensos a morir después de un ataque que sus contrapartes con más dinero y educación.

El estudio, publicado en la edición de junio de Mayo Clinic Proceedings, observó a 705 personas, 155 de las cuales murieron, entre el 1 de noviembre de 2002 y el 31 de mayo de 2006. Entre sus hallazgos se encuentra lo siguiente:

  • Las personas que tenían los ingresos más bajos tenían peores estimados de supervivencia a un año, con una supervivencia de 75 por ciento entre la gente que ganaba entre $28,732 y $44,665; una supervivencia del 83 por ciento para los que ganaban entre $49,435 y $53,561, y una supervivencia de 86 por ciento para los se encontraban en el rango de ingresos de entre $56,992 y $74,034.
  • El nivel de educación de un individuo también coincidía con los índices de supervivencia: 67 por ciento entre los que tenían menos de doce años de educación; 81 por ciento entre los que tenían 12 años de educación; y 85 por ciento entre los que tenían más de doce años de educación.

"Algo interesante es que a pesar de un estatus socioeconómico mayor que el promedio entre esta población, las asociaciones de educación individual e ingresos del vecindario con la muerte tras un ataque cardiaco fueron más potentes que las reportadas en muchos estudios anteriores", afirmó en una declaración preparada el autor principal del estudio Yariv Gerber, investigador cardiovascular de la Clínica Mayo.

Los investigadores señalaron que la relación con la educación podría tener que ver con cómo tiende una mayor educación a afectar positivamente las oportunidades de trabajo, los ingresos, la vivienda y el acceso a alimentos nutritivos y seguro de salud.

"Los niveles más altos de educación también podrían afectar directamente a la salud a través de un mayor conocimiento adquirido durante la escolaridad y una mayor autodeterminación y autoeficacia", aseguró Gerber. "Como se ha informado recientemente, la educación se relaciona intensamente con el conocimiento sobre salud, lo que a su vez afecta la capacidad de obtener, procesar y comprender información y servicios básicos de salud necesarios para tomar decisiones apropiadas sobre la salud".

Los investigadores también señalaron que relacionar un estatus socioeconómico bajo con la supervivencia al ataque cardiaco podría tener que ver con que los individuos más pobres y menos educados tengan dificultades para asistir a los programas de rehabilitación cardiaca, y con adherirse a los medicamentos y cambios recomendados en el estilo de vida.

Más información

La American Heart Association tiene más información sobre las señales de advertencia de un ataque cardiaco.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Mayo Clinic, news release, June 17, 2008
Consumer News in Spanish