Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La cantidad de bebés nacidos con sífilis alcanza su punto máximo en 20 años, según los CDC

premature infant

MARTES, 25 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- La cantidad de recién nacidos que sufren de sífilis casi se ha triplicado en los últimos años, reportaron el martes las autoridades de la salud de EE. UU.

Los casos aumentaron de 362 en 2013 a 918 en 2017, la cifra más alta en 20 años. Se observaron casos en 37 estados, sobre todo en el oeste y el sur.

"Hemos estado viendo aumentos en la sífilis entre las mujeres en edad fértil, y no es sorprendente que veamos aumentos en las mujeres embarazadas", dijo la investigadora principal, la Dra. Gail Bolan, directora de la División de Prevención de las ETS de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

No hay una respuesta sencilla sobre por qué esto está ocurriendo, añadió. Hace tiempo que la sífilis se asocia con la pobreza, la drogadicción, la carencia de vivienda y la encarcelación, dijo Bolan.

Además, donde no se confía en el sistema de atención de la salud, la sífilis aumenta, anotó.

"Estos factores socioeconómicos es donde el tejido de nuestra sociedad de verdad se está deshilachando, y las mujeres que están teniendo a bebés con sífilis realmente están en los márgenes", advirtió Bolan.

El aumento en la cantidad de bebés con la enfermedad se hace eco del aumento en los casos de sífilis entre las mujeres en edad fértil, apuntó la agencia. Y la sífilis está dejando atrás al aumento de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) en el país, encontró el informe. Los hallazgos aparecen en la edición del 25 de septiembre de la revista de los CDC Sexually Transmitted Disease Surveillance Report.

La mayoría de mujeres que dan a luz a bebés infectados con sífilis no han recibido atención prenatal, dijo Bolan. La ley requiere que todas las mujeres reciban pruebas de la sífilis en su primer examen prenatal, explicó.

Bolan también indicó que las mujeres con un riesgo alto de sífilis deben recibir otra prueba en el tercer trimestre. Cuando la enfermedad se detecta pronto, una simple inyección de penicilina puede curar tanto a la madre como al feto, señaló.

Si no se trata, una mujer infectada tiene un 80 por ciento de probabilidades de transmitir la infección a su bebé, según los CDC. Cuando un niño nace con sífilis se puede curar, pero el riesgo de daño a los órganos que puede conducir a la sordera y a retrasos en el desarrollo ya ha comenzado a ocurrir, dijo Bolan.

Según los CDC, 1 de cada 3 mujeres que tuvieron un bebé con sífilis en 2016 recibió una prueba durante el embarazo, pero contrajo sífilis después de la prueba o no recibió un tratamiento a tiempo para curar la infección en el bebé no nacido.

Por eso los CDC desean que las mujeres reciban las pruebas a principios del embarazo, y que las mujeres con un riesgo alto de la infección reciban otra prueba durante el embarazo. Esto incluye a las mujeres que viven en áreas donde la sífilis es prevalente.

En 2017, 64 bebés infectados con sífilis fueron mortinatos, "... y creemos que eso podría ser una subestimación", lamentó Bolan. Los bebés infectados también pueden morir en los meses posteriores al parto, añadió.

Las mujeres sexualmente activas pueden reducir su riesgo de contraer sífilis al permanecer en relaciones monógamas a largo plazo con alguien que haya recibido pruebas de la enfermedad, y al usar preservativos cada vez que tengan relaciones sexuales, aconsejan los CDC.

Un experto en la salud sexual anotó que la sífilis no es la única ETS que está resurgiendo.

"El aumento en la sífilis congénita sigue a una tendencia general de aumento en las ETS que se reportan", dijo Fred Wyand, director de comunicaciones de la Asociación Americana de Salud Sexual (American Sexual Health Association).

El mes pasado, los CDC publicaron un informe que encontró aumentos en las tasas de sífilis, gonorrea y clamidia. Las tasas de sífilis aumentaron un 76 por ciento entre 2013 y 2017, dijo.

Parte del motivo del aumento es que la infraestructura de prevención de las ETS sigue erosionándose, apuntó Wyand. "Se pide constantemente a la salud pública que haga más educación, tratamiento y vigilancia, por mencionar algunas tareas críticas, pero con menos recursos, y estamos viendo las consecuencias predecibles de ello".

Los jóvenes están siendo afectados en particular, y conforman casi la mitad de todos los casos nuevos de ETS, así que es natural que esto afecte a las mujeres en edad fértil, explicó Wyand.

"Es esencial que las directrices de detección se sigan, y que las mujeres embarazadas reciban pruebas de la sífilis y otras ETS muy a principios del embarazo", enfatizó. "Debemos hacer un mejor trabajo al educar a los proveedores y a las pacientes sobre la necesidad de hacer pruebas de esas infecciones en la primera visita prenatal".

David Harvey, director ejecutivo de la Coalición Nacional de Directores de ETS (National Coalition of STD Directors), se hizo eco de esa urgencia.

"Ahora, los recién nacidos están pagando el precio de la creciente crisis de ETS de nuestro país. Que tengamos cualquier caso de sífilis entre los recién nacidos, por no hablar de una cantidad creciente, constituye un fracaso del sistema de atención de la salud", aseguró Harvey en una declaración. "También es un síntoma de la crisis más general de ETS en EE. UU., y señal de un sistema de salud pública con una urgente necesidad de respaldo".

"Cuando un bebé contrae sífilis, significa que el sistema le falló a la madre repetidamente, tanto antes de como durante el embarazo", añadió Harvey. "Si los programas de prevención de las ETS tuvieran algo cercano al apoyo que necesitan y las mujeres estuvieran recibiendo una atención preventiva y prenatal de calidad, ninguna nueva madre tendría jamás que afrontar este devastador diagnóstico".

Más información

Para más información sobre la sífilis, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Gail Bolan, M.D., director, Division of STD Prevention, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Fred Wyand, director, communications, American Sexual Health Association, Research Triangle Park, N.C.; Sept. 25, 2018, Sexually Transmitted Disease Surveillance Report
Consumer News in Spanish