See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Tomar anticoagulantes y medicamentos para la acidez gástrica podría ser peligroso después de un ataque cardiaco

Los pacientes que toman Plavix y PPI tienen un riesgo 25 por ciento mayor de morir o de volver al hospital

MARTES, 3 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente halla que los pacientes de ataque cardiaco que toman el anticoagulante Plavix más un inhibidor de la bomba de protones como Prilosec o Nexium podrían estar en mayor riesgo de muerte o de sufrir otro infarto.

Muchos pacientes reciben Plavix (clopidogrel) para ayudar a reducir el riesgo de otro ataque cardiaco después del tratamiento de un primer infarto. Plavix disminuye la cohesión de las plaquetas de la sangre, lo que ayuda a evitar la formación de coágulos.

Muchos médicos también recetan inhibidores de la bomba de protones (PPI, por su sigla en inglés), medicamentos que ayudan a prevenir el reflujo gástrico, pero que también ayudan a prevenir el sangrado gastrointestinal mientras toman Plavix.

"Muchos pacientes toman Plavix y otros tantos reciben también una medicación PPI como profilaxis para evitar un sangrado estomacal", dijo el investigador principal, el Dr. P. Michael Ho, cardiólogo del Centro Médico de la VA de Denver.

El estudio no modifica las razones para recetar Plavix, dijo Ho. "Pero tanto los médicos como los pacientes deben determinar por qué se está recetando un medicamento PPI. No se debe recetar como profilaxis sólo para evitar un sangrado gastrointestinal, porque podría causar una interacción entre el PPI y Plavix", dijo.

Un inhibidor de la bomba de protones sólo se debe recetar a pacientes que ya tienen un sangrado estomacal, puesto que están en mayor riesgo de sufrir otro sangrado, apuntó Ho. "Muchas veces, los PPI se recetan de forma rutinaria a los pacientes sin razón alguna para tomar el medicamento", apuntó.

Para el estudio, el equipo de Ho recopiló los datos de 8,205 pacientes que fueron dados de alta de 127 hospitales de los Asuntos de Veteranos tras sufrir ataque cardiaco o angina inestable. Entre los pacientes, al 63.9 por ciento se le recetó un inhibidor de la bomba de protones.

Los investigadores encontraron que el 29.8 por ciento de los pacientes que tomaron PPI y Plavix murieron o fueron hospitalizados de nuevo, en comparación con el 20.8 por ciento de los que tomaron Plavix solo. La combinación de Plavix más PPI fue asociada con un incremento de 25 por ciento en el riesgo de muerte o de rehospitalización, en comparación con el uso de Plavix solo.

Para cualquier paciente dado, el riesgo de rehospitalización era mayor cuando se le recetaba ambos medicamentos; sin embargo, el riesgo de morir era casi el mismo para los pacientes que tomaban solamente Plavix, apuntaron los investigadores.

Los hallazgos aparecen en la edición del 4 de marzo de la Journal of the American Medical Association.

En enero, los investigadores informaron en la Canadian Medical Association Journal que las personas que tomaban Plavix y un inhibidor de la bomba de protones después de un ataque cardiaco tenían un riesgo considerablemente mayor de sufrir un segundo ataque cardiaco que los que tomaban sólo Plavix.

A Ho le preocupa que los PPI se receten a pacientes que no los necesitan. "De hecho, hay un número significativo de pacientes que recibe la receta de un PPI, sin tener una indicación de sangrado", destacó.

Los pacientes que toman Plavix deben discutir el uso de PPI con su médico, dijo. "Ésta debería ser una decisión personalizada entre el paciente y el médico con respecto a si el paciente debe tomar un PPI o si hay medicamentos alternativos para el reflujo y los problemas de estómago", destacó.

El Dr. Gregg C. Fonarow, profesor de cardiología en la Universidad de California en Los Ángeles, cree que este estudio muestra que el uso de los PPI con Plavix debería limitarse a los pacientes en riesgo de sangrado gastrointestinal.

"Aunque se necesitan más estudios en diferentes poblaciones de pacientes, el uso de clopidogrel sin un inhibidor de la bomba de protones es la opción preferida a menos que un paciente con síndrome coronario agudo tenga una indicación definitiva que requiera el uso de un PPI", dijo Fonarow.

"La FDA [Administración de Alimentos y Medicamentos] comunicó recientemente que está realizando una revisión de seguridad con respecto a las interacciones potenciales de estos medicamentos recetados comúnmente", agregó.

El Dr. Byron Lee, profesor asociado de cardiología de la Universidad de California en San Francisco, cree que este estudio podría sugerir el uso de medicamentos diferentes a los PPI para evitar el sangrado gastrointestinal.

"Este estudio es muy preocupante porque muchos de nuestros pacientes toman tanto Plavix como un inhibidor de la bomba de protones", dijo Lee. "Para reducir el riesgo de recurrencia de los ataques cardiacos, debemos considerar probablemente recetar a estos pacientes bloqueadores de H2 [como Zantac o Tagamet] en lugar de inhibidores de la bomba de protones, al menos de manera temporal".

Más información

Para más información sobre los ataques cardiacos, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: P. Michael Ho, M.D., Ph.D., cardiologist, Denver VA Medical Center; Byron Lee, M.D., associate professor, cardiology, University of California, San Francisco; Gregg C. Fonarow, M.D., professor, cardiology, University of California, Los Angeles; March 4, 2009, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined