See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las epidurales aplicadas tempranamente no incrementan el riesgo de cesárea

Estudio también halla parto más corto tras una inyección analgésica anticipada

MIÉRCOLES 16 de febrero (HealthDay News/HispaniCare) -- Una noticia que seguramente provoca un gran alivio para el dolor de mujeres embarazadas, según un estudio reciente, la aplicación temprana de la anestesia epidural durante el parto no incrementa las probabilidades de una cesárea.

El estudio publicado en la edición del 17 de febrero del New England Journal of Medicine, también exonera la aplicación temprana de anestesias epidurales como una causa de partos más prolongados al compararse con las administradas más tarde durante el parto.

Y no es de sorprender que el estudio también hallara que la anestesia epidural ofrece un alivio contra el dolor más completo que las medicaciones opioides.

"Si una mujer desea tener una epidural, no hay razón por la que no deba solicitarla y obtenerla cuando lo requiera", dijo la autora del estudio, la Dra. Cynthia Wong, profesora asociada de anestesiología de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste en Chicago.

Una epidural es una inyección de anestesia que se aplica al área que rodea la médula espinal en la parte inferior de la espalda. Tras la epidural, el abdomen, la pelvis y las áreas genitales se anestesian, dijeron los investigadores.

Tradicionalmente, se ha dicho a las mujeres en parto que esperen hasta que su cerviz se dilate de 4 a 5 centímetros antes de que puedan recibir una epidural. Esto se debe a que una investigación previa había mostrado una asociación entre las epidurales y las cesáreas.

Sin embargo, Wong y otros sospecharon que las epidurales no eran las responsables. Simplemente puede tratarse de que las mujeres que solicitaban un temprano alivio del dolor tenían otros factores de riesgo para un nacimiento con cesárea. Por ejemplo, dijo Wong, un bebé con una circunferencia de cabeza grande incrementa el riesgo para un nacimiento de cesárea y también puede causar más dolor que un bebé con una cabeza más pequeña, haciendo que la madre solicite un alivio más temprano para el dolor.

Para probar esta teoría, Wong y sus colegas condujeron un ensayo aleatorio que incluyó a 750 madres primerizas sanas. La mitad del grupo recibió una epidural al solicitarla por primera vez para aliviar el dolor, mientras que la otra mitad recibió un analgésico opioide, como un medicamento de tipo morfina.

Las mujeres del grupo opioide fueron evaluadas en su segunda solicitud por un alivio del dolor. Si tenían menos de 4 centímetros de dilatación, se les daba otra dosis de analgesia opioide. Si tenían una dilatación de más de 5 centímetros, se les administraba una epidural. Tras la tercera solicitud para aliviar el dolor, se les administraba una epidural independientemente del estatus de dilatación.

Los investigadores confirmaron lo que habían sospechado: las epidurales tempranas no incrementaron el índice de nacimientos por cesárea. De hecho, el grupo que recibió la epidural de forma temprana tuvo un índice de cesáreas del 18 por ciento, mientras que para el grupo opioide fue del 21 por ciento.

El tiempo promedio entre la administración de cualquier aliviante del dolor a la dilatación completa fue de 295 minutos para las mujeres del grupo epidural, en comparación con 385 minutos para el grupo opioide. La duración general del parto para el grupo con la epidural temprana también fue menor, 398 minutos contra 479 minutos para el grupo con opioide.

Los bebés nacidos de madres con el analgésico opioide fueron significativamente más propensos a tener un puntaje Apgar al minuto menor a siete (24 por ciento contra 16.7 por ciento para el grupo con la epidural temprana, de acuerdo con el estudio). Las pruebas de Apgar se realizan al minuto y cinco minutos después del nacimiento para determinar la condición general del recién nacido.

"Encontramos que el índice de cesáreas no difirió y que también las mujeres con las epidurales tempranas tuvieron un alivio del dolor mucho mejor, sus partos se redujeron en más de 80 minutos y sus bebés tuvieron puntajes Apgar mayores", dijo Wong.

El Dr. Gilbert Grant, un anestesiólogo obstétrico del Centro Médico de la Universidad de Nueva York dijo que "este artículo valida lo que hemos estado diciendo en anestesia obstétrica".

"No hay razón para esperar a que un grado arbitrario de la dilatación cervical ocurra antes de recibir el alivio del dolor epidural", Grant agregó. "El parto sin una epidural es doloroso. La medicina moderna permite disfrutar de un parto sin dolor. Obtener una epidural temprana es totalmente razonable y no se espera que cause cualquier efecto de delirio durante el curso y resultado del parto".

Grant indicó que las mujeres embarazadas deberían hablar del tema del alivio del dolor con su médico o partera mucho antes de que empiece el parto. Dijo que también es buena idea que las mujeres se pongan en contacto con el hospital y hablen con el anestesiólogo para asegurar que obtienen el alivio del dolor que desean.

Wong observó que su estudio no analizó si las epidurales versus la no administración de medicamentos para el alivio del dolor prolongaba el parto, y añadió que dicho estudio era casi imposible de hacerse de manera aleatoria.

Pero Grant agregó, que dado que las mujeres que recibieron epidurales tempranas tuvieron partos más cortos en este estudio, probablemente ese no sería el caso.

Más información

Consulte más información sobre las epidurales en la American Pregnancy Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Cynthia Wong, M.D., associate professor of anesthesiology, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; Gilbert Grant, M.D., obstetric anesthesiologist, New York University Medical Center, and author, Enjoy Your Labor: A New Approach to Pain Relief for Childbirth; Feb. 16, 2005, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined