VIERNES 8 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- La depresión posparto se ha dado a conocer mejor en años recientes porque madres famosas, como Brooke Shields, que han experimentado sus síntomas devastadores, han comenzado a compartir sus historias personales.

Sin embargo, las identidades de los nuevos papás que han sufrido en silencio todos estos años siguen ocultas.

Casi tantos hombres como mujeres sufren de este tipo de depresión, según investigadores que examinaron los datos de más de 5,000 familias que tenían ambos padres. En total, alrededor del 14 por ciento de las mamás y el 10 por ciento de los papás mostraron señales de depresión posparto moderada o grave, según el estudio, que se publicó por primera vez en la edición de agosto de 2006 de la revista Pediatrics.

"La creencia que se ha mantenido largo tiempo entre muchas personas, incluso médicos, es que la depresión posparto se debe a cambios hormonales en las mujeres que tienen lugar después del parto", afirmó el líder del estudio, James F. Paulson, profesor asistente de pediatría, investigación conductual y salud comunitaria del Centro de investigación pediátrica de la Escuela de medicina de Virginia Oriental en Norfolk. "Obviamente, los papás no serían susceptibles a los cambios de esta naturaleza y, probablemente debido a ello, no han sido objeto de estudio".

Janice Goodman, especialista en enfermería psiquiátrica clínica y profesora asistente del Instituto de profesiones de la salud MGH, afiliado del Hospital General de Massachusetts de Boston, concuerda en que los cambios hormonales no son la única explicación posible.

"Tanto en hombres como en mujeres, los inmensos cambios de vida que conllevan tener un bebé pueden contribuir a la depresión", señaló.

La depresión posparto puede comenzar en cualquier momento después del nacimiento y puede durar hasta un año, según Mental Health America, anteriormente conocida como la National Mental Health Association. Con frecuencia, los síntomas se parecen a los de cualquier depresión clínica, tales como tristeza, fatiga y desesperanza. Quien la padece puede experimentar cambios drásticos en el estado de ánimo y el apetito, preocupación excesiva por la salud del niño o pensamientos alarmantes de hacerle daño al bebé.

Si bien la investigación sugiere que los cambios hormonales podrían contribuir al inicio de la depresión posparto en las mujeres, no se ha identificado "ninguna causa hormonal definitiva", señaló Paulson. Entre otros factores que se sospecha que tienen que ver se encuentran antecedentes de depresión, fatiga, desacuerdos maritales, apoyo social y apoyo financiero.

"Los factores de esta naturaleza ciertamente pueden afectar a los papás y probablemente sea así en muchas familias", añadió.

Para el estudio, los padres completaron cuestionarios y fueron entrevistados para determinar si mostraban síntomas de depresión. Los investigadores también evaluaron las interacciones entre padres y bebés, como leer, contarles historias y cantar canciones, actividades que se consideran importantes para un desarrollo infantil positivo.

La depresión en uno de los padres se relaciona con una reducción en la interacción, anotó Paulson, y "los papás con mayores niveles de depresión interactuaban menos con sus hijos".

Goodman dijo que la investigación subraya una relación entre la depresión posparto (DPP) materna y paterna, "tanto que los hombres cuyas parejas están afectadas tienen un riesgo significativamente más alto de experimentar DPP".

Sin embargo, normalmente los psiquiatras no están pendientes de la depresión posparto paterna, reconoció, y los hombres, con frecuencia, tienen menos contacto con proveedores de atención de salud que las mujeres.

Independientemente de qué tan renuentes se muestren a buscar ayuda, es importante que los papás nuevos que experimenten síntomas de depresión consulten a su proveedor de atención primaria o a un especialista en salud mental para su evaluación y tratamiento, enfatizó Goodman.

"Una implicación importante para los profesionales clínicos es que si identifican a una mujer que tenga depresión durante el periodo posparto, deben preguntar qué tal le va al papá y evaluarlo a él también en cuanto a la depresión", añadió.

Más información

Para más información sobre la depresión posparto, visite Mental Health America.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ