Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El parto debería inducirse en la mañana, según plantea un estudio

Una investigación australiana halla que hacer esto conduce a partos menos complicados

MARTES 31 de julio (HealthDay News/HispaniCare) -- Si un parto necesita ser inducido, debería hacerse en la mañana en vez del atardecer.

Esto refleja de manera más estrecha la duración natural del parto y está asociado a partos menos complicados, según sugiere un estudio en la edición de agosto de Obstetrics & Gynecology.

"A las mujeres se les debería informar sobre estos resultados, y darles la oportunidad de decidir por ellas mismas" en cuanto a la hora en que prefieren ser ingresadas, señaló la autora del estudio, la Dra Jodie Dodd, subespecialista en medicina materno-fetal en la Facultad de Pediatría y Salud Reproductiva de la Universidad de Adelaida, en el sur de Australia.

"En el Hospital Materno-Infantil de Adelaida estamos en el proceso de actualizar nuestras directrices sobre la inducción del parto para incluir esta información", agregó.

Sin embargo, otros expertos señalaron que el tema no es tan simple.

"Hay muchos factores que entran en juego al momento de decidir cuándo inducir el parto en una paciente", aseguró la Dra. Jennifer Wu, una ginecoobstetra del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. "Debemos coordinar los espacios disponibles, el horario del médico, el horario del paciente, a veces algo parece sospechoso en una prueba".

Una investigación anterior ha mostrado de manera consistente que las tendencias de partos espontáneos aumentan al atardecer y a primeras horas de la mañana, de acuerdo con la información de fondo del estudio.

En la Universidad de Adelaida, las mujeres programadas para una inducción de parto son ingresadas al atardecer, con la esperanza de que hagan el trabajo de parto y den a luz durante el día. Esto es con frecuencia más conveniente para la familia y el personal.

En el reciente estudio participaron 620 mujeres que tenían programado un trabajo de parto inducido. Las participantes fueron asignadas de manera aleatoria para ser ingresadas a las 8 a.m. o 10 p.m. Doscientas ocho mujeres estaban en el grupo de la mañana y 340 en el grupo vespertino.

No hubo diferencias estadísticamente significativas entre los dos grupos en cuanto a los resultados principales: el número de mujeres con trabajo de parto superior a las 24 horas, hiperestimulación uterina, cambios en la frecuencia cardiaca fetal o partos por cesáreas.

Pero las mujeres ingresadas en la mañana eran menos propensas a necesitar una infusión de la hormona oxitocina para inducir el trabajo de parto, el 45 por ciento en el grupo de la mañana frente al 54.1 por ciento del grupo de la tarde.

Pero la oxitocina no es el único tipo de medicamento que puede ser usado para inducir el parto, dijo Wu. "Se pueden usar muchos tipos diferentes de medicamentos para la inducción", apuntó.

Las mujeres primerizas y que fueron ingresadas en la mañana eran también menos propensas a necesitar un parto vaginal operatorio, 16.1 por ciento en el grupo de la mañana frente al 34.2 por ciento del grupo de la tarde.

Los investigadores no pudieron explicar la razón de estas diferencias. "Aún no está claro si estos hallazgos reflejan diferencias psicológicas, o si reflejan diferencias en la práctica clínica del personal durante el día o la noche", declaró Dodd.

No hubo diferencias entre los dos grupos en cuanto a la satisfacción maternal con el ejercicio del parto, aunque las mujeres en el grupo de la tarde se disgustaron por lo general con las interrupciones y falta de sueño que sufrieron.

Aunque los autores del estudio asumen que los ingresos matutinos conducen a partos vespertinos, ese no siempre es el caso, apuntó Wu.

"A muchas de las pacientes a las que inducimos el parto en la mañana dan a luz a las 2 p.m.", dijo.

Más información

La American Pregnancy Association tiene más información sobre la inducción del parto.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Jodie Dodd, M.D., maternal fetal medicine subspecialist, department of obstetrics and gynecology, University of Adelaide School of Pediatrics and Reproductive Health, South Australia; Jennifer Wu, M.D., obstetrician/gynecologist, Lenox Hill Hospital, New York City; August 2006 Obstetrics & Gynecology
Consumer News in Spanish